/ lunes 20 de mayo de 2024

Duelo infantil: Las pérdidas que deben atender los tanatólogos

Es importante dar un seguimiento para que la niña, el niño y el adolescente pueda expresar sus sentimientos y sanar sus emociones

Detrás de una ventana hay una niña, niño y adolescente que ha visto más de 18 mil muertes de forma directa e indirecta a su corta edad, sin recibir un acompañamiento psico­emocional que ayuda a sanar su dolor interno. ¿Qué significa el duelo infantil? Si en Jalisco existen más de dos millones 600 mil personas entre 0 y 17 años, representan el 29.6% de la población total; se estima que tres de cada diez han sufrido una pérdida fatal o traumática de un familiar por enfermedad o por causas externas como accidentes, homicidios, suicidios, desaparición forzada o el crimen organizado.

Ellas y ellos viven solo con mamá o con papá, porque uno de ellos falleció, o bien pueden estar con un familiar o bajo la tutela del Estado: en una casa hogar, en un albergue o un espacio privado sin recibir una atención integral para sanar su duelo; sin embargo, a nivel nacional y en la entidad hay pocos tanatólogos y programas institucionales públicos específicos que ayuden a caminar a las niñas y niños a un bienestar saludable emocional ante la pérdida de un ser querido.

Te recomendamos:

En la cultura jalisciense, la muerte es un tema tabú, pero si no se habla puede ocasionar severas complicaciones en la salud mental de la niña, niño y adolescentes e incluso irreversibles; algunos signos de alarma puede ser cambios de comportamiento, agresividad, ansiedad, somatización física o depresión.

Ante la ausencia de un familiar desaparecido, hijas e hijos presentan ansiedad, angustia, depresión, intentos de suicidios hasta iniciar con consumo de sustancias, así como retraimiento social, falta de energía y de motivación, y no saben expresar sus emociones.

Se estima que tres de cada diez han sufrido una pérdida fatal o traumática de un familiar por enfermedad o por causas externas. Foto. Lucas Metz / Unsplash

“Empiezan ellos a vivir un duelo. Yo tengo una sobrina de 5 años que convivió mucho con mi hijo y todavía se acuerda de él, de repente te dicen cuándo va a regresar Adán; ellos no entienden porque no están solo lo que escuchan y eso es lo peor, porque nosotros a veces como familiares no tenemos esa sensibilidad o no sabemos cómo ayudar”, indicó Héctor Flores del Colectivo Luz de Esperanza Desaparecidos Jalisco, en donde hay cerca 150 personas desde recién nacido hasta los 17 años.

“Mi nieto de cinco años dejó de dormir varios días cuando murió su abuelo, y se despertó diciendo que su abuelo vino a darle de comer o una paleta. En ocasiones veíamos que platicaba con alguien, decía que era con su abuelo. En otras ocasiones se levantaba de jugar para ir al lugar donde se sentaba su abuelo, y le hablaba ́abuelo ve y reaccionaba de que no estaba”, narra Margarita Segura, abuela de Leonel de seis años.

Sigue leyendo:

Aunque ambos testimonios son diferentes uno por desaparición de persona y otro por enfermedad, las niñas y niños pasan por procesos difíciles que sí no se explica a tiempo o se habla de la muerte, puede afectar su entorno. Hablar de la muerte, debe dejar de ser un tabú, señaló la psicóloga y tanatóloga Eréndira Dolores López Salcedo, quien desde dos décadas trabaja el duelo en la población infantil, y desde del 2018 acude como voluntaria al Hospital Civil de Guadalajara (HCG) para dar acompañamiento a las y los pacientes pediátricos.

Tras la muerte de un ser querido, la población infantil queda relegada y sin acompañamiento: “El no hablar de la muerte y del dolor, pensamos que nos hace daño en esta parte emocional, es super importante que se toque el tema y proporcionar información acerca del duelo que viven los niños en estas etapas desde los cero hasta 12 años, darles un acompañamiento, creando conciencia de la necesidad tan grande de voltear a verlos, en muchas ocasiones quedan relegados ante la pérdida de la vida familiar, a lo mejor dicen no saben, no conocen o no sienten, la realidad es que son seres humanos y sí sienten”, destacó la tanatóloga.

Hablar de la muerte como un acontecimiento universal, con información adecuada e involucrando a las personas más cercanas puede ayudar a que la personas lleve un proceso de duelo tranquilo y sin algún trauma. Las niñas y los niños viven un duelo permanente, por ello, es importante abordar el tema de la muerte de acuerdo con la etapa de desarrollo en que se encuentra: “Lo importante es poder informar a los niños, de que la muerte es universal. Lo podemos explicar de una manera sencilla”.

Aunque en casa no se hable de la muerte, las cerca de 18 mil muertes que han visto a su corta edad ha sido a través de las noticias, en su colonia, en la familia, la muerte de una mascota, redes sociales.

“El niño está observando, desde que vamos caminando en la calle y encontramos un pajarito muerto, las mismas hojas de los árboles tiene un sentido de que todo

tiene un principio y tiene un fin; es importante decirles que es irreversible y permanente es para siempre. Es importante explicar las causas de la muerte”, subrayó la especialista. El duelo, suele iniciar desde la separación del vientre materno, después la separación.

Detrás de una ventana hay una niña, niño y adolescente que ha visto más de 18 mil muertes de forma directa e indirecta a su corta edad, sin recibir un acompañamiento psico­emocional que ayuda a sanar su dolor interno. ¿Qué significa el duelo infantil? Si en Jalisco existen más de dos millones 600 mil personas entre 0 y 17 años, representan el 29.6% de la población total; se estima que tres de cada diez han sufrido una pérdida fatal o traumática de un familiar por enfermedad o por causas externas como accidentes, homicidios, suicidios, desaparición forzada o el crimen organizado.

