/ lunes 19 de febrero de 2024

Paso de Guadalupe se volvió el 'Tiradero' clandestino del narco

La cuestión geográfica de la zona propicia que sea un verdadero "tiradero"

El Paso de Guadalupe, un poblado al pie de la carretera a Saltillo que se ubica en los límites de Ixtlahuacán del Río y Zapopan, cerca del río Santiago, por mucho tiempo fue un “tiradero” clandestino del narco. Esa zona es controlada por Ricardo Ruiz Velasco, alias “El Doble R”.

El tiempo ha hecho que los restos que meses antes fueron abandonados ahí ahora estén convertidos en sólo huesos que han ido encontrando diversos colectivos de familiares de personas desaparecidas. Los hallazgos se intensificaron durante el mes de enero luego de que colectivos Luz de Esperanza y Madres Buscadoras de Jalisco realizaron búsquedas en campo. Tan sólo en el mes que recién concluyó se localizaron restos los días 5, 14, 15, 16, 17, 18, 20, 26, 28 y 31, de acuerdo con los registros de la Fiscalía Estatal.

Te recomendamos:

Mientras que durante 2023 hubo otros 10 hallazgos de restos humanos y cuerpos. El colectivo Madres Buscadoras de Jalisco es el que ha realizado la mayoría de las localizaciones de enero. Contabiliza que desde el día 5 de ese mes han encontrado diversas osamentas que podrían pertenecer a 15 personas.

Estos hallazgos han sido en el Paso de Guadalupe a la altura del kilómetro 28 de la carretera a Saltillo, todos han sido localizados a nivel de piso. Esa zona cercana al cauce del río está llena de piedras, desde entonces las buscadoras acuden de manera permanente a explotar con la esperanza de encontrar ahí a sus seres queridos desaparecidos.

El hallazgo más reciente fue en días pasados en el kilómetro 29 de la Carretera a Saltillo, a la altura del poblado San Francisco Ixcatán, en donde integrantes de esa agrupación encontraron a unos 300 metros de distancia de la Carretera una extremidad inferior. Héctor Flores, fundador del Colectivo Luz de Esperanza, que también hace búsquedas en la zona, asegura que ya son restos que ya tienen tiempo que fueron abandonados ahí.

“Es muy difícil hacer estas búsquedas por la zona. Los restos que encontramos ahí periódicamente es una desgracia que cada dos o tres meses encontremos restos ahí. Son de Larga DATA, las osamentas que encontramos tienen aproximadamente más de un año”.

Sigue leyendo:

Kilómetros previos al paso de Guadalupe se ubica la zona de la llamada Cola de Caballo, un sitio que históricamente también ha servido a los grupos criminales como un tiradero de cuerpos. La zona que está alejada de la población carece de alumbrado y vigilancia lo que hace que bandas del narco lo usen como depósito de cuerpos. El colectivo Luz de Esperanza ya ha solicitado acciones para prevenir que sigan dejando cuerpos en la zona.

“En lo que respecta a carretera a Saltillo hemos pedido al Gobierno municipal y al Gobierno del Estado que busquen la manera de limpiar los tres basureros, que ponga un alambrado para que ya no sigan tirando restos humanos ahí, pero no hemos tenido respuestas. En febrero, porque no hay presupuesto, ni a nivel federal, ni a nivel estatal por el tema fiscal todo febrero no hay presupuesto para las familias”.

Lamentó que no haya políticas que prevengan la desaparición de personas y su posterior abandono de sus cuerpos en sitios como esos.

“Es un reflejo de los que estamos viviendo, la situación no ha cambiado, no hay una contención ni una investigación en vida. Entonces desgraciadamente nuestros desaparecidos están condenados a muerte porque la autoridad no hace nada y seguimos encontrándolos de esta manera”.

Ni las autoridades van para allá

El especialista en temas de seguridad e investigador de tiempo completo de la Universidad de Guadalajara y del Observatorio de Seguridad y Justicia Francisco Jiménez Reynoso aseguró que la cuestión geográfica de la zona propicia que sea un verdadero "tiradero".

