/ lunes 27 de julio de 2020

Violencia imparable

20 jóvenes aficionados a los deportes extremos, tocaron fondo en Jalisco. Realizaban un viaje de aventura en vehículos todoterreno por la Sierra Occidental de Jalisco, cuando fueron privados de su libertad por un grupo armado.

En cuanto a la violencia, estamos siendo testigos de cómo ésta se ha venido reestructurando en nuestra entidad. Hallazgos de cadáveres ocasionales han quedado en el pasado… Lo que está sucediendo en nuestro estado es algo macabro, y terrible. Quienes practican la violencia en Jalisco se han industrializado, las herramientas que utilizan son a nivel de industria, han dejando atrás palas, picos y azadones (sustituidos por trascabos que pueden hacer pozos gigantes en un par de horas. Han quedado atrás los machetes y cuchillos para desmembrar cuerpos e intentar de borrar evidencias (las han sustituido las sierras eléctricas o de combustible) con la finalidad de descuartizar y desmembrar a sus víctimas de manera industrial. Hacer fosas clandestinas en parajes solitarios alejados de la civilización es cosa del pasado (ahora además de fosas clandestinas, se encuentran fosas acuáticas, panteones clandestinos, pozos gigantescos o al pie de la carretera ya de plano…

Cientos de historias se han multiplicado en nuestra entidad en los últimos años que dejan a niños huérfanos y viudas… Más allá de hallazgos de bolsas de color negro que contienen “restos humanos”, intentemos dimensionar el tamaño del problema y las tragedias que se viven en miles de hogares en nuestra entidad en relación a la inseguridad, violencia e impunidad. El fenómeno de la violencia que sucede día a día en nuestra entidad, me ha llevado a investigar en qué otro país del mundo sucede algo similar o aproximado, como para tenerlo como punto de comparación y hacer los respectivos contrastes. lamentablemente, hasta el momento no he encontrado otro país en el Orbe que esté viviendo una tragedia de estas dimensiones.

Cuando se nos dice que encontraron en una fosa a 100 personas, (con la finalidad de entender la dimensión de la tragedia que vivimos en Jalisco), es hablar de 10 toneladas de personas sin vida: de carne, huesos, uñas y dientes… todos ellos con una historia. Mala, buena, no lo sabemos, nunca nos informan quienes eran las víctimas, en algunos casos la autoridad generaliza y revictimiza diciendo que eran delincuentes…

Es lamentable escuchar testimonios desgarradores de madres que piden a las autoridades les entreguen “cuando menos” las partes que faltan de sus hijos…

Las fosas clandestinas siguen apareciendo a lo largo y ancho de nuestra entidad. Si nos pudiéramos comparar con otro país con un fenómeno desbordado en cuanto a violencia e inseguridad se refiere, lo mas aproximado sería Colombia en los tiempos de Pablo Escobar. Autoridades ineptas y corruptas han convertido a Jalisco en una gran Necrópolis, que bien podría publicitarse como “atractivo” turístico los tour de casas multipropósitos, en donde retienen personas, las torturan, desmembran y entierran. Pues ya tenemos decenas de casas que bien podrían ser los museos de la vergüenza en Jalisco.

Según el Secretariado Ejecutivo, Jalisco es la entidad con la mayor cantidad de personas desaparecidas y de cuerpos encontrados en fosas en el actual sexenio. Al menos el 10% de las víctimas de homicidio es enterrada de forma clandestina.

En zona metropolitana el primer lugar con más personas desaparecidas es Tlajomulco, con 124 casos, Zapopan ocupa el segundo lugar con 87, y el tercer sitio es para Guadalajara, con 73 personas desaparecidas.

20 jóvenes aficionados a los deportes extremos, tocaron fondo en Jalisco. Realizaban un viaje de aventura en vehículos todoterreno por la Sierra Occidental de Jalisco, cuando fueron privados de su libertad por un grupo armado.

