/ lunes 10 de junio de 2024

A mujeres que viven violencia vicaria les falló el Legislativo

Se han perdido muchas infancias, vulnerado y se han violentado a niños en este estado y diputados son los culpables: Lisi Celis

En una sesión a mitad de semana en el Congreso de Jalisco por mayoría se aprobó el delito de violencia familiar con la agravante por interpósita persona, lo que en términos más comunes se refiere a una tercera persona, cuando la idea era aprobar la Ley Vicaria.

Las modificaciones se dieron con el aval de las bancadas del partido Movimiento Ciudadano y Morena, la participación de un diputado y una diputada del PRI, mientras que otro priísta votó en contra al igual que la bancada del PAN, una diputada de Hagamos y un diputado del partido Futuro.

Te puede interesar:


Esa decisión de modificar la propuesta original que buscaba el respaldo total a mujeres que han sido separadas de sus hijas e hijos cayó como un balde de agua fría para víctimas de la violencia vicaria, quienes exigieron que el término se acuñe en el Código Penal.

Lisi Celis es una de ellas, quien desde el jueves 30 de mayo y hasta la noche del martes 4 de junio se mantuvo en ayuno y encadenada junto con otras compañeras afuera del Congreso de Jalisco para demostrar de lo que es capaz una madre cuando quiere a sus hijos.

Su protesta duró casi seis días hasta que a causa de una infección urinaria y un fuerte dolor abdominal, le suministraron una inyección que le provocó convulsiones, fue trasladada al hospital y tras recuperarse suspendió la huelga de hambre.

“Se me bajó la presión 40­60, pude haber tenido un paro cardiaco, llegó la ambulancia y me fui a un hospital privado y es lamentable tener desconfianza hasta del Estado”. Se dijo “sumamente molesta con el Congreso, que no solamente ha vulnerado nuestros derechos durante más de dos años, sino que tuve que parar mi huelga de hambre porque no siguieron los protocolos”, acusó la mujer que permaneció en el plantón, donde la mayor parte de los días se vio ausencia de seguridad y de atención médica.

Con lo aprobado, al denunciar sólo habrá un exhorto al agresor. Foto. Redes Lisi Celis

En el mismo sentido Isela González, quien también se encadenó y estuvo sin probar alimentos hasta la hora de la sesión, es decir más de seis días, dijo que la protesta fue por amor su hija y su hijo, pero quedó insatisfecha con el actuar de legisladores. “El amor a los hijos siempre nos empuja a seguir adelante. Hubo días difíciles para todas, porque creímos que íbamos a caer en ese tenor”, dijo al recordar la la complicada situación que vivieron en el campamento al ver a Lisi convulsionar.

Isela es madre de una pequeña de 13 años y de un joven de 18 años años, por quien se sumó a la lucha de madres que viven violencia vicaria, pues desde hace varios años el progenitor le impidió verlo.

“El tema emocional está muy cargado, estamos viviendo sin nuestros hijos, estamos pidiendo una ley, estamos con miedo por nuestros agresores y también también tener que lidiar con lo que hacen los diputados”. Anunciaron que emprenderán acciones para que Jalisco se sume a las casi 30 entidades que ya aprobaron la ley vicaria con perspectiva de género. Las integrantes del Frente Nacional Contra la Violencia Vicaria señalaron que “de casi nada nos va a servir una ley en la que al denunciar a nuestros agresores a lo máximo que podremos aspirar es a que las autoridades le emitan un exhorto para dejar de violentarnos”. Consideran que eso no es acceso a una vida libre de violencia y hacen falta sanciones y que se armonice a los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en donde se afirma que es necesario imponer penas a los agresores vicarios. Aunque se tuvo el aval de la Fracción de MC fueron Dolores López, Claudia Salas, Nora Medina (MC) y Hortensia Noroña (PRI) que negaron a las mujeres el contar con una ley Vicaria.

