/ lunes 8 de mayo de 2023

En Jalisco se embarazan alrededor de nueve niñas y adolescentes cada semana: SSJ

Una mujer que se embaraza muy joven enfrenta preeclamsia, que es la presión arterial alta

Cada semana en Jalisco se embarazan alrededor de nueve niñas y adolescentes, es decir chicas de entre 10 y 14 años de edad. Solo por la edad su caso será de alto riesgo para ellas y para los bebés. Esas cifras representaron el año pasado 477 embarazos de mujeres que en algunos casos todavía estando en la primaria fueron madres, según datos de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ).

La cifra está casi por la mitad de la que se registró hace una década pero sigue siendo elevada, aceptó Nahum Flores Chávez, enlace de Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ).

Podría interesarte → Sin globito no hay fiesta: Condones para dedos y otros datos que no conocías

Sin embargo si esa cantidad alarma la que tiene que ver con jovencitas de entre 15 y 19 años es todavía más elevada y en 2022 representó 15 mil 204 embarazos, es decir 41 mujeres en ese rango de edad consideradas todavía como adolescentes quedaron embarazadas cada día en Jalisco.

De acuerdo con la SSJ los municipios donde se ha identificado mayor incidencia de adolescentes que se embarazan son además de los municipios metropolitanos, Ejutla, Concepción de Buenos Aires, Bolaños, Mezquitic, Tuxcueca, Tolimán, Atemajac de Brizuela, Ojuelos, Casimiro Castillo y Acatlán de Juárez, es decir en prácticamente todas las regiones del Estado.

Por ese motivo queda claro que los esfuerzos son en conjunto y “no vamos a poder avanzar si solamente pensamos en que haya condones en los centros de salud, tiene que haber una educación desde la escuela y un enfoque que involucre a los padres de familia y a los respectivos entornos laborales”.

A decir del funcionario estatal las condiciones de salud de hijos de madres adolescentes son similares a las de hijos de mujeres con mayor madurez para ser madres, es decir son niñas y niños sanos. “En el tamiz metabólico, el auditivo, el visual y de cadena, no se ha identificado que en los embarazos adolescentes haya más incidencia de riesgo pero de cualquier manera recomendamos disminuir el embarazo adolescente por la mayor morbilidad que hay en el embarazo”.

Y es que una mujer que se embaraza muy joven enfrenta preeclamsia, que es la presión arterial alta y de complicarse puede representar hasta la muerte de la madre o el bebé así como abortos prematuros, partos que se adelantan por varias semanas y enfermedades metabólicas. En los centros de salud hay un módulo "Servicios Amigables" que dan charlas y quien llega a pedir un condón recibe información sobre como utilizarlo.

Cada vez son más las adolescentes que se convierten en madres de familia. Foto: Aurelio Magaña | El Occidental

Y quien lo solicita le entregan una pastilla del día después y cada vez es más común “ver a la niña de 13 o 14 años que saliendo de la secundaria va al centro de salud, con amigas o sola” para recibir orientación y algún método de anticoncepción. Lo mismo ocurre con los niños y adolescentes que acuden e incluso han visto a parejas de novios que saliendo de la escuela van juntos al centro de salud, demostrando así que es cada vez mayor la conciencia entre niños y jóvenes.

“No es solamente la disponibilidad de métodos anticonceptivos o la educación sexual desde el punto de vista de salud, sino hay que ver el entorno de la niña, dónde vive, el entorno escolar, en su comunidad, la situación económica, porque hay un conjunto de circunstancias que influyen para que se dé el embarazo”.

Caro relata: “Había enfermeras o doctoras que hacían el comentario como de ‘que se alivie normal, pues para qué abrió las patas, así literal”, pero su ginecóloga optó por programar una cesárea y diez días antes de cumplir 14 años se convirtió en madre. Para su fortuna y la de su hija su edad no representó complicaciones, ni en el embarazo, ni al momento del nacimiento pero siempre cargó con los señalamientos sociales por haber sido madre tan joven. Cuando su pequeña ingresó al preescolar ella tenía 16 años y en la escuela, tanto docentes, como otras madres y padres de familia, pensaban que era la hermana mayor acompañando a la menor a la escuela.

Te recomendamos → Esperanza para quienes quieren ser madres

Dentro de lo que han detectado en el Hospital Civil Nuevo es que la mayoría de adolescentes una vez embarazadas viven en unión libre con su pareja y casi siempre con alguna de las familias, pero cumpliendo con las cinco sesiones en el Centro de Atención a la Adolescente Embarazada ya no regresan y se pierde el seguimiento.

Cada semana en Jalisco se embarazan alrededor de nueve niñas y adolescentes, es decir chicas de entre 10 y 14 años de edad. Solo por la edad su caso será de alto riesgo para ellas y para los bebés. Esas cifras representaron el año pasado 477 embarazos de mujeres que en algunos casos todavía estando en la primaria fueron madres, según datos de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ).

La cifra está casi por la mitad de la que se registró hace una década pero sigue siendo elevada, aceptó Nahum Flores Chávez, enlace de Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ).

