Eduardo Sadot

  / domingo 12 de mayo de 2019

Refinerías en tiempos de energías renovables alternas

En 1938 cuando, cuando el presidente Cárdenas realiza la expropiación petrolera, a consecuencia del desacato de las empresas petroleras extranjeras a una sentencia de la suprema corte que obligaba a estas a cumplir con sus obligaciones para con los trabajadores, provocó una reacción mundial con críticas al Gobierno de Lázaro Cárdenas, entre estas críticas se hablaba, que México sería incapaz de producir Petróleo, desde su exploración, extracción, transformación, distribución y comercialización porque ello se lograba con tecnología que México no tenía. Entonces, el presidente Cárdenas tuvo la visión de crear el Instituto Politécnico Nacional, que fue semillero de todos los técnicos que requería la industria petrolera nacional, fue hasta 1965 a iniciativa del presidente Díaz Ordaz, que se crea el Brazo tecnológico de Pemex, un centro de investigación que llegó a ser un centro de investigación petrolera con tecnología de punta, que logró colocar patentes en materia de catalizadores utilizados en refinerías de todo el mundo, la investigación científica es tan importante porque evita la dependencia tecnológica y garantiza la independencia de los países.

El presidente López Obrador declaró desierta la convocatoria para la construcción de la refinería de Dos bocas en Paraíso Tabasco, ninguna de las empresas participantes reunió los requisitos y garantías, sobre todo los términos de tiempo para la culminación de ese proyecto, lo que determinó la decisión de que sea construida por Pemex, el cambio consistirá que en lugar de una refinería grande serán dos pequeñas con un costo de ocho mil millones de dólares, entendemos que con el apoyo determinante y guía del Instituto Mexicano del Petróleo, lo que significa un desafío nuevamente para los técnicos mexicanos, como en los tiempos de la expropiación. No está en discusión la conveniencia o inconveniencia de construir una refinería para producir gasolina, en tiempos en que el consumo de gasolinas para vehículos automotrices, proyecta decaimiento y cuando comienzan a proliferar los vehículos híbridos que consumen energía eléctrica y la tendencia mundial va en dirección de desalentar el consumo de gasolina, para privilegiar las fuentes de energías limpias y alterna, lo que implicaría una fuerte inversión cuyo destino será ser una pieza de museo en pocos años.

Cuando se creó Pemex, hubo dos grandes ingenieros y hombres con visión de Estado, los Ingenieros, César O Batista y Héctor Lara Sosa, ellos lograron construir refinerías en tres años, dese luego no hay comparación, era otro tiempo y otros los recursos para lograrlo, considerando los precios del Petróleo, a César O Batista, particularmente le debemos la división de los centros petroleros en regiones como; Salamanca, y su vinculación a la creación de fertilizantes, para detonar la agricultura en el bajío y los altos de Jalisco, Topolobampo para detonar la región de la Laguna, hoy exitosa, Salina Cruz para el Sur, Minatitlán para el sureste y Tampico para el Noreste del país.

El desafío será terminarlas a tiempo para derramar beneficios en el corto plazo y para incrementar su tiempo de utilidad, un reto difícil pero, va en la ruta de los retos que el presidente está acostumbrado a enfrentar y superar.

sadot16@hotmail.com

En 1938 cuando, cuando el presidente Cárdenas realiza la expropiación petrolera, a consecuencia del desacato de las empresas petroleras extranjeras a una sentencia de la suprema corte que obligaba a estas a cumplir con sus obligaciones para con los trabajadores, provocó una reacción mundial con críticas al Gobierno de Lázaro Cárdenas, entre estas críticas se hablaba, que México sería incapaz de producir Petróleo, desde su exploración, extracción, transformación, distribución y comercialización porque ello se lograba con tecnología que México no tenía. Entonces, el presidente Cárdenas tuvo la visión de crear el Instituto Politécnico Nacional, que fue semillero de todos los técnicos que requería la industria petrolera nacional, fue hasta 1965 a iniciativa del presidente Díaz Ordaz, que se crea el Brazo tecnológico de Pemex, un centro de investigación que llegó a ser un centro de investigación petrolera con tecnología de punta, que logró colocar patentes en materia de catalizadores utilizados en refinerías de todo el mundo, la investigación científica es tan importante porque evita la dependencia tecnológica y garantiza la independencia de los países.

El presidente López Obrador declaró desierta la convocatoria para la construcción de la refinería de Dos bocas en Paraíso Tabasco, ninguna de las empresas participantes reunió los requisitos y garantías, sobre todo los términos de tiempo para la culminación de ese proyecto, lo que determinó la decisión de que sea construida por Pemex, el cambio consistirá que en lugar de una refinería grande serán dos pequeñas con un costo de ocho mil millones de dólares, entendemos que con el apoyo determinante y guía del Instituto Mexicano del Petróleo, lo que significa un desafío nuevamente para los técnicos mexicanos, como en los tiempos de la expropiación. No está en discusión la conveniencia o inconveniencia de construir una refinería para producir gasolina, en tiempos en que el consumo de gasolinas para vehículos automotrices, proyecta decaimiento y cuando comienzan a proliferar los vehículos híbridos que consumen energía eléctrica y la tendencia mundial va en dirección de desalentar el consumo de gasolina, para privilegiar las fuentes de energías limpias y alterna, lo que implicaría una fuerte inversión cuyo destino será ser una pieza de museo en pocos años.

Cuando se creó Pemex, hubo dos grandes ingenieros y hombres con visión de Estado, los Ingenieros, César O Batista y Héctor Lara Sosa, ellos lograron construir refinerías en tres años, dese luego no hay comparación, era otro tiempo y otros los recursos para lograrlo, considerando los precios del Petróleo, a César O Batista, particularmente le debemos la división de los centros petroleros en regiones como; Salamanca, y su vinculación a la creación de fertilizantes, para detonar la agricultura en el bajío y los altos de Jalisco, Topolobampo para detonar la región de la Laguna, hoy exitosa, Salina Cruz para el Sur, Minatitlán para el sureste y Tampico para el Noreste del país.

El desafío será terminarlas a tiempo para derramar beneficios en el corto plazo y para incrementar su tiempo de utilidad, un reto difícil pero, va en la ruta de los retos que el presidente está acostumbrado a enfrentar y superar.

sadot16@hotmail.com