/ lunes 27 de noviembre de 2023

¿Frutas contaminadas? Agricultores abusan del uso de plaguicidas

Ingerir frutas y verduras contaminadas trae consigo enfermedades severas

En el marco del día internacional contra el uso de plaguicidas a conmemorarse el 3 de diciembre próximo, en Jalisco no queda duda de que siguen presente y probablemente dentro de los cuerpos de muchos de nosotros como quedó demostrado hace dos años donde 21 niños de la región de la Costa Sur de Jalisco tenían un verdadero “cóctel” dentro de ellos e investigadores de la Universidad de Guadalajara localizaron 34 diferentes, incluyendo neonicotinoides.

Por cierto, en ese caso la Secretaría de Salud prometió un informe detallado que aún no ha llegado. Los investigadores del Centro Universitario de Ciencias Biológicas Agropecuarias denunciaron la presencia de neonicotinoides (insecticidas) en verduras y frutas de la zona antes mencionada.

Te recomendamos:

Casos como el de los 21 niños de un preescolar en San Andrés Ixtlán del municipio de Gómez Farías donde se tomaron muestras y se encontró un total de 34 plaguicidas demuestran que aún existe quien no es cuidadoso a la hora de aplicar sus productos; los neonicotinoides son considerados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como modestamente tóxicos y en base a investigaciones se determinó que pueden afectar la salud de las personas. Los problemas de salud que se pueden experimentar por ingerir en exceso frutas y verduras contaminadas son daños en el sistema nervioso, neuronal, enfermedades en órganos como riñón, hígado entre otros.

Plaguicidas controlados

Juan Carlos Andrade Aranda, profesor investigador del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), aseveró que todos los plaguicidas que se utilizan en México se encuentran bajo la norma que exige la COFEPRIS ya que de lo contrario no se podrían comercializar ni aplicar por parte de los agricultores y aunque se han presentado problemas en algunas regiones del estado con algunos plaguicidas el investigador refiere que su uso no es dañino siempre y cuando se utilicen las cantidades adecuadas en su aplicación.

“El problema es cuando abusamos de la aplicación que se da o cuando los aplicamos de manera indiscriminada ahí es cuando se empieza a generar problema, pasa exactamente similar por ejemplo con las medicinas pues si no nos tomamos el medicamento como nos indica el médico pues hasta el hospital podemos regresar, algo así es con los plaguicidas”, señaló.

Los plaguicidas son necesarios para que la agricultura prospere. Foto. CUCBA

El investigador sostiene que los plaguicidas son necesarios para que la agricultura prospere y que de no utilizarlos podría causar un aumento en los costos de producción de hasta un 70 por cierto que causaría un problema económico a gran escala.

“Para controlar los insectos, las plagas, las enfermedades y demás de la planta recurrimos a estos productos si bien tienen la terminación ‘cida’ que es lo que de repente nos da miedo es exactamente lo mismo que hacemos con los humanos o los animales.

Cuando tú vas al médico te entregan antibióticos, algunas pomadas a base de sulfato de plata u otras pero son químicos y si no tenemos esos químicos como tal pues la humanidad también moriría, exactamente es lo mismo con las plantas.

Entonces no digo con esto que hay que seguir usándolos de manera indiscriminada, sí tenemos que reducirlos para ir cada vez más haciendo una agricultura cada vez más sustentable”, indicó el especialista Andrade Aranda.

Un riesgo constante

Los problemas con el abuso de plaguicidas no sólo se pueden presentar al consumidor los productos o el suelo, también con las personas que laboran en la siembra ya que al entrar en contacto con las frutas o verduras que estuvieron expuestas a altas cantidades sin los aditamentos adecuados pueden presentar problemas en su salud.

“Si por ejemplo el día de hoy se hace una aplicación del producto y estás en contacto en la parcela o bien en contacto con el producto puedes tener una intoxicación inmediata, esa ocupación pues normalmente puede dar cefalea, náuseas, vómito y en ocasiones puede ser necesario hospitalizar para estabilizar a las personas y eso ha pasado en varias zonas”, expresó el investigador del CUCBA.

Dicha contaminación no es posible de eliminar al hervir el producto como se hace con las bacterias. Foto. CUCBA

A inicios del año los especialistas del CUCBA de la Universidad de Guadalajara analizaron diferentes tipos de alimentos en parcelas de la zona sur del estado encontrando que las verduras fueron los mayormente contaminados hasta con 5 tipos de plaguicidas. Agregaron que dicha contaminación no es posible de eliminar al hervir el producto como se hace con las bacterias, dicho análisis también se realizó en muestras de miel de 30 municipios del estado encontrando diferentes tipos de plaguicidas en ellos.

