/ lunes 26 de febrero de 2024

Inimputables no cuentan con un centro especializado en donde no representen riesgos

Se encuentran internadas en centros penitenciarios y en hospitales

Los inimputables, pero peligrosos, en el limbo. Personas con problemas psiquiátricos se encuentran internadas en centros penitenciarios y en hospitales cuando deberían de estar en espacios especializados en donde no representen riesgos para ellos ni para otras personas. En Jalisco al menos cinco personas al año son declaradas inimputables.

Aunque está prohibido que sigan su proceso jurídico­terapéutico en centros penitenciarios, actualmente mil 373 siguen su procedimiento en estos lugares ante la falta de un Centro Penitenciario Psiquiátrico.

Podría interesarte:

La deuda pendiente del Estado es con las personas que tienen una discapacidad psicosocial o enfermedad mental grave que cometió una conducta ilícita, los llamados inimputables al tenerlos en abandono jurídico y sin garantizar un tratamiento psiquiátrico integral permanente.

Mientras que el Poder Judicial de Jalisco y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) se pronuncian por la creación de un Hospital Penitenciario Psiquiátrico en la entidad, el Poder Legislativo señala que sólo hace falta aplicar y cumplir con las leyes en la materia deja en el limbo a las personas inimputables.

De acuerdo con las y los especialistas consultados la falta de coordinación, supervisión, seguimiento y de presupuesto ha impedido unificar las políticas públicas para que estas personas logren un desarrollo social óptimo y estén bajo un tratamiento integral, además de prevenir la comisión de un delito.

En la actualidad hay mil 079 pacientes psiquiátricos que siguen su proceso de manera ambulatoria, 271 en los llamados pabellones psiquiátricos de centros penitenciarios y 13 más en el Centro de Atención Integral en Salud Mental Estancia Prolongada, CAISAME, conocido como Hospital Psiquiátrico, ubicado en El Zapote.

El Centro de Atención Integral de Salud Mental (CAISAME) de Estancia Prolongada atiende a pacientes con problemas de salud mental. Foto: @FPetersenA / X

Si las mil 350 personas que siguen el proceso ambulatorio o en el centro penitenciario se enviaran al hospital del Zapote representaría una bomba de tiempo al no darse abasto y ante las condiciones en que actualmente se encuentra este lugar con falta de espacios, de seguridad, de profesionales especializados y de tratamiento.

Una de las controversias ha sido la falta de un sistema estatal especializado para brindar de manera interdisciplinaria la atención psiquiátrica como una medida de seguridad que cuente con espacios idóneos, profesionales especializados, con tratamiento médico suficiente, custodios, seguridad e infraestructura.

Sin embargo abrir las puertas para lograr un sistema eficiente podría tardar sexenios ante la falta de una visión integral, de voluntad política para legislar, ejecutar y aplicar los preceptos que garanticen la seguridad total de los mil 363 pacientes con enfermedad mental e inimputables que hay en Jalisco.

Aunque el Supremo Tribunal de Justicia (STJ) declara que las personas con afectación psiquiátrica que cometieron un delito no deben estar en Centros de Reclusión, 271 personas reciben el tratamiento en los pabellones Psiquiátricos de las Comisarías de Prisión Preventiva y de Sentenciados.

Te puede interesar:

En el 2016 con la entrada en vigor del Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP), subrayó el presidente del STJ, Daniel Espinosa Licón se debió crear centros especializados para el tratamiento de los inimputables a nivel nacional como local a la fecha no hay un lugar exclusivo para ellas y ellos.

“Las personas involucradas en un hecho delictivo, pero que están bajo la figura de inimputable por estar con una afectación psiquiátrica ya no podían estar en centros de reclusión como estaba sucediendo antes. A partir de la entrada en vigor del código nacional ya no es posible porque expresamente prohibió que estas personas estuvieran en centro de reclusión penitenciaria tomando en consideración que a ellos se les debe dar un tratamiento específico por su enfermedad”.