"Sus condiciones, su inhabitabilidad, una carretera inhóspita, muy solitaria, casi nula vigilancia, la oscuridad porque este tipo de eventos regularmente, salvo excepciones los hacen aprovechándose de la nocturnidad, de la gran oscuridad que hay en esta carretera, la falta de iluminación, la falta de vigilancia, la misma autoridad sabe que ahí está peligroso y ni ellos van para allá mucho menos de noche, entonces son varios los factores, la cuestión geográfica".

Sobre la iniciativa de pedir que se coloque una malla, el especialista asegura que sería una opción para inhibir el delito. Es una propuesta que se debe tomar en serio porque ellos saben lo que está pasando, saben más que la autoridad y están más involucrados que la autoridad, tienen mayor interés que las autoridades incluso de los tres órdenes de gobierno.

Durante años las autoridades se han comprometido a reforzar la seguridad de la zona, sin embargo, sigue la localización de restos tanto en el Paso de Guadalupe como sobre la carretera a Saltillo a la altura del balneario Los Camachos. El comisario de la Policía de Zapopan Jorge Alberto Arizpe García aseguró que es una zona en la que hay vigilancia constante por parte de las autoridades de los tres niveles de Gobierno.

"Hay patrullaje y no solo de nosotros también de la Guardia Nacional, de la Sedena también va a haber patrullaje. Nosotros nos coordinamos con ellos, inclusive últimamente tuvo una jovencita menor de edad cuando fue rescatada que estuvo como a 50 metros".

De acuerdo con el colectivo Luz de Esperanza hay más de 5 mil restos humanos sin identificar en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, los cuales han sido localizados en diferentes puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

  • Suscríbete a nuestro servicio de Telegram
  • Suscríbete a nuestra edición digital
  • El Paso de Guadalupe, un poblado al pie de la carretera a Saltillo que se ubica en los límites de Ixtlahuacán del Río y Zapopan, cerca del río Santiago, por mucho tiempo fue un “tiradero” clandestino del narco. Esa zona es controlada por Ricardo Ruiz Velasco, alias “El Doble R”.

    El tiempo ha hecho que los restos que meses antes fueron abandonados ahí ahora estén convertidos en sólo huesos que han ido encontrando diversos colectivos de familiares de personas desaparecidas. Los hallazgos se intensificaron durante el mes de enero luego de que colectivos Luz de Esperanza y Madres Buscadoras de Jalisco realizaron búsquedas en campo. Tan sólo en el mes que recién concluyó se localizaron restos los días 5, 14, 15, 16, 17, 18, 20, 26, 28 y 31, de acuerdo con los registros de la Fiscalía Estatal.

    Te recomendamos:

    Mientras que durante 2023 hubo otros 10 hallazgos de restos humanos y cuerpos. El colectivo Madres Buscadoras de Jalisco es el que ha realizado la mayoría de las localizaciones de enero. Contabiliza que desde el día 5 de ese mes han encontrado diversas osamentas que podrían pertenecer a 15 personas.

    Estos hallazgos han sido en el Paso de Guadalupe a la altura del kilómetro 28 de la carretera a Saltillo, todos han sido localizados a nivel de piso. Esa zona cercana al cauce del río está llena de piedras, desde entonces las buscadoras acuden de manera permanente a explotar con la esperanza de encontrar ahí a sus seres queridos desaparecidos.

    El hallazgo más reciente fue en días pasados en el kilómetro 29 de la Carretera a Saltillo, a la altura del poblado San Francisco Ixcatán, en donde integrantes de esa agrupación encontraron a unos 300 metros de distancia de la Carretera una extremidad inferior. Héctor Flores, fundador del Colectivo Luz de Esperanza, que también hace búsquedas en la zona, asegura que ya son restos que ya tienen tiempo que fueron abandonados ahí.

    “Es muy difícil hacer estas búsquedas por la zona. Los restos que encontramos ahí periódicamente es una desgracia que cada dos o tres meses encontremos restos ahí. Son de Larga DATA, las osamentas que encontramos tienen aproximadamente más de un año”.

