José Roque Albín Huerta

  / jueves 17 de enero de 2019

Presentimiento o premonición

José Roque Albín


Ahora bien, desde el punto de vista de la psicología acota que, para hacer una correcta definición de un presentimiento, en primer lugar, se debe aclarar que es un proceso mental poco estudiado dada su naturaleza poco científica, se agrega al presentimiento como aquella sensación o intuición de algo que va a suceder ya que aparecen como un pensamiento furtivo que se presenta en la cabeza rápidamente y deja una sensación extraña.

Entonces, un presentimiento puede nacer de la intuición y volverse un pensamiento totalmente consciente, que también puede ser relacionado como una premonición o pronostico del futuro ya que estos conceptos son de los más misteriosos del ser humano que nos remite al terreno mental y al ámbito de pensamientos y del subconsciente.

Muchas personas tienen una sensación de ansiedad antes de recibir una mala noticia que desaparece justo cuando el evento ha ocurrido; lograr controlar estos sentimientos y aprender a interpretarlos es realmente difícil, pero con una orientación correcta, se puede aprender a entender estas premoniciones emocionales y como utilizarlas correctamente para anticiparse al futuro.

En otro orden de ideas, el presentimiento se liga a la intuición y que puede advertir acerca del futuro fracaso de un proyecto, o de eventos importantes en nuestra vida, aunque es oportuno referir que no necesariamente se puede pensar en que ocurra alguna cosa peligrosa. El presentimiento puede llevarnos a tomar decisiones correctas, e incluso a conocer personas muy positivas en nuestras vidas.

De hecho, estos fenómenos, verdaderos o aparentes, van siempre acompañados de cierto matiz afectivo que legitima el uso indiferente de las palabras premonición o presentimiento. Esta noción tiene también muchos puntos de contacto con la adivinación y el pronóstico, coincidiendo. Convienen en que todas ellas contienen o importan el conocimiento de algo futuro; pero estas dos nociones se distinguen perfectamente de los dos precedentes, porque a diferencia de aquéllas, indican en cierta manera el medio por el cual se viene en conocimiento del suceso futuro, que se supone ser una revelación divina la adivinación o determinadas señales objetivas en el pronóstico, el cual puede caer de lleno dentro de la ciencia positiva como, por ejemplo, el pronóstico en medicina.

La realidad es que por más que queramos, no podemos acceder fácilmente a nuestro propio inconsciente, mucho menos a la conciencia de otra persona, cada uno de nosotros somos libres de nuestra verdad interior y de aquello que queremos compartir o no con los demás y en qué medida queremos hacerlo, reviste importancia hablar de aquellos pensamientos que no contengan el mismo nivel de certeza y que, sin embargo, están basados en una intuición que va más allá de lo racional y de la lógica: los pensamientos, aquellas sensaciones que tenemos de que algo va a pasar.

Finalmente, debemos comprender que los presentimientos son totalmente naturales y una parte fundamental de las capacidades psíquicas, son más que emociones y sentimientos, de tal forma que debemos entender e interpretar mejor las vibraciones y emociones que la vida nos regala todos los días, y así poder utilizar los presentimientos con el propósito de elegir las mejores decisiones.

Amigo lector, es probable que en lo cotidiano de nuestros días, nos suceden fenómenos que, al analizarlos, tengamos el pleno convencimiento de que ya lo habíamos vivido con anterioridad y muchos de nosotros lo relacionamos con el presentimiento o la premonición cuando sucede en realidad aquel evento. Gracias por todo.


Rector General del Centro Universitario UTEG*

E: mail. joseroque@uteg.edu.mx

José Roque Albín


Ahora bien, desde el punto de vista de la psicología acota que, para hacer una correcta definición de un presentimiento, en primer lugar, se debe aclarar que es un proceso mental poco estudiado dada su naturaleza poco científica, se agrega al presentimiento como aquella sensación o intuición de algo que va a suceder ya que aparecen como un pensamiento furtivo que se presenta en la cabeza rápidamente y deja una sensación extraña.

