/ lunes 31 de julio de 2023

Cuotas 'voluntarias' son abusivas y sin control: padres de familia

En muchas ocasiones se desconoce en dónde se aplicaron los recursos en cada plantel educativo

Reaparecen las cuotas escolares con carácter “voluntario” a muy alto costo y que van de los 250 a los mil 200 pesos. Padres de familia se quejan de que se asimilan a una inscripción en una escuela privada.

Otros piden que al menos se transparente su destino y sobre todo se refleje en escuelas dignas, porque aún en el período que acaba de culminar no había bancas y escaseaban hasta los focos.

Te recomendamos:

Y es que no es el único gasto: primero hay que cubrir las inscripciones, la larga lista de útiles ­que en ocasiones incluye material de aseo que para lo que se supone se cobra la cuota­ y uniformes.

En Jalisco existen cerca de cinco mil escuelas públicas entre preescolar, primaria y secundaria que requieren de las llamadas cuotas voluntarias.

Para brindar mantenimiento a las instalaciones o materiales; la cantidad puede variar dependiendo de la escuela y el número de estudiantes. Por la pandemia y luego de que los estudiantes se fueron a casa casi dos ciclos escolares desaparecieron las cuotas voluntarias, pero han vuelto y para algunos padres de familia a costos desproporcionados y con fines no muy claros.

Aún cuando recientemente el Secretario de Educación de Jalisco Juan Carlos Flores Miramontes indicó que éstas pueden ir de los 100 a los 900 la cifra.

En un sondeo de EL OCCIDENTAL con los propios padres de familia, éstos coincidieron en que el mínimo que se solicita por medio de las mesas directivas es de 250 pesos y pueden alcanzar la cantidad de mil 200, casi lo equivalente a una inscripción en un colegio privado.

Requieren de mantenimiento la mayoría de las escuelas. Foto. Aurelio Magaña | El Occidental

Según el artículo tercero de la Constitución Mexicana todo individuo tiene derecho a recibir educación; el estado federación y municipios impartirán preescolar primaria y secundaria que son obligatorias. Y el artículo 4to señala que la educación que el estado imparta será gratuita.

Aunque algunos padres reconocen que las aportaciones son necesarias para el mantenimiento de los planteles educativos las cantidades y en ocasiones condicionar el lugar o entrega de papeles a cambio de estas es lo que molesta. La señora Agustina Huerta denuncia que la escuela primaria Antonia Yáñez Jáuregui de Tlajomulco le cobran 250 pesos por la cuota, 150 pesos por el aseo y 100 pesos por exámenes.

En total tendrá que pagar 500 pesos, cantidad con la que de momento no cuenta y aboga para que se respete la gratuidad de las escuelas públicas.

“A lo mejor para algunos 500 pesos no es nada, pero para mí que estoy sola y tengo dos niños ahorita no puedo pagar, tengo que entrar en una lista para ver si me pueden hacer un descuento por niño y aun así se me dificulta pagarlo; mire, no niego que sí se necesita el dinero para mejorar la escuela, pero eso lo debería de pagar el gobierno. En mis tiempos la educación era gratis”, señaló Agustina Huerta.

¿Quién las administra?

Una de las grandes quejas es la falta de la opacidad de un tema donde la Secretaría de Educación se deslinda, puesto que es ajena a ello; padres y madres eligen a su mesa directiva y encargada de administrar los recursos, pero luego hay casos donde se advierte la intromisión de directoras o directores de los planteles.

Te puede interesar:

La gran pregunta que los padres de menores que ingresarán por primera vez a un aula pública es: ¿Qué son las cuotas escolares?, respondiéndoles que es la recaudación de dinero para el mantenimiento de planteles educativos, también se utiliza para los materiales pedagógicos y hasta para costear eventualidades que surjan durante el ciclo escolar.

La otra duda es ¿quién recauda el dinero? Son padres de familia elegidos en una votación interna seleccionando a un presidente, secretario y tesorero que conformarán la Asociación de Padres de Familia o Mesa directiva la que se encargará del dinero que se acumule.

¿Son confiables? En teoría deberían, ya que las asociaciones de padres de familia deben llevar un libro contable que se presenta cada 6 meses en la DRSE con la comprobación de gastos y se menciona que en teoría porque en este medio se han documentos casos de escuela donde la encargada o encargado del dinero (tesorero) no ha logrado comprobar los gatos.

Ahora bien, ¿Son obligatorias las cuotas escolares? No, así lo ha repetido cada fin de ciclo escolar el Secretario de Educación Juan Carlos Flores y quien obligue a los padres a aportar cualquier cantidad de dinero puede ser denunciado en la SEJ. Flores asegura que las denuncias han disminuido en los últimos años por la conciencia de los tutores de pequeños que reconocen las necesidades de las escuelas.

