/ lunes 18 de diciembre de 2023

Las nuevas intervenciones en la ciudad

La ciudad de Guadalajara ha experimentado a lo largo del tiempo, desde su fundación hasta el día de hoy, una serie de intervenciones que reflejan los cambios sociales y culturales vividos. En mi colaboración de hoy, compartiré detalles sobre la intervención en curso en el Paseo Alcalde y su extensión hasta el parque Agua Azul.

La antigua avenida Alcalde fue concebida y ejecutada por el arquitecto Ignacio Díaz Morales entre 1947 y 1953. La finalidad de este proyecto era la creación de nuevos espacios públicos y la mejora del tráfico en la zona, dado el crecimiento de la demanda automovilística. La avenida contaba con seis carriles para automóviles, y a lo largo de su recorrido, permitía contemplar las distintas edificaciones del Centro Histórico de Guadalajara.

A partir del año 2017, comenzó a tomar forma el proyecto actual del Paseo Alcalde, que ahora permite recorrer sus 2.5 km de longitud a pie o en bicicleta, desde la Glorieta de la Normal hasta el Templo de San Francisco. Esta fase de renovación se concluyó en 2018, incorporando un total de 91 fuentes, 165 mesas, 561 bancas y aproximadamente 2000 árboles nuevos. Este se presenta como un espacio lleno de arquitectura emblemática, gastronomía e historia. Es un gusto informarte que próximamente el Paseo se extenderá hasta llegar al Parque Agua Azul y La Plaza Juárez, convirtiéndose así en el paseo peatonal más extenso de América Latina.

Este hito representa un importante logro para el Gobierno de Guadalajara, ya que avanza decididamente hacia la peatonalización de las calles, priorizando la seguridad de quienes las transitan. Este ambicioso proyecto se materializa a través de cuidadosos detalles como la selección de materiales, una señalización clara y una iluminación estratégica que no solo embellece el entorno, sino que también promueve un ambiente seguro y acogedor.

Con esta transformación, el espacio público se convierte en una apuesta de un lugar de encuentro para la ciudad, donde la cohesión social se fortalece. Los elementos arquitectónicos, las áreas verdes estratégicamente distribuidas y las zonas de descanso contribuyen a la creación de un entorno armonioso que invita a la interacción y al disfrute compartido.

miguel.zarateh@hotmail.com

X: @MiguelZarateH

La ciudad de Guadalajara ha experimentado a lo largo del tiempo, desde su fundación hasta el día de hoy, una serie de intervenciones que reflejan los cambios sociales y culturales vividos. En mi colaboración de hoy, compartiré detalles sobre la intervención en curso en el Paseo Alcalde y su extensión hasta el parque Agua Azul.

La antigua avenida Alcalde fue concebida y ejecutada por el arquitecto Ignacio Díaz Morales entre 1947 y 1953. La finalidad de este proyecto era la creación de nuevos espacios públicos y la mejora del tráfico en la zona, dado el crecimiento de la demanda automovilística. La avenida contaba con seis carriles para automóviles, y a lo largo de su recorrido, permitía contemplar las distintas edificaciones del Centro Histórico de Guadalajara.

A partir del año 2017, comenzó a tomar forma el proyecto actual del Paseo Alcalde, que ahora permite recorrer sus 2.5 km de longitud a pie o en bicicleta, desde la Glorieta de la Normal hasta el Templo de San Francisco. Esta fase de renovación se concluyó en 2018, incorporando un total de 91 fuentes, 165 mesas, 561 bancas y aproximadamente 2000 árboles nuevos. Este se presenta como un espacio lleno de arquitectura emblemática, gastronomía e historia. Es un gusto informarte que próximamente el Paseo se extenderá hasta llegar al Parque Agua Azul y La Plaza Juárez, convirtiéndose así en el paseo peatonal más extenso de América Latina.

Este hito representa un importante logro para el Gobierno de Guadalajara, ya que avanza decididamente hacia la peatonalización de las calles, priorizando la seguridad de quienes las transitan. Este ambicioso proyecto se materializa a través de cuidadosos detalles como la selección de materiales, una señalización clara y una iluminación estratégica que no solo embellece el entorno, sino que también promueve un ambiente seguro y acogedor.

Con esta transformación, el espacio público se convierte en una apuesta de un lugar de encuentro para la ciudad, donde la cohesión social se fortalece. Los elementos arquitectónicos, las áreas verdes estratégicamente distribuidas y las zonas de descanso contribuyen a la creación de un entorno armonioso que invita a la interacción y al disfrute compartido.

miguel.zarateh@hotmail.com

X: @MiguelZarateH

ÚLTIMASCOLUMNAS