/ martes 28 de diciembre de 2021

Lleva 15 meses reclamando el cuerpo de su hijo en Semefo pero no hay confrontas y se lo niegan

Así el calvario de los familiares de las personas desaparecidas

El único deseo de Año Nuevo es poder darle sepultura a su hijo pero a más de año y medio tratando de recuperar el cuerpo de las instalaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), se lo niegan porque según le dicen no se han hecho las confrontas a pesar de que está plenamente identificado, así el calvario de los familiares de las personas desaparecidas y encontradas fallecidas.

La señora Patricia Lozano narra toda de serie de obstáculos que sortea prácticamente todas las semanas para poder recuperar el cuerpo de su hijo, el cual tiene plenamente identificado pero por falta de pruebas genéticas y la insensibilidad de las autoridades (que sólo acuden con ellos para tomarse la foto y hacer promesas) no se lo entregan, les dan argumentos y más argumentos pero de las pruebas genéticas faltan y no saben las causas por las cuales no se han hecho.


Podría interesarte:


“Estoy peleando el cuerpo de mi hijo ya por más de 15 meses, aquí en Semefo no me lo dan porque no salen las confrontas, ya tengo confronta de la cabeza y una mano pero de lo demás no sale, entonces yo quiero que ya me lo den porque ya tienen mucho tiempo, el cuerpo ya está completo pero no me lo dan”, dijo.

El peregrinar de oficina en oficina inicia con la desaparición de su familiar, la angustia de no saber qué sucedió, quién se lo llevó, a dónde se lo llevaron, si van a volver a saber de él, si estará bien, si sufre alguna tortura, si ya comió, qué documentos necesitan, recordar si tenía alguna seña particular, en todo eso piensan mientras inician la búsqueda.

Pasado el momento difícil de la desaparición y de encontrar indicios de que su familiar está en algún lugar marca otro de los calvarios a seguir y una vez localizados los cuerpos el principal problema es lograr que se hagan todas las pruebas necesarias para la identificación lo antes posible, misión que prácticamente parece no cumplirse ya que en su caso a más de un año de identificado plenamente, las llamadas confrontas no se han hecho.

Así una y otra vez acuden ya que les dicen que “venga en 15 días, 22 días, que todavía no salen, que están trabajando, que procesan las partes del cuerpo y sólo eso me dicen” pero en estos 15 meses no sólo se desgastan en tiempo, desesperación, pasar hambre, estar bajo el rayo del sol, mojarse con las lluvias, temblar por el frío en el exterior del IJCF, también les lloran pero lo que más cala es la impotencia de no poder hacer nada.

Ante esta situación es que los hacen quebrase y las lágrimas salen porque “es mucha pérdida de tiempo, es un dolor que no se puede explicar y no poder hacer nada por ellos, y desde que encontré el cuerpo de mi hijo la Fiscalía dejó el caso y le dejó el tema a Semefo, fui a Derechos Humanos, puse mi queja y no me ayudaron en nada”.

De ahí la mandaron al a Comisión de Víctimas en donde le ofrecieron una funeraria para realizar el servicio de su hijo o darle dinero pero eso ella no lo quiere, lo que “yo quiero es que me ayuden a sacar el cuerpo de mi hijo del Semefo, me dicen que ellos no pueden hacer nada”.

Como familia es imposible explicar lo que se siente “es un dolor muy grande, una impotencia de que no puedes hacer nada para poderlos sacar, mucha gente me ha dicho que salgamos hasta a parar camiones en la carretera a Chapala, pero no esa no es una solución porque no me lo van a dar”.

Su hijo estaba casado y estaba esperando un bebé, que ahora ya tiene poco más de un año su hija y ella como abuela pocas veces la ve y “es un sufrimiento ver a esta criatura si el apoyo de su padre, pero no le falta nada porque no la dejamos sola, pero la niña va a crecer con un dolor muy grande porque no tiene a su papá”.

Pero su caso no es el único, ella tiene una vecina que lleva más tiempo buscando a su hijo y hasta la fecha sólo se encontró una mano, una vecina más un 20 de noviembre de hace más de tres años también se lo llevaron. En su caso cada que conocía de una fosa clandestina buscaba a su hijo, hasta que lo encontró y ahora “yo quisiera ya llevármelo a un lugar en donde pudiera descansar a gusto”.

El único deseo de Año Nuevo es poder darle sepultura a su hijo pero a más de año y medio tratando de recuperar el cuerpo de las instalaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), se lo niegan porque según le dicen no se han hecho las confrontas a pesar de que está plenamente identificado, así el calvario de los familiares de las personas desaparecidas y encontradas fallecidas.