Son voluntarias: educación

“La libertad existe para los padres de no pagar esas aportaciones porque son voluntarias además no las cobra la escuela las cobran los mismos padres de familia de las asociaciones y eso está normado; hay que decir y recordar porqué nos pasa cada año que no son obligatorias que estas se pueden canjear si algún padre de familia quiere colaborar con la escuela pero no tiene los recursos económicos puede hacerlo en especie o puede hacerlo con trabajo, su tiempo o las diferentes actividades de la escuela que requiere sobre todo cuando arranca un ciclo escolar”, señaló Juan Carlos Flores Miramontes, Secretario de Educación Jalisco.

Anteriormente las denuncias por condicionar el espacio del menor o la entrega de documentos era frecuente y aunque hoy día han disminuido ahora los reclamos que se encuentran en el ojo público es la cantidad de dinero solicitada.

Cuotas van de 250 a mil 200 pesos. Foto. Aurelio Magaña | El Occidental

En la escuela secundaria técnica 89 de Zapopan no sólo deben cubrir una cuota elevada, sino que tienen que pagar un seguro de accidentes escolares, en total suma 950 pesos por alumno y si el padre no quiere cubrirlo no se le recibe a su hijo. Blanca, a quien llamaremos así para proteger su identidad, es madre de un joven que pasó a segundo grado en esta secundaria. Ella no está de acuerdo en pagar el seguro ni la cuota no sólo por no contar con el dinero, sino por el condicionamiento. Asevera que desde el año pasado denunció anónimamente la excesiva cuota, pero no ocurrió nada, aunque durante todo el ciclo se le señaló como deudora exhibiendo a su hijo.

“El año pasado no pude pagar y todo el ciclo me exhibieron como deudora, eso es presión psicológica porque así obligaron a varios papás a pagar porque a sus hijos les tiraban carrilla”, señaló.

Suscríbete a nuestro WhatsApp y recibe las notas más relevantes

Reaparecen las cuotas escolares con carácter “voluntario” a muy alto costo y que van de los 250 a los mil 200 pesos. Padres de familia se quejan de que se asimilan a una inscripción en una escuela privada.

Otros piden que al menos se transparente su destino y sobre todo se refleje en escuelas dignas, porque aún en el período que acaba de culminar no había bancas y escaseaban hasta los focos.

Te recomendamos:

Y es que no es el único gasto: primero hay que cubrir las inscripciones, la larga lista de útiles ­que en ocasiones incluye material de aseo que para lo que se supone se cobra la cuota­ y uniformes.

En Jalisco existen cerca de cinco mil escuelas públicas entre preescolar, primaria y secundaria que requieren de las llamadas cuotas voluntarias.

Para brindar mantenimiento a las instalaciones o materiales; la cantidad puede variar dependiendo de la escuela y el número de estudiantes. Por la pandemia y luego de que los estudiantes se fueron a casa casi dos ciclos escolares desaparecieron las cuotas voluntarias, pero han vuelto y para algunos padres de familia a costos desproporcionados y con fines no muy claros.

Aún cuando recientemente el Secretario de Educación de Jalisco Juan Carlos Flores Miramontes indicó que éstas pueden ir de los 100 a los 900 la cifra.

En un sondeo de EL OCCIDENTAL con los propios padres de familia, éstos coincidieron en que el mínimo que se solicita por medio de las mesas directivas es de 250 pesos y pueden alcanzar la cantidad de mil 200, casi lo equivalente a una inscripción en un colegio privado.

Requieren de mantenimiento la mayoría de las escuelas. Foto. Aurelio Magaña | El Occidental

Según el artículo tercero de la Constitución Mexicana todo individuo tiene derecho a recibir educación; el estado federación y municipios impartirán preescolar primaria y secundaria que son obligatorias. Y el artículo 4to señala que la educación que el estado imparta será gratuita.

Aunque algunos padres reconocen que las aportaciones son necesarias para el mantenimiento de los planteles educativos las cantidades y en ocasiones condicionar el lugar o entrega de papeles a cambio de estas es lo que molesta. La señora Agustina Huerta denuncia que la escuela primaria Antonia Yáñez Jáuregui de Tlajomulco le cobran 250 pesos por la cuota, 150 pesos por el aseo y 100 pesos por exámenes.

En total tendrá que pagar 500 pesos, cantidad con la que de momento no cuenta y aboga para que se respete la gratuidad de las escuelas públicas.

“A lo mejor para algunos 500 pesos no es nada, pero para mí que estoy sola y tengo dos niños ahorita no puedo pagar, tengo que entrar en una lista para ver si me pueden hacer un descuento por niño y aun así se me dificulta pagarlo; mire, no niego que sí se necesita el dinero para mejorar la escuela, pero eso lo debería de pagar el gobierno. En mis tiempos la educación era gratis”, señaló Agustina Huerta.

