/ lunes 1 de agosto de 2022

Si la justicia no llega, nosotras la haremos llegar

Luz Raquel fue quemada viva, en un espacio público a unas cuadras de su casa, después de una serie de denuncias y solicitud de un pulso de vida el que podría salvaguardar su vida las instituciones que se supone son quienes nos cuidan hicieron caso omiso a los llamados de auxilio y lamentablemente Luz Raquel fue víctima de feminicidio, ella era una madre, cuidadora y activista social, que al igual que muchas de nosotras alzaba la voz por todas las víctimas del Estado opresor en el que vivimos y de la violencia aún normalizada por nuestra sociedad.

El pasado 26 de Junio el Fiscal del Estado de Jalisco Luis Joaquín Méndez presentó ante medios de comunicación una serie de videos, pruebas y testimonios en donde culpabilizan a Luz Raquel de ocasionar su propia muerte, con sus declaraciones la criminalizó y la revictimizó dejándonos claro que la justicia no esta de lado de las víctimas, si no de los victimarios y de las autoridades omisas.

La Fiscalía del Estado junto con una gran estrategia de comunicación están tratando de ocultar un feminicidio, el feminicidio de Luz Raquel, y así el de muchas más, las que no son nombras, las que sus casos no se viralizan, ni mediatizan y que en la sombra sus familias tienen que vivir luchando contra esta justicia patriarcal que no les brinda las respuestas que necesitan para resolver sus casos.

El intento de las autoridades de desacreditar a Luz Raquel tal como lo hicieron con Debanhi o Giovanni es desalentador y nos llena de profunda rabia e indignación, como mujeres no podemos permitir que Estado continúe desliándose de sus responsabilidades, juntas debemos exigir que las investigaciones se apeguen a la ley, que terminen con la revictimización de nuestra compañera Luz, y que quienes cometieron este atroz crimen paguen, ya basta de querer tapar el sol con un dedo.

Esta columna se la dedico a todas mis compañeras activistas, a todas las mujeres cuidadoras y a todas las mujeres, niñas, jóvenes y adultas mayores, a las familias victimas de feminicidio y a todas las personas que continúan esperando justicia, pero en especial a Luz Raquel Padilla Gutiérrez, como sociedad nos toca vigilar y presionar, la insensibilidad de este gobierno nos deja claro una cosa, la vida de las mujeres en Jalisco no les interesa. ¿En dónde queda la justicia para las víctimas? Si la justicia no llega para Luz Raquel y su familia, nosotras la haremos llegar.


Mis redes sociales

Facebook: Liliana Olea Frías

Twitter: @lilioleafrias

Instagram: @lilianaoleafrias

Luz Raquel fue quemada viva, en un espacio público a unas cuadras de su casa, después de una serie de denuncias y solicitud de un pulso de vida el que podría salvaguardar su vida las instituciones que se supone son quienes nos cuidan hicieron caso omiso a los llamados de auxilio y lamentablemente Luz Raquel fue víctima de feminicidio, ella era una madre, cuidadora y activista social, que al igual que muchas de nosotras alzaba la voz por todas las víctimas del Estado opresor en el que vivimos y de la violencia aún normalizada por nuestra sociedad.

El pasado 26 de Junio el Fiscal del Estado de Jalisco Luis Joaquín Méndez presentó ante medios de comunicación una serie de videos, pruebas y testimonios en donde culpabilizan a Luz Raquel de ocasionar su propia muerte, con sus declaraciones la criminalizó y la revictimizó dejándonos claro que la justicia no esta de lado de las víctimas, si no de los victimarios y de las autoridades omisas.

La Fiscalía del Estado junto con una gran estrategia de comunicación están tratando de ocultar un feminicidio, el feminicidio de Luz Raquel, y así el de muchas más, las que no son nombras, las que sus casos no se viralizan, ni mediatizan y que en la sombra sus familias tienen que vivir luchando contra esta justicia patriarcal que no les brinda las respuestas que necesitan para resolver sus casos.

El intento de las autoridades de desacreditar a Luz Raquel tal como lo hicieron con Debanhi o Giovanni es desalentador y nos llena de profunda rabia e indignación, como mujeres no podemos permitir que Estado continúe desliándose de sus responsabilidades, juntas debemos exigir que las investigaciones se apeguen a la ley, que terminen con la revictimización de nuestra compañera Luz, y que quienes cometieron este atroz crimen paguen, ya basta de querer tapar el sol con un dedo.

Esta columna se la dedico a todas mis compañeras activistas, a todas las mujeres cuidadoras y a todas las mujeres, niñas, jóvenes y adultas mayores, a las familias victimas de feminicidio y a todas las personas que continúan esperando justicia, pero en especial a Luz Raquel Padilla Gutiérrez, como sociedad nos toca vigilar y presionar, la insensibilidad de este gobierno nos deja claro una cosa, la vida de las mujeres en Jalisco no les interesa. ¿En dónde queda la justicia para las víctimas? Si la justicia no llega para Luz Raquel y su familia, nosotras la haremos llegar.


Mis redes sociales

Facebook: Liliana Olea Frías

Twitter: @lilioleafrias

Instagram: @lilianaoleafrias