Enrique Velázquez González

  / jueves 7 de noviembre de 2019

Alfaro: Primer Informe

El miércoles pasado el gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez, presentó su Primer Informe de Gobierno en el Congreso de Jalisco, un ejercicio que los últimos años se había llevado a cabo de forma diferente, desde el 2008 ningún mandatario había rendido cuentas en la tribuna del Poder Legislativo. Es importante resaltar esta práctica porque las y los diputados somos los representantes naturales de la población y que el ejecutivo rinda cuentas ante nosotros es símbolo de respeto a las instituciones, a la división de poderes y al sistema democrático en el que vivimos.

Los resultados en estos 11 meses de trabajo no son los que como ciudadanía deseamos, sin duda nuestro anhelo es vivir en un estado seguro, próspero en el ámbito económico, con cobertura completa y de calidad de los servicios públicos, en pocas palabras que cumpla con su fin de ser un Estado de bienestar. Sin embargo, estos meses han sido difíciles y lo son para cualquier administración que llega al poder, las gestiones en este primer año arrastran las inercias del trabajo anterior y apenas se logran hacer los primeros planteamientos de las nuevas estrategias. No busco justificar los desaciertos, no se busca eximir de las responsabilidades a quienes ya ocupan un lugar en la administración pública y de las decisiones que han tomado, pero sí comprender que los cambios toman tiempo y dificultad y solo teniendo el objetivo claro estos podrán conseguirse.

El gobernador hizo su comparecencia presentando los ejes primordiales para llevar a cabo la refundación que, como sabemos, es el objetivo de su administración. Educación, conectividad, economía, inversión en el campo, fueron algunos de los temas que expuso; seguridad, crisis de salud y transporte fueron los que más polémica causaron debido a las crisis que se han enfrentado en estos meses.

A partir de estos días se comienza a escribir el segundo año de trabajo de esta gestión, un año en el que ya no podrá haber evasivas a malos resultados, donde las estrategias que se implementaron y comenzaron a funcionar en este periodo ya deberán estar dando resultados. Como lo dije en tribuna y lo repito aquí, apoyo totalmente la creación de una nueva Constitución que sea progresista, que contemple un nuevo pacto social y la participación real de todas las y las ciudadanas. Seré aliado de la Refundación si hay voluntad y diálogo para hacer de Jalisco un estado símbolo de democracia, transformador y líder en derechos y libertades para todas las personas.

El miércoles pasado el gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez, presentó su Primer Informe de Gobierno en el Congreso de Jalisco, un ejercicio que los últimos años se había llevado a cabo de forma diferente, desde el 2008 ningún mandatario había rendido cuentas en la tribuna del Poder Legislativo. Es importante resaltar esta práctica porque las y los diputados somos los representantes naturales de la población y que el ejecutivo rinda cuentas ante nosotros es símbolo de respeto a las instituciones, a la división de poderes y al sistema democrático en el que vivimos.

Los resultados en estos 11 meses de trabajo no son los que como ciudadanía deseamos, sin duda nuestro anhelo es vivir en un estado seguro, próspero en el ámbito económico, con cobertura completa y de calidad de los servicios públicos, en pocas palabras que cumpla con su fin de ser un Estado de bienestar. Sin embargo, estos meses han sido difíciles y lo son para cualquier administración que llega al poder, las gestiones en este primer año arrastran las inercias del trabajo anterior y apenas se logran hacer los primeros planteamientos de las nuevas estrategias. No busco justificar los desaciertos, no se busca eximir de las responsabilidades a quienes ya ocupan un lugar en la administración pública y de las decisiones que han tomado, pero sí comprender que los cambios toman tiempo y dificultad y solo teniendo el objetivo claro estos podrán conseguirse.

El gobernador hizo su comparecencia presentando los ejes primordiales para llevar a cabo la refundación que, como sabemos, es el objetivo de su administración. Educación, conectividad, economía, inversión en el campo, fueron algunos de los temas que expuso; seguridad, crisis de salud y transporte fueron los que más polémica causaron debido a las crisis que se han enfrentado en estos meses.

A partir de estos días se comienza a escribir el segundo año de trabajo de esta gestión, un año en el que ya no podrá haber evasivas a malos resultados, donde las estrategias que se implementaron y comenzaron a funcionar en este periodo ya deberán estar dando resultados. Como lo dije en tribuna y lo repito aquí, apoyo totalmente la creación de una nueva Constitución que sea progresista, que contemple un nuevo pacto social y la participación real de todas las y las ciudadanas. Seré aliado de la Refundación si hay voluntad y diálogo para hacer de Jalisco un estado símbolo de democracia, transformador y líder en derechos y libertades para todas las personas.

jueves 14 de noviembre de 2019

Evo Morales: ni bueno ni malo

jueves 07 de noviembre de 2019

Alfaro: Primer Informe

jueves 31 de octubre de 2019

Errores y tropiezos

viernes 04 de octubre de 2019

El fuero, ¿fuera?

viernes 27 de septiembre de 2019

Todos los derechos para todas las personas

jueves 05 de septiembre de 2019

Una nueva política

jueves 22 de agosto de 2019

Nueva Policía Metropolitana

miércoles 14 de agosto de 2019

Asistencia escolar y programas sociales

miércoles 10 de julio de 2019

Algo no anda bien

Cargar Más