Podría interesarte → Sin globito no hay fiesta: Condones para dedos y otros datos que no conocías

Sin embargo si esa cantidad alarma la que tiene que ver con jovencitas de entre 15 y 19 años es todavía más elevada y en 2022 representó 15 mil 204 embarazos, es decir 41 mujeres en ese rango de edad consideradas todavía como adolescentes quedaron embarazadas cada día en Jalisco.

De acuerdo con la SSJ los municipios donde se ha identificado mayor incidencia de adolescentes que se embarazan son además de los municipios metropolitanos, Ejutla, Concepción de Buenos Aires, Bolaños, Mezquitic, Tuxcueca, Tolimán, Atemajac de Brizuela, Ojuelos, Casimiro Castillo y Acatlán de Juárez, es decir en prácticamente todas las regiones del Estado.

Por ese motivo queda claro que los esfuerzos son en conjunto y “no vamos a poder avanzar si solamente pensamos en que haya condones en los centros de salud, tiene que haber una educación desde la escuela y un enfoque que involucre a los padres de familia y a los respectivos entornos laborales”.

A decir del funcionario estatal las condiciones de salud de hijos de madres adolescentes son similares a las de hijos de mujeres con mayor madurez para ser madres, es decir son niñas y niños sanos. “En el tamiz metabólico, el auditivo, el visual y de cadena, no se ha identificado que en los embarazos adolescentes haya más incidencia de riesgo pero de cualquier manera recomendamos disminuir el embarazo adolescente por la mayor morbilidad que hay en el embarazo”.

Y es que una mujer que se embaraza muy joven enfrenta preeclamsia, que es la presión arterial alta y de complicarse puede representar hasta la muerte de la madre o el bebé así como abortos prematuros, partos que se adelantan por varias semanas y enfermedades metabólicas. En los centros de salud hay un módulo "Servicios Amigables" que dan charlas y quien llega a pedir un condón recibe información sobre como utilizarlo.

Cada vez son más las adolescentes que se convierten en madres de familia. Foto: Aurelio Magaña | El Occidental

Y quien lo solicita le entregan una pastilla del día después y cada vez es más común “ver a la niña de 13 o 14 años que saliendo de la secundaria va al centro de salud, con amigas o sola” para recibir orientación y algún método de anticoncepción. Lo mismo ocurre con los niños y adolescentes que acuden e incluso han visto a parejas de novios que saliendo de la escuela van juntos al centro de salud, demostrando así que es cada vez mayor la conciencia entre niños y jóvenes.

“No es solamente la disponibilidad de métodos anticonceptivos o la educación sexual desde el punto de vista de salud, sino hay que ver el entorno de la niña, dónde vive, el entorno escolar, en su comunidad, la situación económica, porque hay un conjunto de circunstancias que influyen para que se dé el embarazo”.

Caro relata: “Había enfermeras o doctoras que hacían el comentario como de ‘que se alivie normal, pues para qué abrió las patas, así literal”, pero su ginecóloga optó por programar una cesárea y diez días antes de cumplir 14 años se convirtió en madre. Para su fortuna y la de su hija su edad no representó complicaciones, ni en el embarazo, ni al momento del nacimiento pero siempre cargó con los señalamientos sociales por haber sido madre tan joven. Cuando su pequeña ingresó al preescolar ella tenía 16 años y en la escuela, tanto docentes, como otras madres y padres de familia, pensaban que era la hermana mayor acompañando a la menor a la escuela.

Te recomendamos → Esperanza para quienes quieren ser madres

Dentro de lo que han detectado en el Hospital Civil Nuevo es que la mayoría de adolescentes una vez embarazadas viven en unión libre con su pareja y casi siempre con alguna de las familias, pero cumpliendo con las cinco sesiones en el Centro de Atención a la Adolescente Embarazada ya no regresan y se pierde el seguimiento.

Local

Familiares de desaparecidos exigen su regreso frente a Palacio de Gobierno

Decenas de familiares de personas desaparecidas se reunieron frente a Palacio de Gobierno

Policiaca

Madre buscadora murió en un accidente en Tlaquepaque; desde 2019 realizaba labores para hallar a sus dos hijos

El percance ocurrió la madrugada de este sábado sobre Periférico Manuel Gómez Morín y avenida Colón

Local

Miles de jóvenes presentaron su examen de admisión a las preparatoria de la UdeG

A muchos de los jóvenes que se encontraban en la fila esperando el acceso se les notaba el nerviosismo

Local

Capacitan a enfermeras y enfermos en el primer congreso 'Innovación en el Cuidado del Paciente Crítico y de Urgencias'

El congreso se realizó en el auditorio del DIF Jalisco organizado por la Universidad Metropolitana en Jalisco

Policiaca

Una mujer sufrió un golpe de calor al acudir a ejercitarse a la Barranca de Huentitán

La Comisaria de Guadalajara recomienda hidratarse debidamente a quienes acuden a la Barranca de Huentitán