/ lunes 12 de febrero de 2024

La infraestructura en la educación

Como lo prometí en mi columna pasada, el día de hoy, retomare el programa “Escuelas a Todo Color”; mismo que surge de la necesidad de tener instalaciones dignas para las niñas, niños y jóvenes que se encuentran estudiando. Sin duda, una prioridad para nuestra ciudad.

El programa "Escuelas a Todo Color" tiene como objetivo ofrecer entornos educativos dignos, que estimulen el aprendizaje y la permanencia escolar de las y los estudiantes, transformando la infraestructura de las escuelas, para así contribuir a la participación de los padres de familia en una crianza positiva, fomentando el cuidado del plantel. Las intervenciones se realizan a través de la dirección de Obras Públicas, contemplan la remodelación de baños, pintura interior y exterior, con adecuaciones varias, según las necesidades que tiene cada plantel.

Desde hace dos años, se han rehabilitado 60 escuelas públicas en la ciudad, beneficiando a aproximadamente 15 mil 270 estudiantes, docentes y personal educativo. Este programa se ha visto beneficiado por algunas fundaciones, una de ellas es la de Silicon Valley, que, a través de un fondo de 150 millones de pesos otorgado, se renovaran 43 escuelas más del municipio en beneficio de las niñas, niños y jóvenes tapatíos.

La renovación de la infraestructura de las escuelas aporta, además, al medio ambiente, ya que se han incorporado “Nidos de Lluvia”; un programa integral que consta de la instalación de sistemas de captación de agua pluvial: una verdadera innovación, ya que no solo mejora el abastecimiento de agua, sino que acompaña a la comunidad escolar a través de la capacitación técnica y un programa de educación ambiental basado en una metodología participativa, enseñando la importancia del uso sustentable del agua y la autonomía hídrica desde la niñez.

Me gustaría recalcar como es que la infraestructura es importante para la educación, citando un pequeño fragmento de Nancy Pacheco, investigadora del Centro de Estudios e Investigaciones para el Desarrollo Docente A. C., México, donde explica que se puede afirmar que las condiciones físicas de las escuelas tienen un efecto importante en el desempeño del estudiante y pueden contribuir significativamente a la reducción de la brecha de aprendizaje asociada con la desigualdad social. Asimismo, gran parte de las indagaciones efectuadas en los últimos años sobre la calidad y eficiencia escolar han explorado la relación que existe entre las condiciones físicas de las escuelas y el aprendizaje de los estudiantes.

No cabe duda que el Gobierno de Guadalajara está aportando de manera positiva a la educación, priorizando al mismo tiempo su infraestructura y entornos, tanto es así, que, a su vez, está impulsando el desarrollo de infraestructura que aporta a la educación alterna, con la construcción de las Colmenas y otros centros recreativos. Bueno, te dejo en suspenso, pero espera mi siguiente columna, donde hablare de lleno sobre este tema.

miguel.zarateh@hotmail.com

X: @MiguelZarateH

Como lo prometí en mi columna pasada, el día de hoy, retomare el programa “Escuelas a Todo Color”; mismo que surge de la necesidad de tener instalaciones dignas para las niñas, niños y jóvenes que se encuentran estudiando. Sin duda, una prioridad para nuestra ciudad.

El programa "Escuelas a Todo Color" tiene como objetivo ofrecer entornos educativos dignos, que estimulen el aprendizaje y la permanencia escolar de las y los estudiantes, transformando la infraestructura de las escuelas, para así contribuir a la participación de los padres de familia en una crianza positiva, fomentando el cuidado del plantel. Las intervenciones se realizan a través de la dirección de Obras Públicas, contemplan la remodelación de baños, pintura interior y exterior, con adecuaciones varias, según las necesidades que tiene cada plantel.

Desde hace dos años, se han rehabilitado 60 escuelas públicas en la ciudad, beneficiando a aproximadamente 15 mil 270 estudiantes, docentes y personal educativo. Este programa se ha visto beneficiado por algunas fundaciones, una de ellas es la de Silicon Valley, que, a través de un fondo de 150 millones de pesos otorgado, se renovaran 43 escuelas más del municipio en beneficio de las niñas, niños y jóvenes tapatíos.

La renovación de la infraestructura de las escuelas aporta, además, al medio ambiente, ya que se han incorporado “Nidos de Lluvia”; un programa integral que consta de la instalación de sistemas de captación de agua pluvial: una verdadera innovación, ya que no solo mejora el abastecimiento de agua, sino que acompaña a la comunidad escolar a través de la capacitación técnica y un programa de educación ambiental basado en una metodología participativa, enseñando la importancia del uso sustentable del agua y la autonomía hídrica desde la niñez.

Me gustaría recalcar como es que la infraestructura es importante para la educación, citando un pequeño fragmento de Nancy Pacheco, investigadora del Centro de Estudios e Investigaciones para el Desarrollo Docente A. C., México, donde explica que se puede afirmar que las condiciones físicas de las escuelas tienen un efecto importante en el desempeño del estudiante y pueden contribuir significativamente a la reducción de la brecha de aprendizaje asociada con la desigualdad social. Asimismo, gran parte de las indagaciones efectuadas en los últimos años sobre la calidad y eficiencia escolar han explorado la relación que existe entre las condiciones físicas de las escuelas y el aprendizaje de los estudiantes.

No cabe duda que el Gobierno de Guadalajara está aportando de manera positiva a la educación, priorizando al mismo tiempo su infraestructura y entornos, tanto es así, que, a su vez, está impulsando el desarrollo de infraestructura que aporta a la educación alterna, con la construcción de las Colmenas y otros centros recreativos. Bueno, te dejo en suspenso, pero espera mi siguiente columna, donde hablare de lleno sobre este tema.

miguel.zarateh@hotmail.com

X: @MiguelZarateH

ÚLTIMASCOLUMNAS