Ellas y ellos viven solo con mamá o con papá, porque uno de ellos falleció, o bien pueden estar con un familiar o bajo la tutela del Estado: en una casa hogar, en un albergue o un espacio privado sin recibir una atención integral para sanar su duelo; sin embargo, a nivel nacional y en la entidad hay pocos tanatólogos y programas institucionales públicos específicos que ayuden a caminar a las niñas y niños a un bienestar saludable emocional ante la pérdida de un ser querido.

Te recomendamos:

En la cultura jalisciense, la muerte es un tema tabú, pero si no se habla puede ocasionar severas complicaciones en la salud mental de la niña, niño y adolescentes e incluso irreversibles; algunos signos de alarma puede ser cambios de comportamiento, agresividad, ansiedad, somatización física o depresión.

Ante la ausencia de un familiar desaparecido, hijas e hijos presentan ansiedad, angustia, depresión, intentos de suicidios hasta iniciar con consumo de sustancias, así como retraimiento social, falta de energía y de motivación, y no saben expresar sus emociones.

Se estima que tres de cada diez han sufrido una pérdida fatal o traumática de un familiar por enfermedad o por causas externas. Foto. Lucas Metz / Unsplash

“Empiezan ellos a vivir un duelo. Yo tengo una sobrina de 5 años que convivió mucho con mi hijo y todavía se acuerda de él, de repente te dicen cuándo va a regresar Adán; ellos no entienden porque no están solo lo que escuchan y eso es lo peor, porque nosotros a veces como familiares no tenemos esa sensibilidad o no sabemos cómo ayudar”, indicó Héctor Flores del Colectivo Luz de Esperanza Desaparecidos Jalisco, en donde hay cerca 150 personas desde recién nacido hasta los 17 años.

“Mi nieto de cinco años dejó de dormir varios días cuando murió su abuelo, y se despertó diciendo que su abuelo vino a darle de comer o una paleta. En ocasiones veíamos que platicaba con alguien, decía que era con su abuelo. En otras ocasiones se levantaba de jugar para ir al lugar donde se sentaba su abuelo, y le hablaba ́abuelo ve y reaccionaba de que no estaba”, narra Margarita Segura, abuela de Leonel de seis años.

Sigue leyendo:

Aunque ambos testimonios son diferentes uno por desaparición de persona y otro por enfermedad, las niñas y niños pasan por procesos difíciles que sí no se explica a tiempo o se habla de la muerte, puede afectar su entorno. Hablar de la muerte, debe dejar de ser un tabú, señaló la psicóloga y tanatóloga Eréndira Dolores López Salcedo, quien desde dos décadas trabaja el duelo en la población infantil, y desde del 2018 acude como voluntaria al Hospital Civil de Guadalajara (HCG) para dar acompañamiento a las y los pacientes pediátricos.

Tras la muerte de un ser querido, la población infantil queda relegada y sin acompañamiento: “El no hablar de la muerte y del dolor, pensamos que nos hace daño en esta parte emocional, es super importante que se toque el tema y proporcionar información acerca del duelo que viven los niños en estas etapas desde los cero hasta 12 años, darles un acompañamiento, creando conciencia de la necesidad tan grande de voltear a verlos, en muchas ocasiones quedan relegados ante la pérdida de la vida familiar, a lo mejor dicen no saben, no conocen o no sienten, la realidad es que son seres humanos y sí sienten”, destacó la tanatóloga.

Hablar de la muerte como un acontecimiento universal, con información adecuada e involucrando a las personas más cercanas puede ayudar a que la personas lleve un proceso de duelo tranquilo y sin algún trauma. Las niñas y los niños viven un duelo permanente, por ello, es importante abordar el tema de la muerte de acuerdo con la etapa de desarrollo en que se encuentra: “Lo importante es poder informar a los niños, de que la muerte es universal. Lo podemos explicar de una manera sencilla”.

Aunque en casa no se hable de la muerte, las cerca de 18 mil muertes que han visto a su corta edad ha sido a través de las noticias, en su colonia, en la familia, la muerte de una mascota, redes sociales.

“El niño está observando, desde que vamos caminando en la calle y encontramos un pajarito muerto, las mismas hojas de los árboles tiene un sentido de que todo

tiene un principio y tiene un fin; es importante decirles que es irreversible y permanente es para siempre. Es importante explicar las causas de la muerte”, subrayó la especialista. El duelo, suele iniciar desde la separación del vientre materno, después la separación.

Local

Premio Estatal a la Juventud 2024: Bases y ámbitos en los que podrás participar

Si eres un joven que trabaja en favor de la sociedad y de su Estado o conoces a alguien así es momento de que te inscribas o registres a tu conocido

Gossip

Jaliscienses entre los nominados al Premio Ariel, conózcalos

La edición 66 de los premios Ariel se llevará a cabo de nueva cuenta en Guadalajara

Local

Tlajomulco se prepara para recibir el temporal de lluvias

Se tienen identificados 44 sitios que frecuentemente sufren de inundaciones

Local

Escasez de sangre: Por mitos la gente evita la donación

Hacerlo contribuye a que pacientes con enfermedades mortales vivan más tiempo, con mejor calidad de vida

Local

Tlaquepaque reporta 34 puntos de inundaciones en 14 colonias, preparan plan preventivo

Ante las primeras lluvias del temporal la ciudadanía puede mantenerse informada sobre los puntos de riesgo mediante internet en SIGMetro