    Sigue leyendo:

    Kilómetros previos al paso de Guadalupe se ubica la zona de la llamada Cola de Caballo, un sitio que históricamente también ha servido a los grupos criminales como un tiradero de cuerpos. La zona que está alejada de la población carece de alumbrado y vigilancia lo que hace que bandas del narco lo usen como depósito de cuerpos. El colectivo Luz de Esperanza ya ha solicitado acciones para prevenir que sigan dejando cuerpos en la zona.

    “En lo que respecta a carretera a Saltillo hemos pedido al Gobierno municipal y al Gobierno del Estado que busquen la manera de limpiar los tres basureros, que ponga un alambrado para que ya no sigan tirando restos humanos ahí, pero no hemos tenido respuestas. En febrero, porque no hay presupuesto, ni a nivel federal, ni a nivel estatal por el tema fiscal todo febrero no hay presupuesto para las familias”.

    Lamentó que no haya políticas que prevengan la desaparición de personas y su posterior abandono de sus cuerpos en sitios como esos.

    “Es un reflejo de los que estamos viviendo, la situación no ha cambiado, no hay una contención ni una investigación en vida. Entonces desgraciadamente nuestros desaparecidos están condenados a muerte porque la autoridad no hace nada y seguimos encontrándolos de esta manera”.

    Ni las autoridades van para allá

    El especialista en temas de seguridad e investigador de tiempo completo de la Universidad de Guadalajara y del Observatorio de Seguridad y Justicia Francisco Jiménez Reynoso aseguró que la cuestión geográfica de la zona propicia que sea un verdadero "tiradero".

    "Sus condiciones, su inhabitabilidad, una carretera inhóspita, muy solitaria, casi nula vigilancia, la oscuridad porque este tipo de eventos regularmente, salvo excepciones los hacen aprovechándose de la nocturnidad, de la gran oscuridad que hay en esta carretera, la falta de iluminación, la falta de vigilancia, la misma autoridad sabe que ahí está peligroso y ni ellos van para allá mucho menos de noche, entonces son varios los factores, la cuestión geográfica".

    Sobre la iniciativa de pedir que se coloque una malla, el especialista asegura que sería una opción para inhibir el delito. Es una propuesta que se debe tomar en serio porque ellos saben lo que está pasando, saben más que la autoridad y están más involucrados que la autoridad, tienen mayor interés que las autoridades incluso de los tres órdenes de gobierno.

    Durante años las autoridades se han comprometido a reforzar la seguridad de la zona, sin embargo, sigue la localización de restos tanto en el Paso de Guadalupe como sobre la carretera a Saltillo a la altura del balneario Los Camachos. El comisario de la Policía de Zapopan Jorge Alberto Arizpe García aseguró que es una zona en la que hay vigilancia constante por parte de las autoridades de los tres niveles de Gobierno.

    "Hay patrullaje y no solo de nosotros también de la Guardia Nacional, de la Sedena también va a haber patrullaje. Nosotros nos coordinamos con ellos, inclusive últimamente tuvo una jovencita menor de edad cuando fue rescatada que estuvo como a 50 metros".

    De acuerdo con el colectivo Luz de Esperanza hay más de 5 mil restos humanos sin identificar en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, los cuales han sido localizados en diferentes puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

  • Suscríbete a nuestro servicio de Telegram
  • Suscríbete a nuestra edición digital
  • Local

    Las becas no resuelven la deserción escolar: especialista Tec Monterrey

    El reto para Jalisco es mejorar el sistema de educación desde la etapa inicial de cada niña y niño

    Local

    El 79% de las empresas entregarán utilidades a sus empleados este año: Coparmex Jalisco

    Esto representa una derrama económica de 31 mil 140 millones de pesos que beneficiarán a 967 mil trabajadores

    Local

    Calandrieros se muestran renuentes a emigrar a un carro eléctrico

    En dos meses termina el plazo para el cambio; ellos seguirán utilizando los caballos para no perder el atractivo y tradición

    Local

    Cuál es la realidad laboral de mujeres en Jalisco, Colima y Nayarit

    Jalisco da más oportunidades a este sector de la población al incorporase a la vida laboral, pero está en último como dueñas de una vivienda