Mucho peor es quitarle a una madre sus hijos

La diputada del PAN Claudia Murguía Torres se sumó a la causa y empatizó con las mujeres que viven violencia vicaria, entendiéndolas como madre y como mujer. “La peor manera de lastimar a una madre es que le arrebaten a sus hijos, por eso la violencia vicaria no puede proteger a los hombres”. Es dijo inconstitucional la aprobación del Congreso, tomando en cuenta la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y advirtió que ello pone en riesgo a las mujeres que sufren de esta violencia. Criticó a la diputada Dolores López de Movimiento Ciudadano junto con el resto que avalaron la reforma y con ello le dieron la espalda a quienes se manifestaron y a muchas más.

La diputada del PAN Claudia Murguía Torres se sumó a la causa y empatizó con las mujeres que viven violencia vicaria. Foto. Cortesía

En el mismo sentido la diputada panista Mirelle Montes se dijo consternada por la decisión mayoritaria. “Lamento mucho que muchas de mis compañeras y compañeros hayan votado a favor de desparecer la violencia vicaria”.

“El hecho de eliminar la figura de violencia vicaria del Código Penal minimiza e invisibliza totalmente la participación activa del sujeto activo del delito, que es el agresor con quien la víctima tuvo o tiene una relación de matrimonio, concubinato, relación de hecho, noviazgo o cualquier otra relación sentimental, la interpósita persona es aquella que aparentando o por cuenta propia interviene en un acto jurídico por encargo y aprovecho de otro”. En estos dos años se han perdido muchas infancias y se han violentado a cientos de niños en este estado y ellos (diputados) son los culpables. Han causado daños irreparables a nosotras, dijo Lisi Celis, que sufre violencia vicaria.

En una sesión a mitad de semana en el Congreso de Jalisco por mayoría se aprobó el delito de violencia familiar con la agravante por interpósita persona, lo que en términos más comunes se refiere a una tercera persona, cuando la idea era aprobar la Ley Vicaria.

Las modificaciones se dieron con el aval de las bancadas del partido Movimiento Ciudadano y Morena, la participación de un diputado y una diputada del PRI, mientras que otro priísta votó en contra al igual que la bancada del PAN, una diputada de Hagamos y un diputado del partido Futuro.

Te puede interesar:


Esa decisión de modificar la propuesta original que buscaba el respaldo total a mujeres que han sido separadas de sus hijas e hijos cayó como un balde de agua fría para víctimas de la violencia vicaria, quienes exigieron que el término se acuñe en el Código Penal.

Lisi Celis es una de ellas, quien desde el jueves 30 de mayo y hasta la noche del martes 4 de junio se mantuvo en ayuno y encadenada junto con otras compañeras afuera del Congreso de Jalisco para demostrar de lo que es capaz una madre cuando quiere a sus hijos.

Su protesta duró casi seis días hasta que a causa de una infección urinaria y un fuerte dolor abdominal, le suministraron una inyección que le provocó convulsiones, fue trasladada al hospital y tras recuperarse suspendió la huelga de hambre.

“Se me bajó la presión 40­60, pude haber tenido un paro cardiaco, llegó la ambulancia y me fui a un hospital privado y es lamentable tener desconfianza hasta del Estado”. Se dijo “sumamente molesta con el Congreso, que no solamente ha vulnerado nuestros derechos durante más de dos años, sino que tuve que parar mi huelga de hambre porque no siguieron los protocolos”, acusó la mujer que permaneció en el plantón, donde la mayor parte de los días se vio ausencia de seguridad y de atención médica.

Con lo aprobado, al denunciar sólo habrá un exhorto al agresor. Foto. Redes Lisi Celis

En el mismo sentido Isela González, quien también se encadenó y estuvo sin probar alimentos hasta la hora de la sesión, es decir más de seis días, dijo que la protesta fue por amor su hija y su hijo, pero quedó insatisfecha con el actuar de legisladores. “El amor a los hijos siempre nos empuja a seguir adelante. Hubo días difíciles para todas, porque creímos que íbamos a caer en ese tenor”, dijo al recordar la la complicada situación que vivieron en el campamento al ver a Lisi convulsionar.

