/ miércoles 24 de abril de 2024

Los Hechos | Junio 2: en Juego el Futuro de México

Para muchos mexicanos, observar el desarrollo de las campañas electorales es como asistir a un encuentro deportivo o una representación teatral. Como ver los toros desde la barrera.

Sin embargo, no todo es parsimonia en la situación que vive el país, pues así como hay ciudadanos pasivos, también hay ciudadanos activos. Y esto se comprende, porque este 2 de Junio próximo, estará en juego el futuro de México. Y para decirlo con mayor precisión: el futuro de los mexicanos.

Cabe señalar que en esta lucha, la parte difícil la llevan las pobres, ya que si triunfa un grupo de derecha, ellos seguirían en el atraso y en el olvido. Aunque si salen avante los de centro-izquierda, los ricos no tienen nada que perder, ya que se mantendrían en niveles de bienestar. Y los pobres tendrían un poco de alivio en su situación.

Y aunque a muchos no les importe gran cosa, la contienda que estamos viviendo es real, puesto que el partido en el poder, que es Morena, está haciendo el mayor esfuerzo para continuar en el Gobierno por 6 años más. Sin embargo, la oposición está echando toda la carne al asador para poner a Morena fuera de combate y de esta manera terminar con todo lo que huela a Cuarta Transformación. En términos politiqueros se diría que hay una pugna entre la derecha y la izquierda.

Estiman los observadores que la derecha se ha mostrado radical, mientras que la izquierda tiende a la moderación; es decir, sin alinearse completamente a los dictados del socialismo original. En algunas ocasiones, hasta se le denominan como centro izquierda.

Y hasta ahora, puede reconocerse que la candidata de Morena a la presidencia se ve firme. Mientras que a Xóchitl, candidata de la oposición del PRI, el PAN y el PRD, “la hacen ver” fuerte.

La gente de Morena avanza. Pero los de la oposición son capaces de muchas cosas. El apoyo del INE y de la SCJN a los opositores, cuenta bastante.

Desde la Corte, Norma Piña ha dado palo a no pocas iniciativas de AMLO. Inclusive en la ley de reforma a pensiones, derechistas han anunciado que recurrirán a la Corte para que invalide dicha legislación.

El INE ha sido acusado de parcialidad en favor de la oposición y hablan de que podría dar otras sorpresas en el futuro próximo.

La confrontación –como decíamos antes- parece que va en serio. A Sheinbaum se le ataca por verla como representante del modo de gobernar de Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, hay quienes opinan que el problema podría tener un desenlace esperanzador con el eventual triunfo de Claudia, quien a fin de cuentas, podría encabezar un gobierno tendiente a la moderación, de tal forma que las derechas pudieran conformarse y ponerse en retirada.

O sea que pese a todo, Claudia podría representar una fórmula de conciliación; por su estilo, que sería moderado, tal como algunos calculan. Y ven la posibilidad de que el país regrese a la paz social durante los 6 años siguientes.

Para muchos mexicanos, observar el desarrollo de las campañas electorales es como asistir a un encuentro deportivo o una representación teatral. Como ver los toros desde la barrera.

Sin embargo, no todo es parsimonia en la situación que vive el país, pues así como hay ciudadanos pasivos, también hay ciudadanos activos. Y esto se comprende, porque este 2 de Junio próximo, estará en juego el futuro de México. Y para decirlo con mayor precisión: el futuro de los mexicanos.

Cabe señalar que en esta lucha, la parte difícil la llevan las pobres, ya que si triunfa un grupo de derecha, ellos seguirían en el atraso y en el olvido. Aunque si salen avante los de centro-izquierda, los ricos no tienen nada que perder, ya que se mantendrían en niveles de bienestar. Y los pobres tendrían un poco de alivio en su situación.

Y aunque a muchos no les importe gran cosa, la contienda que estamos viviendo es real, puesto que el partido en el poder, que es Morena, está haciendo el mayor esfuerzo para continuar en el Gobierno por 6 años más. Sin embargo, la oposición está echando toda la carne al asador para poner a Morena fuera de combate y de esta manera terminar con todo lo que huela a Cuarta Transformación. En términos politiqueros se diría que hay una pugna entre la derecha y la izquierda.

Estiman los observadores que la derecha se ha mostrado radical, mientras que la izquierda tiende a la moderación; es decir, sin alinearse completamente a los dictados del socialismo original. En algunas ocasiones, hasta se le denominan como centro izquierda.

Y hasta ahora, puede reconocerse que la candidata de Morena a la presidencia se ve firme. Mientras que a Xóchitl, candidata de la oposición del PRI, el PAN y el PRD, “la hacen ver” fuerte.

La gente de Morena avanza. Pero los de la oposición son capaces de muchas cosas. El apoyo del INE y de la SCJN a los opositores, cuenta bastante.

Desde la Corte, Norma Piña ha dado palo a no pocas iniciativas de AMLO. Inclusive en la ley de reforma a pensiones, derechistas han anunciado que recurrirán a la Corte para que invalide dicha legislación.

El INE ha sido acusado de parcialidad en favor de la oposición y hablan de que podría dar otras sorpresas en el futuro próximo.

La confrontación –como decíamos antes- parece que va en serio. A Sheinbaum se le ataca por verla como representante del modo de gobernar de Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, hay quienes opinan que el problema podría tener un desenlace esperanzador con el eventual triunfo de Claudia, quien a fin de cuentas, podría encabezar un gobierno tendiente a la moderación, de tal forma que las derechas pudieran conformarse y ponerse en retirada.

O sea que pese a todo, Claudia podría representar una fórmula de conciliación; por su estilo, que sería moderado, tal como algunos calculan. Y ven la posibilidad de que el país regrese a la paz social durante los 6 años siguientes.