Macro recomendación

En el 2021 la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió la recomendación 141/2021 al presidente municipal de Autlán de Navarro, a la Secretaría de Salud Jalisco, Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente, Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y a la Secretaría de Educación por la violación de los Derechos Humanos a la legalidad en relación con la protección de la salud al medio ambiente sano y a los derechos de la niñez. Esto debido a la queja iniciada de manera oficiosa ante notas periodísticas incluyendo a EL OCCIDENTAL sobre las malas prácticas por el uso manejo y aplicación de agroquímicos utilizados en cultivos que generaron conflictos en la calidad de vida de los habitantes del Valle de Autlán de Navarro donde mediante análisis de laboratorio se comprobó la presencia de agroquímicos en el organismo de niños y niñas de la región.

Sobre las afectaciones que sufrieron habitantes de Autlán en el 2021, Andrade Aranda señaló que no precisamente se debe al consumo de productos sino a que muchas comunidades colindan con parcelas o áreas de campo donde se siembra y utilizan diferentes tipos de plaguicidas y ello ha dado como resultado que al aplicarles análisis su organismo cuente con neonicotinoides.

“En estas zonas hay que recordar que la agricultura está prácticamente al lado del pueblo entonces los niños están en contacto por su andar de todos los días pues con la agricultura y no se toman las medidas de que no puedan ingresar ellos a las parcelas sea a jugar o que vivan por ahí y pues ellos también sufren como esta intoxicación todos los productos tienen una hora de entrada una hora recomendada después de que se aplicó y si tú entras antes de ese tiempo es como si recibieras la dosis para matar el animal o el insecto que deseamos controlar”, Manifestó Juan Carlos Andrade.

En abril del 2023 la estudiante de la maestría en Ciencias de la Salud Ambiental del CUCBA Ana Bárbara Alatorre Rodríguez presentó los resultados de un estudio que tomaron a 21 niños de 3 y 11 años en la entidad de Ciudad Guzmán reportando que en la orina se encontraron metabolitos que probablemente entraron a su organismo al consumir verduras y frutas expuestas a plaguicidas, aunque no se descartó que también pudo ser a través del aire cuando se aplican los agroquímicos en las personas que se ubican en un rango de 25 kilómetros de zonas urbanas.

En el marco del día internacional contra el uso de plaguicidas a conmemorarse el 3 de diciembre próximo, en Jalisco no queda duda de que siguen presente y probablemente dentro de los cuerpos de muchos de nosotros como quedó demostrado hace dos años donde 21 niños de la región de la Costa Sur de Jalisco tenían un verdadero “cóctel” dentro de ellos e investigadores de la Universidad de Guadalajara localizaron 34 diferentes, incluyendo neonicotinoides.

Por cierto, en ese caso la Secretaría de Salud prometió un informe detallado que aún no ha llegado. Los investigadores del Centro Universitario de Ciencias Biológicas Agropecuarias denunciaron la presencia de neonicotinoides (insecticidas) en verduras y frutas de la zona antes mencionada.

Te recomendamos:

Casos como el de los 21 niños de un preescolar en San Andrés Ixtlán del municipio de Gómez Farías donde se tomaron muestras y se encontró un total de 34 plaguicidas demuestran que aún existe quien no es cuidadoso a la hora de aplicar sus productos; los neonicotinoides son considerados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como modestamente tóxicos y en base a investigaciones se determinó que pueden afectar la salud de las personas. Los problemas de salud que se pueden experimentar por ingerir en exceso frutas y verduras contaminadas son daños en el sistema nervioso, neuronal, enfermedades en órganos como riñón, hígado entre otros.

Plaguicidas controlados

Juan Carlos Andrade Aranda, profesor investigador del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), aseveró que todos los plaguicidas que se utilizan en México se encuentran bajo la norma que exige la COFEPRIS ya que de lo contrario no se podrían comercializar ni aplicar por parte de los agricultores y aunque se han presentado problemas en algunas regiones del estado con algunos plaguicidas el investigador refiere que su uso no es dañino siempre y cuando se utilicen las cantidades adecuadas en su aplicación.

“El problema es cuando abusamos de la aplicación que se da o cuando los aplicamos de manera indiscriminada ahí es cuando se empieza a generar problema, pasa exactamente similar por ejemplo con las medicinas pues si no nos tomamos el medicamento como nos indica el médico pues hasta el hospital podemos regresar, algo así es con los plaguicidas”, señaló.

Los plaguicidas son necesarios para que la agricultura prospere. Foto. CUCBA

El investigador sostiene que los plaguicidas son necesarios para que la agricultura prospere y que de no utilizarlos podría causar un aumento en los costos de producción de hasta un 70 por cierto que causaría un problema económico a gran escala.

“Para controlar los insectos, las plagas, las enfermedades y demás de la planta recurrimos a estos productos si bien tienen la terminación ‘cida’ que es lo que de repente nos da miedo es exactamente lo mismo que hacemos con los humanos o los animales.