Una persona sin una medida de seguridad psiquiátrica ­advirtió Espinosa Licón­ está en situación de ­riesgo y también quienes están a su alrededor.

“No nada más es un tema de Jalisco, también de la Federación y de todos los estados; no se creó un lugar específico para dar el tratamiento a las personas que están involucradas en una conducta especificada como delito". Adolescentes en situación legal.

Te recomendamos → Salud mental, un problema que está afectando mayormente a niños y adolescentes

Aunque la Secretaría de Salud Jalisco es pieza clave para la atención psiquiátrica a estos pacientes y se buscó por este medio una postura, no hubo respuesta.

Hace falta paidopsiquiatras

“Tampoco se encuentra dónde ponerlos durante su estancia médica, por eso, los introducen a albergues o inclusive a nosotros en donde se encuentran los menores, pero no hay un lugar específico donde puedan ser atendidos”.

La población adolescente con problemas psiquiátricos también requiere que se les atienda con personal especializado y lo lamentable es que no se cuenta con paidopsiquiatras, de ahí que Tania Guadalupe Fajardo dijo que se debe contar con un presupuesto y vinculación interinstitucional para brindar atención a las y los pacientes con problemas de salud mental, declarados inimputables con medidas específicas. Es necesario que las autoridades correspondientes pongan especial atención a esta situación.

Detonante en delitos la no atención

Antes podría darse una causa de extensión de delito y se le mandaba a su casa, hoy no. Ahora se debe por parte del juez hacer unos ajustes razonables y si considera que hay un riesgo para las víctimas, vecinos, sobre todo el entorno de la persona con afección psiquiátrica tiene que mandarse a un centro de internamiento con las medidas de resguardo, de seguridad y de tratamiento específico que requiere, hoy por hoy no lo tenemos”, sostuvo el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Daniel Espinosa Licón.

Sigue leyendo:

Con relación a las 13 personas que están en Caisame estancia prolongada dijo: El único lugar que tenemos es donde estamos mandando a las personas pero no hay un área de seguridad, no tienen custodios, no tienen procesales, no tienen policías, es puro personal médico y administrativo que no cumple las condiciones para tener el resguardo y el tratamiento a personas que tienen un tema de una conducta delictiva”.

Algunos trastornos que padecen quienes han cometido un delito como parricidio, homicidio, violencia familiar y violación son: límite de la personalidad y discapacidad intelectual; bipolaridad; esquizofrenia o trastornos psicóticos; esquizoafectivo; neurocognitivo mayor; psicosis y depresión, por mencionar. En la mayoría de los casos la falta de una atención especializada psiquiátrica y del tratamiento medicamento ha sido un detonante para cometer este tipo de conductas ilícitas. Prevención y Reinserción Social.

“El ejecutivo debe de crear una instancia para inimputables”, finalizó el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia Daniel Espinosa Licón.

Tener presupuesto, el gran reto del sector salud

La encargada de la subdirección de salud penitenciaria de la Dirección Técnica de Prevención y Reinserción Social, Tania Guadalupe Fajardo indicó que a las personas que ingresan al centro penitenciario se les realiza estudios de salud mental.

Actualmente hay mil 079 pacientes psiquiátricos que siguen su proceso de forma ambulatoria y 271 más fueron detectados con una enfermedad mental y con un padecimiento crónico degenerativo o infecciosa como VIH y tuberculosis están en el complejo penitenciario.

“Cuando se requiere un tipo de atención especializada se cuenta con dos pabellones psiquiátricos uno está en la comisaría de prisión preventiva y otro en la comisaría de sentenciados, ahí es donde se encuentran más pacientes con temas psiquiátricos y se da un seguimiento específico en cada uno de sus tratamientos”.

Con relación al tratamiento psiquiátrico, reconoció que llegan hacer “compras urgentes” o solicitar apoyo a la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) para enviar a un paciente al Hospital Psiquiátrico, sin embargo al carecer de medidas de seguridad adecuadas no se ha realizado traslados.

