/ viernes 20 de septiembre de 2019

Tlajo, de dormitorio a región universitaria

De acuerdo al académico de la Universidad de Guadalajara y miembro del Colegio de Arquitectos y Urbanistas de Jalisco Jorge Fernández Acosta, el municipio de Tlajomulco de Zúñiga “… se ha convertido, de la mañana a la noche en un anti-lugar en donde no hay servicios públicos, ni infraestructura o equipamiento en los fraccionamientos populares. Entre otros bemoles, carecen de un adecuado sistema de transporte (por lo tanto) Me parece que el Centro Universitario proyectado allí, propiciará condiciones favorables a la mejora de la movilidad cotidiana al facilitar el traslado… de los estudiantes que acudirán a él”.

El Mtro. Fernández Acosta se refiere a uno de los factores fundamentales de la mejora inherente a una oferta educativa para las decenas de miles de familias con hijos en edad de aspirar a estudios superiores, los cuales de conformidad con lo declarado por el Rector General de la UdeG Ricardo Villanueva, traerían a esta densa región de Jalisco, incluídos Acatlán, Villa Corona, Jocotepec y gran parte de Zapopan, una opción educativa, muy probablemente, que incluiría las carreras tan necesarias en la región como medicina y un hospital escuela para una población carente, mayoritariamente, de la infraestructura más indispensable urbanísticamente como transporte colectivo digno y eficiente, el cual se concatenaría con otra de las decisiones anunciadas por el gobierno del estado: la línea 4 del tren eléctrico urbano, cuya terminal central estaría ubicada, según lo anunció el gobernador Alfaro, en el primer cuadro de la cabecera municipal de Tlajomulco.

Otra variable relacionada con esta importante región del área metropolitana, deberá ser la propuesta del alcalde de Guadalajara Ismael del Toro para “revivir” el centro tapatío, promoviendo la habilitación de más de 10 mil casas, al considerar que ese municipio “perdió más de 200 mil habitantes debido al encarecimiento de la vivienda y al aumento de oferta inmobiliaria más económica en otros municipios de la metrópoli”. Del Toro infiere un propósito a cumplir, a lo largo de su gestión e incluso en el periodo siguiente.

La contensión de los fraccionamientos populares de bajo costo, característicos del municipio de Tlajomulco, será otra de las decisiones institucionales relativas para rehabilitar, en su mejor versión, a este municipio en una especie de Ciudad Universitaria en lugar del área urbana marginal en la que hoy está convertida, y del como no se debería edificar vivienda, proyectando a partir de la reconversión rentable y barata del suelo agrícola en barrios suburbanos sin conectividad, ni transporte, sin agua garantizada e incluso sin aceras y los mínimos recursos de la seguridad vial que demandará la vida universitaria de la educación superior anunciada.

Nadie duda de las carencias en otras regiones urbanas en la zona metropolitana de Guadalajara que, sin ambargo, en esta parte del sur citadino se han convertido en una región “dormitorio” con todas las características de la mayor desigualdad existente en nuestro país, tipo Punta Diamante en Acapulco frente a Ciudad Renacimiento; el poniente de Zapopan frente a la colonia Mesa Colorada; Av. López Mateos sur y sus centros comerciales frente a los casi 1 millón de mexicanos viviendo amontonados y soterrados, para la inversión pública, en esta región hasta ahora olvidada.


Académico del CUAAD, UdeG

carlosm_orozco@hotmail.com

De acuerdo al académico de la Universidad de Guadalajara y miembro del Colegio de Arquitectos y Urbanistas de Jalisco Jorge Fernández Acosta, el municipio de Tlajomulco de Zúñiga “… se ha convertido, de la mañana a la noche en un anti-lugar en donde no hay servicios públicos, ni infraestructura o equipamiento en los fraccionamientos populares. Entre otros bemoles, carecen de un adecuado sistema de transporte (por lo tanto) Me parece que el Centro Universitario proyectado allí, propiciará condiciones favorables a la mejora de la movilidad cotidiana al facilitar el traslado… de los estudiantes que acudirán a él”.

El Mtro. Fernández Acosta se refiere a uno de los factores fundamentales de la mejora inherente a una oferta educativa para las decenas de miles de familias con hijos en edad de aspirar a estudios superiores, los cuales de conformidad con lo declarado por el Rector General de la UdeG Ricardo Villanueva, traerían a esta densa región de Jalisco, incluídos Acatlán, Villa Corona, Jocotepec y gran parte de Zapopan, una opción educativa, muy probablemente, que incluiría las carreras tan necesarias en la región como medicina y un hospital escuela para una población carente, mayoritariamente, de la infraestructura más indispensable urbanísticamente como transporte colectivo digno y eficiente, el cual se concatenaría con otra de las decisiones anunciadas por el gobierno del estado: la línea 4 del tren eléctrico urbano, cuya terminal central estaría ubicada, según lo anunció el gobernador Alfaro, en el primer cuadro de la cabecera municipal de Tlajomulco.

Otra variable relacionada con esta importante región del área metropolitana, deberá ser la propuesta del alcalde de Guadalajara Ismael del Toro para “revivir” el centro tapatío, promoviendo la habilitación de más de 10 mil casas, al considerar que ese municipio “perdió más de 200 mil habitantes debido al encarecimiento de la vivienda y al aumento de oferta inmobiliaria más económica en otros municipios de la metrópoli”. Del Toro infiere un propósito a cumplir, a lo largo de su gestión e incluso en el periodo siguiente.

La contensión de los fraccionamientos populares de bajo costo, característicos del municipio de Tlajomulco, será otra de las decisiones institucionales relativas para rehabilitar, en su mejor versión, a este municipio en una especie de Ciudad Universitaria en lugar del área urbana marginal en la que hoy está convertida, y del como no se debería edificar vivienda, proyectando a partir de la reconversión rentable y barata del suelo agrícola en barrios suburbanos sin conectividad, ni transporte, sin agua garantizada e incluso sin aceras y los mínimos recursos de la seguridad vial que demandará la vida universitaria de la educación superior anunciada.

Nadie duda de las carencias en otras regiones urbanas en la zona metropolitana de Guadalajara que, sin ambargo, en esta parte del sur citadino se han convertido en una región “dormitorio” con todas las características de la mayor desigualdad existente en nuestro país, tipo Punta Diamante en Acapulco frente a Ciudad Renacimiento; el poniente de Zapopan frente a la colonia Mesa Colorada; Av. López Mateos sur y sus centros comerciales frente a los casi 1 millón de mexicanos viviendo amontonados y soterrados, para la inversión pública, en esta región hasta ahora olvidada.


Académico del CUAAD, UdeG

carlosm_orozco@hotmail.com

viernes 26 de junio de 2020

Ciudad fragmentada

viernes 19 de junio de 2020

Nueva normalidad urbana

viernes 12 de junio de 2020

Ciudad industrial y exclusión

viernes 15 de mayo de 2020

Pobreza multidimensional urbana

viernes 01 de mayo de 2020

Densidad, hacinamiento y pandemia

viernes 24 de abril de 2020

22 de abril, aquel fatídico día

domingo 12 de abril de 2020

Gentrificación mal entendida

viernes 03 de abril de 2020

Aguas contaminadas y epidemia renal

Cargar Más