/ miércoles 3 de noviembre de 2021

Hagan sus apuestas señores

Aguascalientes, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas, Oaxaca e Hidalgo tendrán elecciones el año venidero. El PAN y el PRI enfrentarán una prueba durísima de supervivencia política. El primero intentará conservar las Gubernaturas de los cuatro primeros estados y el antiguo partido oficial buscará retener las de Oaxaca e Hidalgo.

Tarea más que difícil y que tendrá repercusiones indiscutibles en la geografía política de un País extremadamente enfrentado y que además se encuentra en un punto de quiebre económico y para colmo en la antesala de un inusitado ejercicio democrático relacionado con la revocación de Mandato.

El 5 de junio de 2022 será una fecha que vendrá a significar el parteaguas del rumbo nacional y para entonces se habrá conocido la decisión del pueblo en el sentido de que López Obrador continúe o no en el cargo y quizá estemos en medio de una disputa ante tribunales sobre los resultados.

En el presente año estuvieron en juego 15 Gubernaturas de las cuales 11 se las adjudicó Morena, por lo que ante la ineficacia mostrada por las dirigencias de Marko Cortés y Alito Moreno, muy probablemente las elecciones de junio sean la última palada de la tumba de sus partidos.

Se calienta el escenario; con, sin o a pesar de la voluntad de López Obrador, Marcelo Ebrard de gira ante el G20 busca los reflectores internacionales; Ricardo Monreal como niño caprichudo asegura que estará en la boleta electoral como candidato a la presidencia también, con, sin o a pesar de MORENA.

El caballo negro, la favorita del Presidente, se placea; se luce; deja atrás la cara adusta llena de amargura, para sonreír en una foto que hará historia, rodeada de los gobernadores Morenistas de Veracruz, Colima, Tlaxcala y Baja California Sur. No se siente Presidenciable, se siente Presidenta. Se percibe el Delfín de Luis XIV.

Claudia Sheinbaum, la Jefa de Gobierno del antiguo D.F., dijo que "México está preparado desde hace mucho tiempo para tener una mujer al frente de la Presidencia de la República". Puede ser que sí, pero tendrá que demostrar mucho más de lo que ha exhibido la señora Sheinbaum si quiere ser Presidenta. Por lo pronto, y en lo que será su tarea más difícil y definitoria, deberá cortarse el cordón umbilical que la une con su Sensei, el inefable López Obrador.

Hagan sus apuestas señores. Se va y se corre. El futuro de México está en juego.

* Doctor en Derecho

Aguascalientes, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas, Oaxaca e Hidalgo tendrán elecciones el año venidero. El PAN y el PRI enfrentarán una prueba durísima de supervivencia política. El primero intentará conservar las Gubernaturas de los cuatro primeros estados y el antiguo partido oficial buscará retener las de Oaxaca e Hidalgo.

Tarea más que difícil y que tendrá repercusiones indiscutibles en la geografía política de un País extremadamente enfrentado y que además se encuentra en un punto de quiebre económico y para colmo en la antesala de un inusitado ejercicio democrático relacionado con la revocación de Mandato.

El 5 de junio de 2022 será una fecha que vendrá a significar el parteaguas del rumbo nacional y para entonces se habrá conocido la decisión del pueblo en el sentido de que López Obrador continúe o no en el cargo y quizá estemos en medio de una disputa ante tribunales sobre los resultados.

En el presente año estuvieron en juego 15 Gubernaturas de las cuales 11 se las adjudicó Morena, por lo que ante la ineficacia mostrada por las dirigencias de Marko Cortés y Alito Moreno, muy probablemente las elecciones de junio sean la última palada de la tumba de sus partidos.

Se calienta el escenario; con, sin o a pesar de la voluntad de López Obrador, Marcelo Ebrard de gira ante el G20 busca los reflectores internacionales; Ricardo Monreal como niño caprichudo asegura que estará en la boleta electoral como candidato a la presidencia también, con, sin o a pesar de MORENA.

El caballo negro, la favorita del Presidente, se placea; se luce; deja atrás la cara adusta llena de amargura, para sonreír en una foto que hará historia, rodeada de los gobernadores Morenistas de Veracruz, Colima, Tlaxcala y Baja California Sur. No se siente Presidenciable, se siente Presidenta. Se percibe el Delfín de Luis XIV.

Claudia Sheinbaum, la Jefa de Gobierno del antiguo D.F., dijo que "México está preparado desde hace mucho tiempo para tener una mujer al frente de la Presidencia de la República". Puede ser que sí, pero tendrá que demostrar mucho más de lo que ha exhibido la señora Sheinbaum si quiere ser Presidenta. Por lo pronto, y en lo que será su tarea más difícil y definitoria, deberá cortarse el cordón umbilical que la une con su Sensei, el inefable López Obrador.

Hagan sus apuestas señores. Se va y se corre. El futuro de México está en juego.

* Doctor en Derecho

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 06 de enero de 2022

Las remesas

Abel Campirano Marín

miércoles 22 de diciembre de 2021

Otro golpe a la ciudad

Abel Campirano Marín

jueves 02 de diciembre de 2021

Algo no anda bien

Abel Campirano Marín

domingo 28 de noviembre de 2021

Quod ita sit

Abel Campirano Marín

miércoles 17 de noviembre de 2021

Ventaneando

Abel Campirano Marín

miércoles 20 de octubre de 2021

Caterva de rufianes

Abel Campirano Marín

Cargar Más