¿Quién las administra?

Una de las grandes quejas es la falta de la opacidad de un tema donde la Secretaría de Educación se deslinda, puesto que es ajena a ello; padres y madres eligen a su mesa directiva y encargada de administrar los recursos, pero luego hay casos donde se advierte la intromisión de directoras o directores de los planteles.

Te puede interesar:

La gran pregunta que los padres de menores que ingresarán por primera vez a un aula pública es: ¿Qué son las cuotas escolares?, respondiéndoles que es la recaudación de dinero para el mantenimiento de planteles educativos, también se utiliza para los materiales pedagógicos y hasta para costear eventualidades que surjan durante el ciclo escolar.

La otra duda es ¿quién recauda el dinero? Son padres de familia elegidos en una votación interna seleccionando a un presidente, secretario y tesorero que conformarán la Asociación de Padres de Familia o Mesa directiva la que se encargará del dinero que se acumule.

¿Son confiables? En teoría deberían, ya que las asociaciones de padres de familia deben llevar un libro contable que se presenta cada 6 meses en la DRSE con la comprobación de gastos y se menciona que en teoría porque en este medio se han documentos casos de escuela donde la encargada o encargado del dinero (tesorero) no ha logrado comprobar los gatos.

Ahora bien, ¿Son obligatorias las cuotas escolares? No, así lo ha repetido cada fin de ciclo escolar el Secretario de Educación Juan Carlos Flores y quien obligue a los padres a aportar cualquier cantidad de dinero puede ser denunciado en la SEJ. Flores asegura que las denuncias han disminuido en los últimos años por la conciencia de los tutores de pequeños que reconocen las necesidades de las escuelas.

Son voluntarias: educación

“La libertad existe para los padres de no pagar esas aportaciones porque son voluntarias además no las cobra la escuela las cobran los mismos padres de familia de las asociaciones y eso está normado; hay que decir y recordar porqué nos pasa cada año que no son obligatorias que estas se pueden canjear si algún padre de familia quiere colaborar con la escuela pero no tiene los recursos económicos puede hacerlo en especie o puede hacerlo con trabajo, su tiempo o las diferentes actividades de la escuela que requiere sobre todo cuando arranca un ciclo escolar”, señaló Juan Carlos Flores Miramontes, Secretario de Educación Jalisco.

Anteriormente las denuncias por condicionar el espacio del menor o la entrega de documentos era frecuente y aunque hoy día han disminuido ahora los reclamos que se encuentran en el ojo público es la cantidad de dinero solicitada.

Cuotas van de 250 a mil 200 pesos. Foto. Aurelio Magaña | El Occidental

En la escuela secundaria técnica 89 de Zapopan no sólo deben cubrir una cuota elevada, sino que tienen que pagar un seguro de accidentes escolares, en total suma 950 pesos por alumno y si el padre no quiere cubrirlo no se le recibe a su hijo. Blanca, a quien llamaremos así para proteger su identidad, es madre de un joven que pasó a segundo grado en esta secundaria. Ella no está de acuerdo en pagar el seguro ni la cuota no sólo por no contar con el dinero, sino por el condicionamiento. Asevera que desde el año pasado denunció anónimamente la excesiva cuota, pero no ocurrió nada, aunque durante todo el ciclo se le señaló como deudora exhibiendo a su hijo.

“El año pasado no pude pagar y todo el ciclo me exhibieron como deudora, eso es presión psicológica porque así obligaron a varios papás a pagar porque a sus hijos les tiraban carrilla”, señaló.

Suscríbete a nuestro WhatsApp y recibe las notas más relevantes

Policiaca

Localizan al señor José Luis, quien fue arrastrado por la corriente junto con su esposa; ella aún es buscada

El cuerpo fue lo fue identificado por los hijos del hombre quienes también estaban participando en los trabajos de búsqueda

Local

Solo 3% de personas en situación de calle acepta resguardo del DIF Jalisco para protegerse de las lluvias

Desde que se normalizó las lluvias a la fecha se tiene un registro de cinco personas fallecidas a consecuencia de las lluvias

Doble Vía

¿Una pizza con higo? Disfruta eso y más en Higo Fest 2024, un evento en Tlaquepaque

Los chefs han encontrado una gran explosión de sabor al incorporar este alimento en platillos salados

Policiaca

Los restos de María Guadalupe Alcalá permaneció ocho años en el SEMEFO

Finalmente el cuerpo fue entregado el miércoles a su mamá María del Rosario Macías

Policiaca

Se formó una tromba marina en el Lago de Chapala; no se reportan daños

Protección Civil municipal acudió a la zona para inspeccionar

Local

Habitantes de los Molinos exigen el retorno de la 163, ruta que los lleva al centro tapatío

Tras el repentino retiro de estos camiones, usuarios tienen que invertir en tres pasajes