Entonces, un presentimiento puede nacer de la intuición y volverse un pensamiento totalmente consciente, que también puede ser relacionado como una premonición o pronostico del futuro ya que estos conceptos son de los más misteriosos del ser humano que nos remite al terreno mental y al ámbito de pensamientos y del subconsciente.

Muchas personas tienen una sensación de ansiedad antes de recibir una mala noticia que desaparece justo cuando el evento ha ocurrido; lograr controlar estos sentimientos y aprender a interpretarlos es realmente difícil, pero con una orientación correcta, se puede aprender a entender estas premoniciones emocionales y como utilizarlas correctamente para anticiparse al futuro.

En otro orden de ideas, el presentimiento se liga a la intuición y que puede advertir acerca del futuro fracaso de un proyecto, o de eventos importantes en nuestra vida, aunque es oportuno referir que no necesariamente se puede pensar en que ocurra alguna cosa peligrosa. El presentimiento puede llevarnos a tomar decisiones correctas, e incluso a conocer personas muy positivas en nuestras vidas.

De hecho, estos fenómenos, verdaderos o aparentes, van siempre acompañados de cierto matiz afectivo que legitima el uso indiferente de las palabras premonición o presentimiento. Esta noción tiene también muchos puntos de contacto con la adivinación y el pronóstico, coincidiendo. Convienen en que todas ellas contienen o importan el conocimiento de algo futuro; pero estas dos nociones se distinguen perfectamente de los dos precedentes, porque a diferencia de aquéllas, indican en cierta manera el medio por el cual se viene en conocimiento del suceso futuro, que se supone ser una revelación divina la adivinación o determinadas señales objetivas en el pronóstico, el cual puede caer de lleno dentro de la ciencia positiva como, por ejemplo, el pronóstico en medicina.

La realidad es que por más que queramos, no podemos acceder fácilmente a nuestro propio inconsciente, mucho menos a la conciencia de otra persona, cada uno de nosotros somos libres de nuestra verdad interior y de aquello que queremos compartir o no con los demás y en qué medida queremos hacerlo, reviste importancia hablar de aquellos pensamientos que no contengan el mismo nivel de certeza y que, sin embargo, están basados en una intuición que va más allá de lo racional y de la lógica: los pensamientos, aquellas sensaciones que tenemos de que algo va a pasar.

Finalmente, debemos comprender que los presentimientos son totalmente naturales y una parte fundamental de las capacidades psíquicas, son más que emociones y sentimientos, de tal forma que debemos entender e interpretar mejor las vibraciones y emociones que la vida nos regala todos los días, y así poder utilizar los presentimientos con el propósito de elegir las mejores decisiones.

Amigo lector, es probable que en lo cotidiano de nuestros días, nos suceden fenómenos que, al analizarlos, tengamos el pleno convencimiento de que ya lo habíamos vivido con anterioridad y muchos de nosotros lo relacionamos con el presentimiento o la premonición cuando sucede en realidad aquel evento. Gracias por todo.


Rector General del Centro Universitario UTEG*

E: mail. joseroque@uteg.edu.mx

lunes 12 de agosto de 2019

Ayer, hoy ¿y mañana?

lunes 05 de agosto de 2019

La cultura es imperecedera

lunes 29 de julio de 2019

Gobierno y municipios de la mano

lunes 22 de julio de 2019

¿Tóxico?

lunes 15 de julio de 2019

Pasado, presente y futuro

lunes 08 de julio de 2019

Pensar en el futuro

lunes 01 de julio de 2019

Ingreso adicional

lunes 24 de junio de 2019

¿Saber callar?

lunes 17 de junio de 2019

Época de estiaje/sequía

lunes 10 de junio de 2019

Vamos por partes

Cargar Más