/ domingo 8 de abril de 2018

¡Jaliscienses: uníos contra la opacidad gubernamental!

Ernesto Díaz Martínez

Segunda y última parte

Es el caso que luego de todo el peregrinar que constituye plantear la solicitud de información pública señalada, la SAGARPA a través del subdelegado agropecuario de su delegación en el estado de Jalisco, con fecha 13 de febrero del año en curso produce como respuesta un esperpento de oficio donde se puede leer “…Al respecto le informo que para el ejercicio fiscal 2017, no hay pagos realizados para el ejido en mención”…

Ante una contestación como la anteriormente citada, digna del museo del profirismo, se presenta una inconformidad por escrito. Así, una vez que se admite tal inconformidad, la propia SAGARPA a través de su Delegación en Jalisco, y ésta a su vez del mismo subdelegado agropecuario, insiste en responder de forma insolente y provocadora en el sentido de sólo tratar lo referente al ciclo 2017, mediante oficio de fecha el 16 de marzo de éste mismo año, pero ahora acompaña una acta de Asamblea General Extraordinaria fechada el día 6 de marzo de este año, dizque celebrada en base a una supuesta convocatoria de fecha 5 de marzo de 2018, es decir convoca a la supuesta Asamblea apenas con un solo día de anticipación a su también supuesta celebración…

Es el caso que dicho ejido se encuentra en el municipio de Ayutla, aproximadamente a hora y media por brecha de la cabecera municipal de Unión de Tula. Así también, no es común que se convoque a una Asamblea con un día de anticipación ni que el acta de la misma se elabore precisamente en la oficina de SAGARPA, ante la cual se gestiona el apoyo. Tampoco se menciona la justificación de los apoyos ni la “gran generosidad” de los miembros de los órganos de Representación del Ejido, que sólo firman el Acta, pero muy extrañamente no aparecen propuestos para recibir el apoyo económico…

Es decir, de manera maliciosa la misma oficina de la subdelegación a nombre de la propia Delegación estatal, produce una segunda respuesta igual que la anterior, propia de un falso debate, ya que se ocupa terca y maliciosamente tan sólo del año 2017, ahora mediante documentación que no es oficial ni hecha por los ejidatarios, adjuntando una acta donde aparece una lista de algunos de los ejidatarios del núcleo agrario en cuestión que se proponen para ser beneficiarios del programa, pero que increíble y casualmente no incluye a los miembros de los órganos de representación que firman el acta …


Ernesto Díaz Martínez

Segunda y última parte

Es el caso que luego de todo el peregrinar que constituye plantear la solicitud de información pública señalada, la SAGARPA a través del subdelegado agropecuario de su delegación en el estado de Jalisco, con fecha 13 de febrero del año en curso produce como respuesta un esperpento de oficio donde se puede leer “…Al respecto le informo que para el ejercicio fiscal 2017, no hay pagos realizados para el ejido en mención”…

Ante una contestación como la anteriormente citada, digna del museo del profirismo, se presenta una inconformidad por escrito. Así, una vez que se admite tal inconformidad, la propia SAGARPA a través de su Delegación en Jalisco, y ésta a su vez del mismo subdelegado agropecuario, insiste en responder de forma insolente y provocadora en el sentido de sólo tratar lo referente al ciclo 2017, mediante oficio de fecha el 16 de marzo de éste mismo año, pero ahora acompaña una acta de Asamblea General Extraordinaria fechada el día 6 de marzo de este año, dizque celebrada en base a una supuesta convocatoria de fecha 5 de marzo de 2018, es decir convoca a la supuesta Asamblea apenas con un solo día de anticipación a su también supuesta celebración…

Es el caso que dicho ejido se encuentra en el municipio de Ayutla, aproximadamente a hora y media por brecha de la cabecera municipal de Unión de Tula. Así también, no es común que se convoque a una Asamblea con un día de anticipación ni que el acta de la misma se elabore precisamente en la oficina de SAGARPA, ante la cual se gestiona el apoyo. Tampoco se menciona la justificación de los apoyos ni la “gran generosidad” de los miembros de los órganos de Representación del Ejido, que sólo firman el Acta, pero muy extrañamente no aparecen propuestos para recibir el apoyo económico…

Es decir, de manera maliciosa la misma oficina de la subdelegación a nombre de la propia Delegación estatal, produce una segunda respuesta igual que la anterior, propia de un falso debate, ya que se ocupa terca y maliciosamente tan sólo del año 2017, ahora mediante documentación que no es oficial ni hecha por los ejidatarios, adjuntando una acta donde aparece una lista de algunos de los ejidatarios del núcleo agrario en cuestión que se proponen para ser beneficiarios del programa, pero que increíble y casualmente no incluye a los miembros de los órganos de representación que firman el acta …