En cuanto a la violencia, estamos siendo testigos de cómo ésta se ha venido reestructurando en nuestra entidad. Hallazgos de cadáveres ocasionales han quedado en el pasado… Lo que está sucediendo en nuestro estado es algo macabro, y terrible. Quienes practican la violencia en Jalisco se han industrializado, las herramientas que utilizan son a nivel de industria, han dejando atrás palas, picos y azadones (sustituidos por trascabos que pueden hacer pozos gigantes en un par de horas. Han quedado atrás los machetes y cuchillos para desmembrar cuerpos e intentar de borrar evidencias (las han sustituido las sierras eléctricas o de combustible) con la finalidad de descuartizar y desmembrar a sus víctimas de manera industrial. Hacer fosas clandestinas en parajes solitarios alejados de la civilización es cosa del pasado (ahora además de fosas clandestinas, se encuentran fosas acuáticas, panteones clandestinos, pozos gigantescos o al pie de la carretera ya de plano…

Cientos de historias se han multiplicado en nuestra entidad en los últimos años que dejan a niños huérfanos y viudas… Más allá de hallazgos de bolsas de color negro que contienen “restos humanos”, intentemos dimensionar el tamaño del problema y las tragedias que se viven en miles de hogares en nuestra entidad en relación a la inseguridad, violencia e impunidad. El fenómeno de la violencia que sucede día a día en nuestra entidad, me ha llevado a investigar en qué otro país del mundo sucede algo similar o aproximado, como para tenerlo como punto de comparación y hacer los respectivos contrastes. lamentablemente, hasta el momento no he encontrado otro país en el Orbe que esté viviendo una tragedia de estas dimensiones.

Cuando se nos dice que encontraron en una fosa a 100 personas, (con la finalidad de entender la dimensión de la tragedia que vivimos en Jalisco), es hablar de 10 toneladas de personas sin vida: de carne, huesos, uñas y dientes… todos ellos con una historia. Mala, buena, no lo sabemos, nunca nos informan quienes eran las víctimas, en algunos casos la autoridad generaliza y revictimiza diciendo que eran delincuentes…

Es lamentable escuchar testimonios desgarradores de madres que piden a las autoridades les entreguen “cuando menos” las partes que faltan de sus hijos…

Las fosas clandestinas siguen apareciendo a lo largo y ancho de nuestra entidad. Si nos pudiéramos comparar con otro país con un fenómeno desbordado en cuanto a violencia e inseguridad se refiere, lo mas aproximado sería Colombia en los tiempos de Pablo Escobar. Autoridades ineptas y corruptas han convertido a Jalisco en una gran Necrópolis, que bien podría publicitarse como “atractivo” turístico los tour de casas multipropósitos, en donde retienen personas, las torturan, desmembran y entierran. Pues ya tenemos decenas de casas que bien podrían ser los museos de la vergüenza en Jalisco.

Según el Secretariado Ejecutivo, Jalisco es la entidad con la mayor cantidad de personas desaparecidas y de cuerpos encontrados en fosas en el actual sexenio. Al menos el 10% de las víctimas de homicidio es enterrada de forma clandestina.

En zona metropolitana el primer lugar con más personas desaparecidas es Tlajomulco, con 124 casos, Zapopan ocupa el segundo lugar con 87, y el tercer sitio es para Guadalajara, con 73 personas desaparecidas.

miércoles 05 de agosto de 2020

Primer estudiante de la UdeG en fosa

lunes 27 de julio de 2020

Violencia imparable

domingo 19 de julio de 2020

Del uso de la fuerza

domingo 12 de julio de 2020

Reingeniería de la violencia

domingo 05 de julio de 2020

La violencia azteca y Jalisco

lunes 29 de junio de 2020

Los Cuatro Jinetes

domingo 21 de junio de 2020

De la gran necrópolis de Jalisco

domingo 14 de junio de 2020

Presos políticos en Jalisco

domingo 07 de junio de 2020

El caos en Jalisco

domingo 17 de mayo de 2020

Fuerzas armadas por decreto

Cargar Más