/ domingo 14 de junio de 2020

Presos políticos en Jalisco

De mal en peor... Sin escrúpulos lo que importa es sostenerse en el poder. Aún a costa de meter a la cárcel a gente inocente, para calmar los ánimos de una sociedad enardecida por tantas injusticias e impunidad en Jalisco… Esta administración no solo se ha manchado las manos de sangre (Giovanni), también tiene ya sus preso políticos.

Perea recientemente había sido condecorado por su impecable labor de 15 años de servicio.

Otra víctima fue el policía investigador de apellido Mireles. A escasos días de obtener su jubilación. Ambos detenidos por los operativos que se salieron de control en las manifestaciones de jóvenes por el asesinato de Giovanni López. De Quienes se dijo en su momento que no eran jaliscienses.

Habrá que preguntarnos, ¿qué interés tenía Perea con la detención arbitraria de los jóvenes estudiantes? ¿cuál era su ganancia o partida? o lo más probable es que tan solo obedeció órdenes de sus superiores…

El comandante Perea será ubicado en el espacio llamado metropolitano, en el que estará aislado, sin posibilidad de tener contacto prácticamente con nadie. Lo anterior con la finalidad de que no delate a los verdaderos culpables de graves delitos como lo es la desaparición forzada. Si se llega a sentenciar por este delito la pena es sumamente alta. Ya que este delito, en el contexto que se cometió de la manifestación, lleva consigo un concurso de los mismos que atacan una diversidad de derechos constitucionales, así como derechos protegidos por la ONU y diversos organismos internacionales como son los siguientes: se impide al desaparecido los derechos a la manifestación de sus ideas, a la libertad de expresión, el derecho de asociación, su libertad de transito… por mencionar algunas. Además de las agravantes de: lesiones, amenazas y tortura, entre otras.

De aquí en adelante, cualquiera puede estar en los zapatos del comandante, a cuidarse todos.

En mi opinión el comandante Perea es un preso político de esta administración. Mireles, otro de los chivos expiatorios, se encontraba a unos cuantos meses de jubilarse.

Caben otras preguntas: ¿Dónde están los autores materiales? ¿Dónde están los autores intelectuales?

El Hombre de la Máscara de Hierro, hizo la primera referencia a su existencia, el filosofo Voltaire a través de su obra: el siglo de Luis XIV. Quien cuenta la leyenda que fue encarcelado siendo inocente, su delito: “podía hablar y hundir a quienes ostentaban el poder en su pueblo”. Por ello, fue condenado a portar de por vida una máscara de hierro, fue incomunicado por órdenes de su gobierno para evitar que hablara y se supiera la verdad de los usurpadores…

Otro de los grandes escritores que escribió esta historia fue: Alejandro Dumas, quien describe en su obra que su encarcelamiento siempre fue considerado un “secreto de estado”. La historia fue en los años 1,700 del siglo pasado.

Ojalá y se haga justicia. Pero de verdad, y no se siga enlodando aún más la justicia en Jalisco. Lo anterior, solo puede enmendarse con la intervención de autoridades federales e internacionales, con la finalidad de evitar la parcialidad y endogamia, que favorece a las autoridades en turno.

* Integrante de Observatorio de Seguridad y Justicia, Benemérita Universidad de Guadalajara.

De mal en peor... Sin escrúpulos lo que importa es sostenerse en el poder. Aún a costa de meter a la cárcel a gente inocente, para calmar los ánimos de una sociedad enardecida por tantas injusticias e impunidad en Jalisco… Esta administración no solo se ha manchado las manos de sangre (Giovanni), también tiene ya sus preso políticos.

Perea recientemente había sido condecorado por su impecable labor de 15 años de servicio.

Otra víctima fue el policía investigador de apellido Mireles. A escasos días de obtener su jubilación. Ambos detenidos por los operativos que se salieron de control en las manifestaciones de jóvenes por el asesinato de Giovanni López. De Quienes se dijo en su momento que no eran jaliscienses.

Habrá que preguntarnos, ¿qué interés tenía Perea con la detención arbitraria de los jóvenes estudiantes? ¿cuál era su ganancia o partida? o lo más probable es que tan solo obedeció órdenes de sus superiores…

El comandante Perea será ubicado en el espacio llamado metropolitano, en el que estará aislado, sin posibilidad de tener contacto prácticamente con nadie. Lo anterior con la finalidad de que no delate a los verdaderos culpables de graves delitos como lo es la desaparición forzada. Si se llega a sentenciar por este delito la pena es sumamente alta. Ya que este delito, en el contexto que se cometió de la manifestación, lleva consigo un concurso de los mismos que atacan una diversidad de derechos constitucionales, así como derechos protegidos por la ONU y diversos organismos internacionales como son los siguientes: se impide al desaparecido los derechos a la manifestación de sus ideas, a la libertad de expresión, el derecho de asociación, su libertad de transito… por mencionar algunas. Además de las agravantes de: lesiones, amenazas y tortura, entre otras.

De aquí en adelante, cualquiera puede estar en los zapatos del comandante, a cuidarse todos.

En mi opinión el comandante Perea es un preso político de esta administración. Mireles, otro de los chivos expiatorios, se encontraba a unos cuantos meses de jubilarse.

Caben otras preguntas: ¿Dónde están los autores materiales? ¿Dónde están los autores intelectuales?

El Hombre de la Máscara de Hierro, hizo la primera referencia a su existencia, el filosofo Voltaire a través de su obra: el siglo de Luis XIV. Quien cuenta la leyenda que fue encarcelado siendo inocente, su delito: “podía hablar y hundir a quienes ostentaban el poder en su pueblo”. Por ello, fue condenado a portar de por vida una máscara de hierro, fue incomunicado por órdenes de su gobierno para evitar que hablara y se supiera la verdad de los usurpadores…

Otro de los grandes escritores que escribió esta historia fue: Alejandro Dumas, quien describe en su obra que su encarcelamiento siempre fue considerado un “secreto de estado”. La historia fue en los años 1,700 del siglo pasado.

Ojalá y se haga justicia. Pero de verdad, y no se siga enlodando aún más la justicia en Jalisco. Lo anterior, solo puede enmendarse con la intervención de autoridades federales e internacionales, con la finalidad de evitar la parcialidad y endogamia, que favorece a las autoridades en turno.

* Integrante de Observatorio de Seguridad y Justicia, Benemérita Universidad de Guadalajara.

domingo 12 de julio de 2020

Reingeniería de la violencia

domingo 05 de julio de 2020

La violencia azteca y Jalisco

lunes 29 de junio de 2020

Los Cuatro Jinetes

domingo 21 de junio de 2020

De la gran necrópolis de Jalisco

domingo 14 de junio de 2020

Presos políticos en Jalisco

domingo 07 de junio de 2020

El caos en Jalisco

domingo 17 de mayo de 2020

Fuerzas armadas por decreto

domingo 03 de mayo de 2020

Fosas y desaparecidos

domingo 26 de abril de 2020

Cuarentena e inseguridad

martes 21 de abril de 2020

Luces para los gobernantes

Cargar Más