/ lunes 20 de noviembre de 2023

#TodasTodosLosDías

La violencia es un fenómeno que denigra diariamente a mujeres y niñas en México y el mundo entero, es por ello que, en el marco del #25N te cuento en mi columna la importancia de los espacios seguros; asegurar la integridad y el respeto de los derechos de las ciudadanas es prioridad.

La violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas y generalizadas del mundo. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a nivel global, 736 millones de mujeres, casi una de cada tres, han sido víctimas de violencia física y/o sexual al menos una vez en su vida; se trata de un dato inmensamente abrumador.

Los espacios públicos de la ciudad se han vuelto áreas rojas o de precaución al respecto, ya que es justo en el espacio público donde distintas practicas violentas se han incrementado, asegurar la integridad de las ciudadanas es un deber de los gobiernos, donde se deben desarrollar e implementar leyes y políticas, repensar los servicios y las infraestructuras, y también transformar las normas sociales para prevenir y responder a la violencia contra las mujeres en el espacio público, ya que la indiferencia puede llegar a costar, incluso, la vida misma.

En 2021, en México vivían 128 millones de personas, de las cuales, 65.5 millones eran mujeres (51.2 %), y más de 50.5 millones (77.1 %) tenían 15 años y más de edad. De acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Victimización, y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE, 2022) Las mujeres en los delitos sexuales, como el manoseo, exhibicionismo e intento de violación, las mujeres son más vulnerables, ya que se registran 10 delitos sexuales cometidos contra mujeres por cada uno cometido contra hombres. Además, la cifra negra está compuesta en un 88.8% por el delito de violación. Estos delitos tienden a ocurrir con mayor frecuencia en la calle (42.7%) y en el transporte público (32.1%).

esta situación ocasiona que limiten su movilidad, y se vean obligadas a cambiar las rutas diarias, así como la deserción en actividades educativas, sociales, de entretenimiento, y donde en muchos de los casos, incluso se ven forzadas a cambiar su vestimenta para evitar cierto tipo de hostigamientos protegerse de la inseguridad.

Los espacios seguros para mujeres y niñas se definen como espacios donde las mujeres puedan sentirse física y emocionalmente seguras; se trata de espacios donde tengan la libertad de expresarse sin temor. Actualmente, el panorama en la ciudad se encuentra en construcción, implementando diversos centros de atención y esparcimiento enfocados para las mujeres.

Como cada año, la ONU propone una campaña que durara 16 día de activismo, que va del 25 de noviembre, hasta el 10 de diciembre, con el objetivo de visibilizar este fenómeno y sumarse a la erradicación de la violencia femenil.

Te extiendo la invitación a ser parte del activismo, NO MÁS VIOLENCIA.

miguel.zarateh@hotmail.com

Twitter: @MiguelZarateH

La violencia es un fenómeno que denigra diariamente a mujeres y niñas en México y el mundo entero, es por ello que, en el marco del #25N te cuento en mi columna la importancia de los espacios seguros; asegurar la integridad y el respeto de los derechos de las ciudadanas es prioridad.

La violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas y generalizadas del mundo. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a nivel global, 736 millones de mujeres, casi una de cada tres, han sido víctimas de violencia física y/o sexual al menos una vez en su vida; se trata de un dato inmensamente abrumador.

Los espacios públicos de la ciudad se han vuelto áreas rojas o de precaución al respecto, ya que es justo en el espacio público donde distintas practicas violentas se han incrementado, asegurar la integridad de las ciudadanas es un deber de los gobiernos, donde se deben desarrollar e implementar leyes y políticas, repensar los servicios y las infraestructuras, y también transformar las normas sociales para prevenir y responder a la violencia contra las mujeres en el espacio público, ya que la indiferencia puede llegar a costar, incluso, la vida misma.

En 2021, en México vivían 128 millones de personas, de las cuales, 65.5 millones eran mujeres (51.2 %), y más de 50.5 millones (77.1 %) tenían 15 años y más de edad. De acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Victimización, y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE, 2022) Las mujeres en los delitos sexuales, como el manoseo, exhibicionismo e intento de violación, las mujeres son más vulnerables, ya que se registran 10 delitos sexuales cometidos contra mujeres por cada uno cometido contra hombres. Además, la cifra negra está compuesta en un 88.8% por el delito de violación. Estos delitos tienden a ocurrir con mayor frecuencia en la calle (42.7%) y en el transporte público (32.1%).

esta situación ocasiona que limiten su movilidad, y se vean obligadas a cambiar las rutas diarias, así como la deserción en actividades educativas, sociales, de entretenimiento, y donde en muchos de los casos, incluso se ven forzadas a cambiar su vestimenta para evitar cierto tipo de hostigamientos protegerse de la inseguridad.

Los espacios seguros para mujeres y niñas se definen como espacios donde las mujeres puedan sentirse física y emocionalmente seguras; se trata de espacios donde tengan la libertad de expresarse sin temor. Actualmente, el panorama en la ciudad se encuentra en construcción, implementando diversos centros de atención y esparcimiento enfocados para las mujeres.

Como cada año, la ONU propone una campaña que durara 16 día de activismo, que va del 25 de noviembre, hasta el 10 de diciembre, con el objetivo de visibilizar este fenómeno y sumarse a la erradicación de la violencia femenil.

Te extiendo la invitación a ser parte del activismo, NO MÁS VIOLENCIA.

miguel.zarateh@hotmail.com

Twitter: @MiguelZarateH

ÚLTIMASCOLUMNAS