Isela es madre de una pequeña de 13 años y de un joven de 18 años años, por quien se sumó a la lucha de madres que viven violencia vicaria, pues desde hace varios años el progenitor le impidió verlo.

“El tema emocional está muy cargado, estamos viviendo sin nuestros hijos, estamos pidiendo una ley, estamos con miedo por nuestros agresores y también también tener que lidiar con lo que hacen los diputados”. Anunciaron que emprenderán acciones para que Jalisco se sume a las casi 30 entidades que ya aprobaron la ley vicaria con perspectiva de género. Las integrantes del Frente Nacional Contra la Violencia Vicaria señalaron que “de casi nada nos va a servir una ley en la que al denunciar a nuestros agresores a lo máximo que podremos aspirar es a que las autoridades le emitan un exhorto para dejar de violentarnos”. Consideran que eso no es acceso a una vida libre de violencia y hacen falta sanciones y que se armonice a los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en donde se afirma que es necesario imponer penas a los agresores vicarios. Aunque se tuvo el aval de la Fracción de MC fueron Dolores López, Claudia Salas, Nora Medina (MC) y Hortensia Noroña (PRI) que negaron a las mujeres el contar con una ley Vicaria.

Mucho peor es quitarle a una madre sus hijos

La diputada del PAN Claudia Murguía Torres se sumó a la causa y empatizó con las mujeres que viven violencia vicaria, entendiéndolas como madre y como mujer. “La peor manera de lastimar a una madre es que le arrebaten a sus hijos, por eso la violencia vicaria no puede proteger a los hombres”. Es dijo inconstitucional la aprobación del Congreso, tomando en cuenta la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y advirtió que ello pone en riesgo a las mujeres que sufren de esta violencia. Criticó a la diputada Dolores López de Movimiento Ciudadano junto con el resto que avalaron la reforma y con ello le dieron la espalda a quienes se manifestaron y a muchas más.

La diputada del PAN Claudia Murguía Torres se sumó a la causa y empatizó con las mujeres que viven violencia vicaria. Foto. Cortesía

En el mismo sentido la diputada panista Mirelle Montes se dijo consternada por la decisión mayoritaria. “Lamento mucho que muchas de mis compañeras y compañeros hayan votado a favor de desparecer la violencia vicaria”.

“El hecho de eliminar la figura de violencia vicaria del Código Penal minimiza e invisibliza totalmente la participación activa del sujeto activo del delito, que es el agresor con quien la víctima tuvo o tiene una relación de matrimonio, concubinato, relación de hecho, noviazgo o cualquier otra relación sentimental, la interpósita persona es aquella que aparentando o por cuenta propia interviene en un acto jurídico por encargo y aprovecho de otro”. En estos dos años se han perdido muchas infancias y se han violentado a cientos de niños en este estado y ellos (diputados) son los culpables. Han causado daños irreparables a nosotras, dijo Lisi Celis, que sufre violencia vicaria.

Local

Premio Estatal a la Juventud 2024: Bases y ámbitos en los que podrás participar

Si eres un joven que trabaja en favor de la sociedad y de su Estado o conoces a alguien así es momento de que te inscribas o registres a tu conocido

Gossip

Jaliscienses entre los nominados al Premio Ariel, conózcalos

La edición 66 de los premios Ariel se llevará a cabo de nueva cuenta en Guadalajara

Local

Tlajomulco se prepara para recibir el temporal de lluvias

Se tienen identificados 44 sitios que frecuentemente sufren de inundaciones

Local

Escasez de sangre: Por mitos la gente evita la donación

Hacerlo contribuye a que pacientes con enfermedades mortales vivan más tiempo, con mejor calidad de vida

Local

Tlaquepaque reporta 34 puntos de inundaciones en 14 colonias, preparan plan preventivo

Ante las primeras lluvias del temporal la ciudadanía puede mantenerse informada sobre los puntos de riesgo mediante internet en SIGMetro