Luis Octavio Cotero Bernal

  / domingo 14 de abril de 2019

¿Águila o gusano?

Sin ser osado precisamente, pero sí con la determinación respetuosa y permanente de señalar las deficiencias en la administración pública, no obstante lo iracundo que es o aparenta el Gobernador del estado, a quien ha sido difícil acceder para hacer de su conocimiento la realidad de su administración, donde me parece que la información que se le brinda por sus colaboradores no es veraz, generalmente, pues al margen de como pueda considerar mi opinión por haber estado y ya no estar en la administración, pero que precisamente haciendo alusión a lo que el general Zapata refería, es por ello que dejo la conformidad, el desaliento, la comodidad, ya que conjuntamente con los que en esta entidad vivimos, estamos padeciendo la ineficiencia -en casi todas las expresiones de nuestra vida- de la seguridad pública, la agravación de la impunidad, ante la falta de honradez y preparación de quienes están encargados de la administración de la justicia, a lo que se le suma la ineficacia científica que hoy la ley exige para la justificación de las imputación a los delincuentes, o mejor dicho, a quienes de casualidad se llega a aprehender, porque en mi caso familiar como en el resto de las familias, un sólo acto de investigación no se ha llevado a cabo, durante la administración anterior como en esta, lo que causa un dolor que pareciera por no querer volar, lo que nos resulta imposible y nos conduce a mantener una actitud, semejante a una oruga, expuesta a ser pisoteada y maltratada por cualquier mal funcionario, que hasta hoy no han mostrado la eficiencia, pues las carpetas de investigación solo se aperturan y se acumulan y poco o nada se actúan, en el esclarecimiento o investigación, es decir, en la mayoría de los casos, el ciudadano solo es mal atendido cuando denuncia un hecho delictuoso y jamás se continua con alguna etapa más dentro de las carpetas de investigación, las autoridades correspondientes aparentan hacer y no hacen, es decir, no concluyen la investigación y por tanto no agotan los procedimientos relativos, salvo en casos muy contados e intrascendentes.

De ahí que la mentada “contención” de que se habla, no es así, todos los delitos siguen creciendo, lo que si decrece, es la denuncia, porque la victima ya no quiere ser victimado de nuevo en la desatención o maltrato de las instituciones, es urgente se dé tiempo de confirmar lo que es informado en este tema de la seguridad y la contención al crimen, señor Gobernador.

Existen otros rubros importantes también, que ni tan siquiera se tocan, como es el del Registro Público de la Propiedad, donde se inscriben a diestra y siniestra escrituras y documentos falsos sin la legitimación debida, causándose severos daños patrimoniales a un gran número de ciudadanos, donde los notarios públicos, -no sé si por su sumisión al ex presidente inmediato del Colegio de Notarios-, no han hecho las denuncias pertinentes, mucho menos de manera pública, que ya es escandaloso el saber cómo hay grupos de pillos, que confabulados con notarios locales o de otros estados fabrican escrituras ilegales para luego invadir las fincas que por alguna razón están desocupadas, que luego resulta imposible, a su legítimo propietario, recuperar la posesión de sus bienes, que con muchos sacrificios obtienen.

Del Poder Judicial, desafortunadamente nada positivo hay que abonar, como en otras ocasiones lo hemos señalado, la corrupción es evidente e inminente, no tan solo por recibir dinero, por hacer o no hacer, sino ahora algo muy grave, hasta por no saber, porque ha llegado a jueces y magistrados, gentes sin el perfil que es indispensable reúnan quienes desempeñan esos cargos; es de esperarse que la actual legislatura que tendrá en sus manos varios de los magistrados, se dejen de cuestiones partidistas y nombren a hombres o mujeres con perfil y conocimientos suficientes para cambiar el desempeño de esa institución y su imagen, lo que es también urgente, se revise el tan lesivo desempeño de los integrantes del Consejo de la Judicatura, del que hicieron un botín repartiéndose las plazas y adscripciones de los jueces a quienes se les exigen cuotas y la última atrocidad, en perjuicio de todos, al haber quitado la jurisdicción penal a los jueces mixtos de primera instancia, lo que solo se le ocurre a quien no tiene tan siquiera medio dedo de inteligencia, para hacer semejante propuesta y lo peor haberlo aprobado la mayoría.

Espero no ofender a nadie, pero que si se atienda esta situación tan grave que nos está llevando a un estado de desesperación en todos los ámbitos de la sociedad.