Suscríbete a nuestro WhatsApp y recibe las notas más relevantes

“La Secretaría de Salud que atiende a estos pacientes no tiene la capacidad requerida. Por ejemplo para la cantidad de pacientes en tratamiento que tenemos son mil 079 espacios que pudieran ser utilizados para las personas privadas de su libertad, pero si determinamos las enfermedades específicas que tuvieran que ser trasladados a esos centros específicos tendremos que utilizar las instalaciones que tiene la SSJ en estancia prolongada, es por eso que nosotros los tenemos con la atención que les podemos dar”.

Jóvenes en situación legal

La falta de un espacio psiquiátrico en el sistema penal de Jalisco también se extiende a la población adolescentes en conflicto con la ley, quienes son enviados a centros de asistencia social o albergues donde se carece de especialistas en paidopsiquiatría. “Tampoco se encuentra dónde ponerlos durante su estancia médica, por eso los introducen a albergues o inclusive a nosotros en donde se encuentran los menores, pero no hay un lugar específico donde puedan ser atendidos”.

Para Tania Guadalupe Fajardo el reto será tener presupuesto y una vinculación interinstitucional para brindar atención a las y los pacientes con problemas de salud mental, declarados inimputables con medidas específicas. “Un fondo revolvente para los pacientes que detonan con alguna situación de urgencia y no se puede dar el tratamiento de inmediato (...) a veces en la compra se diferimos un poco en los tiempos y es cuando nos tardamos en dar su tratamiento de forma habitual”.

Los inimputables, pero peligrosos, en el limbo. Personas con problemas psiquiátricos se encuentran internadas en centros penitenciarios y en hospitales cuando deberían de estar en espacios especializados en donde no representen riesgos para ellos ni para otras personas. En Jalisco al menos cinco personas al año son declaradas inimputables.

Aunque está prohibido que sigan su proceso jurídico­terapéutico en centros penitenciarios, actualmente mil 373 siguen su procedimiento en estos lugares ante la falta de un Centro Penitenciario Psiquiátrico.

Podría interesarte:

La deuda pendiente del Estado es con las personas que tienen una discapacidad psicosocial o enfermedad mental grave que cometió una conducta ilícita, los llamados inimputables al tenerlos en abandono jurídico y sin garantizar un tratamiento psiquiátrico integral permanente.

Mientras que el Poder Judicial de Jalisco y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) se pronuncian por la creación de un Hospital Penitenciario Psiquiátrico en la entidad, el Poder Legislativo señala que sólo hace falta aplicar y cumplir con las leyes en la materia deja en el limbo a las personas inimputables.

De acuerdo con las y los especialistas consultados la falta de coordinación, supervisión, seguimiento y de presupuesto ha impedido unificar las políticas públicas para que estas personas logren un desarrollo social óptimo y estén bajo un tratamiento integral, además de prevenir la comisión de un delito.

En la actualidad hay mil 079 pacientes psiquiátricos que siguen su proceso de manera ambulatoria, 271 en los llamados pabellones psiquiátricos de centros penitenciarios y 13 más en el Centro de Atención Integral en Salud Mental Estancia Prolongada, CAISAME, conocido como Hospital Psiquiátrico, ubicado en El Zapote.

El Centro de Atención Integral de Salud Mental (CAISAME) de Estancia Prolongada atiende a pacientes con problemas de salud mental. Foto: @FPetersenA / X

Si las mil 350 personas que siguen el proceso ambulatorio o en el centro penitenciario se enviaran al hospital del Zapote representaría una bomba de tiempo al no darse abasto y ante las condiciones en que actualmente se encuentra este lugar con falta de espacios, de seguridad, de profesionales especializados y de tratamiento.

