/ jueves 27 de junio de 2019

Víctor Wanyama un ícono de la selección de Kenia

Logró clasificarse a su primera Copa de África, en 15 años

Nairobi, Kenia.- Ha conseguido situar a su país, conocido sobre todo en el deporte por sus fondistas en el atletismo, en el mapa del futbol. A sus 27 años de edad, Víctor Wanyama es todo un ícono de Kenia, que logró clasificarse a su primera Copa de África, en 15 años.

El domingo pasado lució el brazalete de capitán de Kenia, después de haber brillado esta temporada con el Tottenham, hasta llegar a la final de la Champions League.

Duván Zapata pasa por la mejor etapa en su carrera futbolística

Contra Argelia en El Cairo, su sueño fue compartido por millones de kenianos, pese a la derrota de 2-0 en el partido de la fecha 1 del Grupo C de Copa África.

“No hay presión. Lo único que debemos hacer es trabajar duro y obtener un buen resultado”, indicó Wanyama, quien tenía por ídolos a nombres como Roy Keane, Patrick Vieira y Michael Essien.

Víctor nació en una familia con 11 hijos y dio sus primeras patadas al balón en las calles de Land Mawe, un barrio, en aquel momento, reservado a los empleados de la empresa keniana de ferrocarril, para la que trabajaba su madre.

“Jugaba con los pies descalzos en la calle, sangraba a veces, pero continuaba”, explicó su primo.

Su padre, Noah Wanyama, un ex internacional keniano, se acuerda de aquellos inicios: “Víctor y los otros chicos me acompañaban al estadio cuando iba al entrenamiento o a un partido. Estoy contento de haber inculcado los valores de la disciplina y del trabajo duro a mis hijos”, concluyó.

Su eclosión fue rápida y casi irremediable: fue convocado por primera vez por su Selección Nacional cuando tenía 15 años de edad ante Nigeria.

Ante su precocidad, fue enviado a forjarse como jugador en Suecia y luego en Bélgica, siendo apenas un adolescente. Con 20 años de edad firmó con el Celtic, del que sus aficionados todavía se acuerdan de su gol anotado en 2012, durante la victoria ante el Barcelona, en la Champions League.

En el 2013 se convirtió en el primer keniano en jugar en la Premier League inglesa al firmar con el Southampton, antes de pasar al Tottenham, en 2016.

Después de un inicio de temporada difícil, marcada por lesiones, Wanyama ayudó al Tottenham a alcanzar la final de la Champions League, que tuvo que ver desde el banco de suplentes.

Su experiencia al más alto nivel ayudará sin duda a la selección de Kenia en la Copa África de Egipto 2019.

“Hablo a mis compañeros de equipo de nuestro estado de ánimo en el Tottenham. Es lo que quiero transmitirles. Con esta mentalidad podemos llegar hasta el final”, explicó el jugador.

Kenia, ubicada en el lugar 105 del ranking de la FIFA, necesita sin duda la inspiración de su mejor jugador.

Nairobi, Kenia.- Ha conseguido situar a su país, conocido sobre todo en el deporte por sus fondistas en el atletismo, en el mapa del futbol. A sus 27 años de edad, Víctor Wanyama es todo un ícono de Kenia, que logró clasificarse a su primera Copa de África, en 15 años.

El domingo pasado lució el brazalete de capitán de Kenia, después de haber brillado esta temporada con el Tottenham, hasta llegar a la final de la Champions League.

Duván Zapata pasa por la mejor etapa en su carrera futbolística

Contra Argelia en El Cairo, su sueño fue compartido por millones de kenianos, pese a la derrota de 2-0 en el partido de la fecha 1 del Grupo C de Copa África.

“No hay presión. Lo único que debemos hacer es trabajar duro y obtener un buen resultado”, indicó Wanyama, quien tenía por ídolos a nombres como Roy Keane, Patrick Vieira y Michael Essien.

Víctor nació en una familia con 11 hijos y dio sus primeras patadas al balón en las calles de Land Mawe, un barrio, en aquel momento, reservado a los empleados de la empresa keniana de ferrocarril, para la que trabajaba su madre.

“Jugaba con los pies descalzos en la calle, sangraba a veces, pero continuaba”, explicó su primo.

Su padre, Noah Wanyama, un ex internacional keniano, se acuerda de aquellos inicios: “Víctor y los otros chicos me acompañaban al estadio cuando iba al entrenamiento o a un partido. Estoy contento de haber inculcado los valores de la disciplina y del trabajo duro a mis hijos”, concluyó.

Su eclosión fue rápida y casi irremediable: fue convocado por primera vez por su Selección Nacional cuando tenía 15 años de edad ante Nigeria.

Ante su precocidad, fue enviado a forjarse como jugador en Suecia y luego en Bélgica, siendo apenas un adolescente. Con 20 años de edad firmó con el Celtic, del que sus aficionados todavía se acuerdan de su gol anotado en 2012, durante la victoria ante el Barcelona, en la Champions League.

En el 2013 se convirtió en el primer keniano en jugar en la Premier League inglesa al firmar con el Southampton, antes de pasar al Tottenham, en 2016.

Después de un inicio de temporada difícil, marcada por lesiones, Wanyama ayudó al Tottenham a alcanzar la final de la Champions League, que tuvo que ver desde el banco de suplentes.

Su experiencia al más alto nivel ayudará sin duda a la selección de Kenia en la Copa África de Egipto 2019.

“Hablo a mis compañeros de equipo de nuestro estado de ánimo en el Tottenham. Es lo que quiero transmitirles. Con esta mentalidad podemos llegar hasta el final”, explicó el jugador.

Kenia, ubicada en el lugar 105 del ranking de la FIFA, necesita sin duda la inspiración de su mejor jugador.

Policiaca

Fueron ocho los militares heridos en accidente

De los ocho seis se reportaron en condición de salud regular y dos graves

Elecciones 2024

Grupo de empresarios anuncian apoyo a campaña de Quirino

La decisión de sumarse al proyecto de Gerardo Quirino ocurrió tras un desacuerdo en la manera de trabajar por parte de su partido

Local

En mayo habrá vuelo directo Guadalajara-Vancouver y en septiembre Guadalajara-Toronto

La conexión con Vancouver arrancará el 31 de mayo operada por la compañía canadiense Flair Airlines

Local

SIAPA suspende servicio de agua en colonias de Zapopan y Tlaquepaque, consulta el listado

Esperan que se restablezca el servicio de agua durante la mañana del viernes