La señora Patricia Lozano narra toda de serie de obstáculos que sortea prácticamente todas las semanas para poder recuperar el cuerpo de su hijo, el cual tiene plenamente identificado pero por falta de pruebas genéticas y la insensibilidad de las autoridades (que sólo acuden con ellos para tomarse la foto y hacer promesas) no se lo entregan, les dan argumentos y más argumentos pero de las pruebas genéticas faltan y no saben las causas por las cuales no se han hecho.


Podría interesarte:


“Estoy peleando el cuerpo de mi hijo ya por más de 15 meses, aquí en Semefo no me lo dan porque no salen las confrontas, ya tengo confronta de la cabeza y una mano pero de lo demás no sale, entonces yo quiero que ya me lo den porque ya tienen mucho tiempo, el cuerpo ya está completo pero no me lo dan”, dijo.

El peregrinar de oficina en oficina inicia con la desaparición de su familiar, la angustia de no saber qué sucedió, quién se lo llevó, a dónde se lo llevaron, si van a volver a saber de él, si estará bien, si sufre alguna tortura, si ya comió, qué documentos necesitan, recordar si tenía alguna seña particular, en todo eso piensan mientras inician la búsqueda.

Pasado el momento difícil de la desaparición y de encontrar indicios de que su familiar está en algún lugar marca otro de los calvarios a seguir y una vez localizados los cuerpos el principal problema es lograr que se hagan todas las pruebas necesarias para la identificación lo antes posible, misión que prácticamente parece no cumplirse ya que en su caso a más de un año de identificado plenamente, las llamadas confrontas no se han hecho.

Así una y otra vez acuden ya que les dicen que “venga en 15 días, 22 días, que todavía no salen, que están trabajando, que procesan las partes del cuerpo y sólo eso me dicen” pero en estos 15 meses no sólo se desgastan en tiempo, desesperación, pasar hambre, estar bajo el rayo del sol, mojarse con las lluvias, temblar por el frío en el exterior del IJCF, también les lloran pero lo que más cala es la impotencia de no poder hacer nada.

Ante esta situación es que los hacen quebrase y las lágrimas salen porque “es mucha pérdida de tiempo, es un dolor que no se puede explicar y no poder hacer nada por ellos, y desde que encontré el cuerpo de mi hijo la Fiscalía dejó el caso y le dejó el tema a Semefo, fui a Derechos Humanos, puse mi queja y no me ayudaron en nada”.

De ahí la mandaron al a Comisión de Víctimas en donde le ofrecieron una funeraria para realizar el servicio de su hijo o darle dinero pero eso ella no lo quiere, lo que “yo quiero es que me ayuden a sacar el cuerpo de mi hijo del Semefo, me dicen que ellos no pueden hacer nada”.

Como familia es imposible explicar lo que se siente “es un dolor muy grande, una impotencia de que no puedes hacer nada para poderlos sacar, mucha gente me ha dicho que salgamos hasta a parar camiones en la carretera a Chapala, pero no esa no es una solución porque no me lo van a dar”.

Su hijo estaba casado y estaba esperando un bebé, que ahora ya tiene poco más de un año su hija y ella como abuela pocas veces la ve y “es un sufrimiento ver a esta criatura si el apoyo de su padre, pero no le falta nada porque no la dejamos sola, pero la niña va a crecer con un dolor muy grande porque no tiene a su papá”.

Pero su caso no es el único, ella tiene una vecina que lleva más tiempo buscando a su hijo y hasta la fecha sólo se encontró una mano, una vecina más un 20 de noviembre de hace más de tres años también se lo llevaron. En su caso cada que conocía de una fosa clandestina buscaba a su hijo, hasta que lo encontró y ahora “yo quisiera ya llevármelo a un lugar en donde pudiera descansar a gusto”.

Policiaca

Localizan al señor José Luis, quien fue arrastrado por la corriente junto con su esposa; ella aún es buscada

El cuerpo fue lo fue identificado por los hijos del hombre quienes también estaban participando en los trabajos de búsqueda

Local

Solo 3% de personas en situación de calle acepta resguardo del DIF Jalisco para protegerse de las lluvias

Desde que se normalizó las lluvias a la fecha se tiene un registro de cinco personas fallecidas a consecuencia de las lluvias

Doble Vía

¿Una pizza con higo? Disfruta eso y más en Higo Fest 2024, un evento en Tlaquepaque

Los chefs han encontrado una gran explosión de sabor al incorporar este alimento en platillos salados

Policiaca

Los restos de María Guadalupe Alcalá permaneció ocho años en el SEMEFO

Finalmente el cuerpo fue entregado el miércoles a su mamá María del Rosario Macías

Policiaca

Se formó una tromba marina en el Lago de Chapala; no se reportan daños

Protección Civil municipal acudió a la zona para inspeccionar

Local

Habitantes de los Molinos exigen el retorno de la 163, ruta que los lleva al centro tapatío

Tras el repentino retiro de estos camiones, usuarios tienen que invertir en tres pasajes