Una de las controversias ha sido la falta de un sistema estatal especializado para brindar de manera interdisciplinaria la atención psiquiátrica como una medida de seguridad que cuente con espacios idóneos, profesionales especializados, con tratamiento médico suficiente, custodios, seguridad e infraestructura.

Sin embargo abrir las puertas para lograr un sistema eficiente podría tardar sexenios ante la falta de una visión integral, de voluntad política para legislar, ejecutar y aplicar los preceptos que garanticen la seguridad total de los mil 363 pacientes con enfermedad mental e inimputables que hay en Jalisco.

Aunque el Supremo Tribunal de Justicia (STJ) declara que las personas con afectación psiquiátrica que cometieron un delito no deben estar en Centros de Reclusión, 271 personas reciben el tratamiento en los pabellones Psiquiátricos de las Comisarías de Prisión Preventiva y de Sentenciados.

Te puede interesar:

En el 2016 con la entrada en vigor del Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP), subrayó el presidente del STJ, Daniel Espinosa Licón se debió crear centros especializados para el tratamiento de los inimputables a nivel nacional como local a la fecha no hay un lugar exclusivo para ellas y ellos.

“Las personas involucradas en un hecho delictivo, pero que están bajo la figura de inimputable por estar con una afectación psiquiátrica ya no podían estar en centros de reclusión como estaba sucediendo antes. A partir de la entrada en vigor del código nacional ya no es posible porque expresamente prohibió que estas personas estuvieran en centro de reclusión penitenciaria tomando en consideración que a ellos se les debe dar un tratamiento específico por su enfermedad”.

Una persona sin una medida de seguridad psiquiátrica ­advirtió Espinosa Licón­ está en situación de ­riesgo y también quienes están a su alrededor.

“No nada más es un tema de Jalisco, también de la Federación y de todos los estados; no se creó un lugar específico para dar el tratamiento a las personas que están involucradas en una conducta especificada como delito". Adolescentes en situación legal.

Te recomendamos → Salud mental, un problema que está afectando mayormente a niños y adolescentes

Aunque la Secretaría de Salud Jalisco es pieza clave para la atención psiquiátrica a estos pacientes y se buscó por este medio una postura, no hubo respuesta.

Hace falta paidopsiquiatras

“Tampoco se encuentra dónde ponerlos durante su estancia médica, por eso, los introducen a albergues o inclusive a nosotros en donde se encuentran los menores, pero no hay un lugar específico donde puedan ser atendidos”.

La población adolescente con problemas psiquiátricos también requiere que se les atienda con personal especializado y lo lamentable es que no se cuenta con paidopsiquiatras, de ahí que Tania Guadalupe Fajardo dijo que se debe contar con un presupuesto y vinculación interinstitucional para brindar atención a las y los pacientes con problemas de salud mental, declarados inimputables con medidas específicas. Es necesario que las autoridades correspondientes pongan especial atención a esta situación.

Detonante en delitos la no atención

Antes podría darse una causa de extensión de delito y se le mandaba a su casa, hoy no. Ahora se debe por parte del juez hacer unos ajustes razonables y si considera que hay un riesgo para las víctimas, vecinos, sobre todo el entorno de la persona con afección psiquiátrica tiene que mandarse a un centro de internamiento con las medidas de resguardo, de seguridad y de tratamiento específico que requiere, hoy por hoy no lo tenemos”, sostuvo el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Daniel Espinosa Licón.

Sigue leyendo:

Con relación a las 13 personas que están en Caisame estancia prolongada dijo: El único lugar que tenemos es donde estamos mandando a las personas pero no hay un área de seguridad, no tienen custodios, no tienen procesales, no tienen policías, es puro personal médico y administrativo que no cumple las condiciones para tener el resguardo y el tratamiento a personas que tienen un tema de una conducta delictiva”.