Cuando tú vas al médico te entregan antibióticos, algunas pomadas a base de sulfato de plata u otras pero son químicos y si no tenemos esos químicos como tal pues la humanidad también moriría, exactamente es lo mismo con las plantas.

Entonces no digo con esto que hay que seguir usándolos de manera indiscriminada, sí tenemos que reducirlos para ir cada vez más haciendo una agricultura cada vez más sustentable”, indicó el especialista Andrade Aranda.

Un riesgo constante

Los problemas con el abuso de plaguicidas no sólo se pueden presentar al consumidor los productos o el suelo, también con las personas que laboran en la siembra ya que al entrar en contacto con las frutas o verduras que estuvieron expuestas a altas cantidades sin los aditamentos adecuados pueden presentar problemas en su salud.

“Si por ejemplo el día de hoy se hace una aplicación del producto y estás en contacto en la parcela o bien en contacto con el producto puedes tener una intoxicación inmediata, esa ocupación pues normalmente puede dar cefalea, náuseas, vómito y en ocasiones puede ser necesario hospitalizar para estabilizar a las personas y eso ha pasado en varias zonas”, expresó el investigador del CUCBA.

Dicha contaminación no es posible de eliminar al hervir el producto como se hace con las bacterias. Foto. CUCBA

A inicios del año los especialistas del CUCBA de la Universidad de Guadalajara analizaron diferentes tipos de alimentos en parcelas de la zona sur del estado encontrando que las verduras fueron los mayormente contaminados hasta con 5 tipos de plaguicidas. Agregaron que dicha contaminación no es posible de eliminar al hervir el producto como se hace con las bacterias, dicho análisis también se realizó en muestras de miel de 30 municipios del estado encontrando diferentes tipos de plaguicidas en ellos.

Macro recomendación

En el 2021 la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió la recomendación 141/2021 al presidente municipal de Autlán de Navarro, a la Secretaría de Salud Jalisco, Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente, Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y a la Secretaría de Educación por la violación de los Derechos Humanos a la legalidad en relación con la protección de la salud al medio ambiente sano y a los derechos de la niñez. Esto debido a la queja iniciada de manera oficiosa ante notas periodísticas incluyendo a EL OCCIDENTAL sobre las malas prácticas por el uso manejo y aplicación de agroquímicos utilizados en cultivos que generaron conflictos en la calidad de vida de los habitantes del Valle de Autlán de Navarro donde mediante análisis de laboratorio se comprobó la presencia de agroquímicos en el organismo de niños y niñas de la región.

Sobre las afectaciones que sufrieron habitantes de Autlán en el 2021, Andrade Aranda señaló que no precisamente se debe al consumo de productos sino a que muchas comunidades colindan con parcelas o áreas de campo donde se siembra y utilizan diferentes tipos de plaguicidas y ello ha dado como resultado que al aplicarles análisis su organismo cuente con neonicotinoides.

“En estas zonas hay que recordar que la agricultura está prácticamente al lado del pueblo entonces los niños están en contacto por su andar de todos los días pues con la agricultura y no se toman las medidas de que no puedan ingresar ellos a las parcelas sea a jugar o que vivan por ahí y pues ellos también sufren como esta intoxicación todos los productos tienen una hora de entrada una hora recomendada después de que se aplicó y si tú entras antes de ese tiempo es como si recibieras la dosis para matar el animal o el insecto que deseamos controlar”, Manifestó Juan Carlos Andrade.

En abril del 2023 la estudiante de la maestría en Ciencias de la Salud Ambiental del CUCBA Ana Bárbara Alatorre Rodríguez presentó los resultados de un estudio que tomaron a 21 niños de 3 y 11 años en la entidad de Ciudad Guzmán reportando que en la orina se encontraron metabolitos que probablemente entraron a su organismo al consumir verduras y frutas expuestas a plaguicidas, aunque no se descartó que también pudo ser a través del aire cuando se aplican los agroquímicos en las personas que se ubican en un rango de 25 kilómetros de zonas urbanas.

Policiaca

Abraham "N", uno de los principales coordinadores de las operaciones financieras del CJNG

Los efectivos lo detuvieron en el municipio de Autlán de Navarro, en la región Costa Sur de Jalisco

Local

Anuncian autoridades del CUCS paro de labores diarios hasta que aparezca Aldo González

Los académicos de la Universidad de Guadalajara lamentan el actuar de las autoridades de Jalisco tras la desaparición de uno de sus estudiantes

Local

Nayarit: Contingencia ambiental paraliza a sector educativo en Tepic y Xalisco

Hay advertencias de que podría traer serias consecuencias en la salud

Local

22 de abril: El minuto a minuto que cambió la vida de los tapatíos

Bomberos de Guadalajara reportaron a El Sol de Guadalajara y EL OCCIDENTAL que el subsuelo estaba impregnado de gasolina