Antonio De Jesús Mendoza Mejía

  / martes 27 de agosto de 2019

Excesos en el Poder Legislativo del Estado de Jalisco

En la actual legislatura del Estado de Jalisco, los excesos de poder del diputado Salvador Caro se dan a diario con ocurrencias que molestan a las demás fuerzas políticas del Congreso del Estado, está última fue la de tratar de hacer comparecer al magistrado Carlos Tello por su viaje de vacaciones a Grecia, tal es el exceso que Salvador Caro no puede entrometerse a la vida íntima de los ciudadanos y funcionarios públicos, no puede ni debe de pedir cuentas del derecho que tienen los funcionarios públicos de su derecho a la intimidad, ya que este es un derecho personalísimo donde cada persona sin afectar los derechos a terceros puede hacer de su derecho al ocio lo que mejor quiera hacer, el derecho al descanso es fundamental y de protección a la Ley de Servidores Públicos del Estado de Jalisco, por lo que en el periodo de vacaciones cada persona elige la forma de vacacionar siempre que los gastos de vacaciones no perjudiquen el erario público y que de manera individual gasten lo que tengan que gastar de su bolsa y cartera.

En los procesos legislativos el diputado Salvador Caro debe de comprender que actualmente no es el comisario de la policía de Guadalajara, ni mucho menos es el policía vestido de azul con la más alta categoría para ordenar e imponer su voluntad a los más de dos mil policías de la capital de Jalisco, asimismo un Congreso como el del Estado de Jalisco que se ha distinguido por su historia parlamentaria en establecer de manera cotidiana una sana convivencia con los representantes del pueblo y trabajadores de este Poder Legislativo.

El Partido de Movimiento Ciudadano en Jalisco necesita más de las fuerzas políticas opositoras que de su propio partido, hasta el momento tiene una mayoría relativa, más no una mayoría absoluta, la que se necesita como mayoría absoluta para realizar reformas constitucionales que vayan en armonía a los compromisos de la campaña política que prometieron ante la contienda electoral.

La refundación de Jalisco no puede ser una realidad política y constitucional, si por ocurrencias y caprichos se quiere imponer la orden del Coordinador de Movimiento Ciudadano en el Congreso del Estado de Jalisco, nada va a prosperar, así intervenga Don Enrique Ibarra Pedroza quién tiene la experiencia política y parlamentaria y de él depende la paz y la tranquilidad del Estado, la cual debe de comenzar en el Poder Legislativo, el mismo está representado por los demás partidos políticos en el Estado.

La fórmula de los franceses dentro de su derecho parlamentario y que trasmitieron al gobierno de Ernesto Zedillo cuando la oposición fue la primera minoría en la Cámara de Diputados Federal es la cohabitación política, ya que es la única fórmula política para sumar y no restar a la representación opositora que sumando al Partido de la Revolución Institucional y a los Morenas frenaron el capricho de Salvador Caro para no meterse en la vida íntima del magistrado del Poder Judicial del Estado de Jalisco, Carlos Tello, para que explicara por qué decidió vacacionar a Grecia.



Profesor de Derecho de la Universidad de Guadalajara y Miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Capítulo Jalisco.



antonio_dejesus@hotmail.com

twitter: @mendozaAntoio

En la actual legislatura del Estado de Jalisco, los excesos de poder del diputado Salvador Caro se dan a diario con ocurrencias que molestan a las demás fuerzas políticas del Congreso del Estado, está última fue la de tratar de hacer comparecer al magistrado Carlos Tello por su viaje de vacaciones a Grecia, tal es el exceso que Salvador Caro no puede entrometerse a la vida íntima de los ciudadanos y funcionarios públicos, no puede ni debe de pedir cuentas del derecho que tienen los funcionarios públicos de su derecho a la intimidad, ya que este es un derecho personalísimo donde cada persona sin afectar los derechos a terceros puede hacer de su derecho al ocio lo que mejor quiera hacer, el derecho al descanso es fundamental y de protección a la Ley de Servidores Públicos del Estado de Jalisco, por lo que en el periodo de vacaciones cada persona elige la forma de vacacionar siempre que los gastos de vacaciones no perjudiquen el erario público y que de manera individual gasten lo que tengan que gastar de su bolsa y cartera.

En los procesos legislativos el diputado Salvador Caro debe de comprender que actualmente no es el comisario de la policía de Guadalajara, ni mucho menos es el policía vestido de azul con la más alta categoría para ordenar e imponer su voluntad a los más de dos mil policías de la capital de Jalisco, asimismo un Congreso como el del Estado de Jalisco que se ha distinguido por su historia parlamentaria en establecer de manera cotidiana una sana convivencia con los representantes del pueblo y trabajadores de este Poder Legislativo.

El Partido de Movimiento Ciudadano en Jalisco necesita más de las fuerzas políticas opositoras que de su propio partido, hasta el momento tiene una mayoría relativa, más no una mayoría absoluta, la que se necesita como mayoría absoluta para realizar reformas constitucionales que vayan en armonía a los compromisos de la campaña política que prometieron ante la contienda electoral.

La refundación de Jalisco no puede ser una realidad política y constitucional, si por ocurrencias y caprichos se quiere imponer la orden del Coordinador de Movimiento Ciudadano en el Congreso del Estado de Jalisco, nada va a prosperar, así intervenga Don Enrique Ibarra Pedroza quién tiene la experiencia política y parlamentaria y de él depende la paz y la tranquilidad del Estado, la cual debe de comenzar en el Poder Legislativo, el mismo está representado por los demás partidos políticos en el Estado.

La fórmula de los franceses dentro de su derecho parlamentario y que trasmitieron al gobierno de Ernesto Zedillo cuando la oposición fue la primera minoría en la Cámara de Diputados Federal es la cohabitación política, ya que es la única fórmula política para sumar y no restar a la representación opositora que sumando al Partido de la Revolución Institucional y a los Morenas frenaron el capricho de Salvador Caro para no meterse en la vida íntima del magistrado del Poder Judicial del Estado de Jalisco, Carlos Tello, para que explicara por qué decidió vacacionar a Grecia.



Profesor de Derecho de la Universidad de Guadalajara y Miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Capítulo Jalisco.



antonio_dejesus@hotmail.com

twitter: @mendozaAntoio

miércoles 11 de diciembre de 2019

Del derecho del trabajo al T-MEC

martes 03 de diciembre de 2019

Del outsourcing a la tercerización

martes 26 de noviembre de 2019

Educar con filosofía

martes 19 de noviembre de 2019

El poder marea

martes 12 de noviembre de 2019

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar

martes 05 de noviembre de 2019

Entorno: Golpe de Estado en México 

martes 29 de octubre de 2019

Las drogas fuera de control

martes 01 de octubre de 2019

No me molestes mosquito

jueves 12 de septiembre de 2019

Constitución en Jalisco

Cargar Más