Algunos trastornos que padecen quienes han cometido un delito como parricidio, homicidio, violencia familiar y violación son: límite de la personalidad y discapacidad intelectual; bipolaridad; esquizofrenia o trastornos psicóticos; esquizoafectivo; neurocognitivo mayor; psicosis y depresión, por mencionar. En la mayoría de los casos la falta de una atención especializada psiquiátrica y del tratamiento medicamento ha sido un detonante para cometer este tipo de conductas ilícitas. Prevención y Reinserción Social.

“El ejecutivo debe de crear una instancia para inimputables”, finalizó el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia Daniel Espinosa Licón.

Tener presupuesto, el gran reto del sector salud

La encargada de la subdirección de salud penitenciaria de la Dirección Técnica de Prevención y Reinserción Social, Tania Guadalupe Fajardo indicó que a las personas que ingresan al centro penitenciario se les realiza estudios de salud mental.

Actualmente hay mil 079 pacientes psiquiátricos que siguen su proceso de forma ambulatoria y 271 más fueron detectados con una enfermedad mental y con un padecimiento crónico degenerativo o infecciosa como VIH y tuberculosis están en el complejo penitenciario.

“Cuando se requiere un tipo de atención especializada se cuenta con dos pabellones psiquiátricos uno está en la comisaría de prisión preventiva y otro en la comisaría de sentenciados, ahí es donde se encuentran más pacientes con temas psiquiátricos y se da un seguimiento específico en cada uno de sus tratamientos”.

Con relación al tratamiento psiquiátrico, reconoció que llegan hacer “compras urgentes” o solicitar apoyo a la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) para enviar a un paciente al Hospital Psiquiátrico, sin embargo al carecer de medidas de seguridad adecuadas no se ha realizado traslados.

Suscríbete a nuestro WhatsApp y recibe las notas más relevantes

“La Secretaría de Salud que atiende a estos pacientes no tiene la capacidad requerida. Por ejemplo para la cantidad de pacientes en tratamiento que tenemos son mil 079 espacios que pudieran ser utilizados para las personas privadas de su libertad, pero si determinamos las enfermedades específicas que tuvieran que ser trasladados a esos centros específicos tendremos que utilizar las instalaciones que tiene la SSJ en estancia prolongada, es por eso que nosotros los tenemos con la atención que les podemos dar”.

Jóvenes en situación legal

La falta de un espacio psiquiátrico en el sistema penal de Jalisco también se extiende a la población adolescentes en conflicto con la ley, quienes son enviados a centros de asistencia social o albergues donde se carece de especialistas en paidopsiquiatría. “Tampoco se encuentra dónde ponerlos durante su estancia médica, por eso los introducen a albergues o inclusive a nosotros en donde se encuentran los menores, pero no hay un lugar específico donde puedan ser atendidos”.

Para Tania Guadalupe Fajardo el reto será tener presupuesto y una vinculación interinstitucional para brindar atención a las y los pacientes con problemas de salud mental, declarados inimputables con medidas específicas. “Un fondo revolvente para los pacientes que detonan con alguna situación de urgencia y no se puede dar el tratamiento de inmediato (...) a veces en la compra se diferimos un poco en los tiempos y es cuando nos tardamos en dar su tratamiento de forma habitual”.

Policiaca

En la colonia más cool, ciudadanos retuvieron a un ladrón y lo amarraron de un poste

El sujeto pretendía robarse una bicicleta de una persona que se encontraba al interior de un restaurante

Elecciones 2024

Hay diez lesionados por riña entre simpatizantes de Movimiento Ciudadano y de Morena

La riña tuvo lugar fuera de la televisora tapatía donde se realizó el debate

Local

El Cardenal lamenta las descalificaciones emitidas entre las y el candidato en los debates

Los obispos del país los cuestionaron en temas focales de lo que se vive en en las regiones en las que ellos se encuentran

Policiaca

Brigadistas luchan contra incendio forestal en San Juan de la Montaña; ya consumió 4 mil hectáreas

El fuego inició este 9 de abril en ese paraje y desde entonces se realizan labores para lograr controlar las llamas