* Profesor Investigador de la División de Estudios Jurídicos de la UdeG.

locb15@hotmail.com

Sin ser osado precisamente, pero sí con la determinación respetuosa y permanente de señalar las deficiencias en la administración pública, no obstante lo iracundo que es o aparenta el Gobernador del estado, a quien ha sido difícil acceder para hacer de su conocimiento la realidad de su administración, donde me parece que la información que se le brinda por sus colaboradores no es veraz, generalmente, pues al margen de como pueda considerar mi opinión por haber estado y ya no estar en la administración, pero que precisamente haciendo alusión a lo que el general Zapata refería, es por ello que dejo la conformidad, el desaliento, la comodidad, ya que conjuntamente con los que en esta entidad vivimos, estamos padeciendo la ineficiencia -en casi todas las expresiones de nuestra vida- de la seguridad pública, la agravación de la impunidad, ante la falta de honradez y preparación de quienes están encargados de la administración de la justicia, a lo que se le suma la ineficacia científica que hoy la ley exige para la justificación de las imputación a los delincuentes, o mejor dicho, a quienes de casualidad se llega a aprehender, porque en mi caso familiar como en el resto de las familias, un sólo acto de investigación no se ha llevado a cabo, durante la administración anterior como en esta, lo que causa un dolor que pareciera por no querer volar, lo que nos resulta imposible y nos conduce a mantener una actitud, semejante a una oruga, expuesta a ser pisoteada y maltratada por cualquier mal funcionario, que hasta hoy no han mostrado la eficiencia, pues las carpetas de investigación solo se aperturan y se acumulan y poco o nada se actúan, en el esclarecimiento o investigación, es decir, en la mayoría de los casos, el ciudadano solo es mal atendido cuando denuncia un hecho delictuoso y jamás se continua con alguna etapa más dentro de las carpetas de investigación, las autoridades correspondientes aparentan hacer y no hacen, es decir, no concluyen la investigación y por tanto no agotan los procedimientos relativos, salvo en casos muy contados e intrascendentes.

De ahí que la mentada “contención” de que se habla, no es así, todos los delitos siguen creciendo, lo que si decrece, es la denuncia, porque la victima ya no quiere ser victimado de nuevo en la desatención o maltrato de las instituciones, es urgente se dé tiempo de confirmar lo que es informado en este tema de la seguridad y la contención al crimen, señor Gobernador.

Existen otros rubros importantes también, que ni tan siquiera se tocan, como es el del Registro Público de la Propiedad, donde se inscriben a diestra y siniestra escrituras y documentos falsos sin la legitimación debida, causándose severos daños patrimoniales a un gran número de ciudadanos, donde los notarios públicos, -no sé si por su sumisión al ex presidente inmediato del Colegio de Notarios-, no han hecho las denuncias pertinentes, mucho menos de manera pública, que ya es escandaloso el saber cómo hay grupos de pillos, que confabulados con notarios locales o de otros estados fabrican escrituras ilegales para luego invadir las fincas que por alguna razón están desocupadas, que luego resulta imposible, a su legítimo propietario, recuperar la posesión de sus bienes, que con muchos sacrificios obtienen.

Del Poder Judicial, desafortunadamente nada positivo hay que abonar, como en otras ocasiones lo hemos señalado, la corrupción es evidente e inminente, no tan solo por recibir dinero, por hacer o no hacer, sino ahora algo muy grave, hasta por no saber, porque ha llegado a jueces y magistrados, gentes sin el perfil que es indispensable reúnan quienes desempeñan esos cargos; es de esperarse que la actual legislatura que tendrá en sus manos varios de los magistrados, se dejen de cuestiones partidistas y nombren a hombres o mujeres con perfil y conocimientos suficientes para cambiar el desempeño de esa institución y su imagen, lo que es también urgente, se revise el tan lesivo desempeño de los integrantes del Consejo de la Judicatura, del que hicieron un botín repartiéndose las plazas y adscripciones de los jueces a quienes se les exigen cuotas y la última atrocidad, en perjuicio de todos, al haber quitado la jurisdicción penal a los jueces mixtos de primera instancia, lo que solo se le ocurre a quien no tiene tan siquiera medio dedo de inteligencia, para hacer semejante propuesta y lo peor haberlo aprobado la mayoría.

Espero no ofender a nadie, pero que si se atienda esta situación tan grave que nos está llevando a un estado de desesperación en todos los ámbitos de la sociedad.


* Profesor Investigador de la División de Estudios Jurídicos de la UdeG.

locb15@hotmail.com

domingo 07 de julio de 2019

¿Y a usted qué le importa?

domingo 30 de junio de 2019

La traición social

lunes 24 de junio de 2019

¿Con qué responde?

domingo 16 de junio de 2019

Reforma inútil

domingo 09 de junio de 2019

Son de fiar

martes 04 de junio de 2019

Me parece puntual

lunes 27 de mayo de 2019

Otro parche

domingo 19 de mayo de 2019

Con poquita conciencia

domingo 12 de mayo de 2019

Sólo la verdad salva

Cargar Más