/ viernes 25 de junio de 2021

Población de Mexico reúne varios factores de riesgo para desarrollar hígado graso no alcohólico

Alertan sobre la importancia de diagnosticar y tratar a tiempo la enfermedad

Hasta un tercio de la población de todo el orbe padece hígado graso no alcohólico y, en el caso de México, la prevalencia podría ser del 50%, toda vez que es uno de los países cuya población reúne varios factores de riesgo para desarrollar esa enfermedad.

De acuerdo con la doctora Graciela Castro, vicepresidenta de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado (ALEH), muchas enfermedades que se padecen como sobrepeso, diabetes e hipertensión no han sido atendidas de la manera adecuada debido a la crisis sanitaria mundial.

Chécalo:

Por ello consideró que se deben tomar acciones inmediatas para contrarrestar lo que ya se considera un problema de salud nacional, pues, así como pasa con otras enfermedades crónico-degenerativas, el hígado graso no presenta síntomas en sus etapas iniciales.

La doctora Castro alertó sobre la importancia de diagnosticar y tratar a tiempo dicha enfermedad “que tiene relación con los altos índices de obesidad, hipertensión y diabetes, padecimientos que se han incrementado debido al sedentarismo que aumentó con la pandemia”.

El gran peligro que representa la también llamada esteatosis hepática radica en que es un padecimiento silencioso –como la hipertensión y los males cardiovasculares– que, de no ser diagnosticado oportunamente, puede evolucionar hacia cirrosis, fibrosis y cáncer de hígado.

Entre los factores de riesgo más comunes para padecer hígado graso no alcohólico son tener sobrepeso u obesidad, resistencia a la insulina, altos niveles de triglicéridos y/o colesterol en la sangre, así como tener combinación de obesidad, diabetes, dislipidemia, hipertensión arterial (síndrome metabólico), entre otros.

Ante ello, Astrid Ruiz, licenciada en Nutrición e integrante del comité científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (Fundhepa) agregó que se debe procurar una dieta balanceada que incluya vegetales, alimentos con granos enteros, bajo consumo de azúcares simples y de grasas saturadas, así como practicar ejercicio regularmente, además de buscar la disminución de peso en caso de obesidad para disminuir el riesgo de padecer hígado graso y otras enfermedades cardiovasculares.

Hasta un tercio de la población de todo el orbe padece hígado graso no alcohólico y, en el caso de México, la prevalencia podría ser del 50%, toda vez que es uno de los países cuya población reúne varios factores de riesgo para desarrollar esa enfermedad.

De acuerdo con la doctora Graciela Castro, vicepresidenta de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado (ALEH), muchas enfermedades que se padecen como sobrepeso, diabetes e hipertensión no han sido atendidas de la manera adecuada debido a la crisis sanitaria mundial.

Chécalo:

Por ello consideró que se deben tomar acciones inmediatas para contrarrestar lo que ya se considera un problema de salud nacional, pues, así como pasa con otras enfermedades crónico-degenerativas, el hígado graso no presenta síntomas en sus etapas iniciales.

La doctora Castro alertó sobre la importancia de diagnosticar y tratar a tiempo dicha enfermedad “que tiene relación con los altos índices de obesidad, hipertensión y diabetes, padecimientos que se han incrementado debido al sedentarismo que aumentó con la pandemia”.

El gran peligro que representa la también llamada esteatosis hepática radica en que es un padecimiento silencioso –como la hipertensión y los males cardiovasculares– que, de no ser diagnosticado oportunamente, puede evolucionar hacia cirrosis, fibrosis y cáncer de hígado.

Entre los factores de riesgo más comunes para padecer hígado graso no alcohólico son tener sobrepeso u obesidad, resistencia a la insulina, altos niveles de triglicéridos y/o colesterol en la sangre, así como tener combinación de obesidad, diabetes, dislipidemia, hipertensión arterial (síndrome metabólico), entre otros.

Ante ello, Astrid Ruiz, licenciada en Nutrición e integrante del comité científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (Fundhepa) agregó que se debe procurar una dieta balanceada que incluya vegetales, alimentos con granos enteros, bajo consumo de azúcares simples y de grasas saturadas, así como practicar ejercicio regularmente, además de buscar la disminución de peso en caso de obesidad para disminuir el riesgo de padecer hígado graso y otras enfermedades cardiovasculares.

Policiaca

Suben asaltos a negocios y personas en diciembre

En noviembre se registraron 795 denuncias por robo a personas, mientras que en diciembre fueron 852

Local

Aumenta en Jalisco el número de casos de influenza

A nivel nacional se han notificado dos mil 134 casos positivos

Local

Modernización del Aeropuerto de Tepic detonará turismo e inversión

Las playas de San Blas, Santiago Ixcuintla y Tecuala por fin se proyectarán turísticamente

Deportes

Tomateros de Culiacán se impuso 5-3

Mientras tanto, Charros buscará el campeonato en el séptimo

Sociedad

Fiscalía de CDMX investiga posible exhumación de bebé hallado en penal de Puebla

De acuerdo con la Fiscalía, la denuncia se dio después de que la familia del menor se presentara a verificar que su cuerpo se encontrara donde fue enterrado en días pasados

Salud

¿Qué es el cateterismo cardiaco que le hicieron a AMLO y en qué casos se realiza?

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se sometió hoy a este procedimiento

Tecnología

Google WiFi llega a México; te decimos cuál es su uso y su costo

Funciona mediante un sistema conocido como “malla” que se conecta mediante el router del proveedor

Sociedad

[Video] Realizan vigilia en honor al periodista Margarito Martínez

Margarito Martínez fue asesinado a balazos el lunes 17 de enero, frente a su domicilio ubicado en la colonia Sánchez Taboada