/ jueves 15 de abril de 2021

Captar la lluvia, puede ser una solución para recuperar el abasto de agua en la ZMG

El doctor Arturo Gleason Espíndola aseguró que la gestión del agua en el AMG, en las últimas décadas, ha sido “un desastre”

El desabasto de agua en la Zona Metropolitana de Guadalajara se puede revertir captando el agua de lluvia y pudiera ser una solución para superar la sequía severa que se extiende por todo el Estado. Recuperar el agua de cuatro puntos de la ciudad, algunos en riesgo de ser pavimentados, representan 300 millones de metros cúbicos, lo que consumimos en la ciudad en un año.


Lo anterior se desprende de un grupo de soluciones que fueron presentadas por investigadores y catedráticos de la Universidad de Guadalajara que han trabajado al lado de grupos de especialistas y organizaciones en Guadalajara y la Ciudad de México que han puesto en marcha sistemas de captación de agua de lluvia en la capital del país, en San Miguel de Allende, Guanajuato; en la sierra Tarahumara, en Chihuahua y en Playa del Carmen, Quintana Roo.

El doctor Arturo Gleason Espíndola, profesor investigador del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), de la Universidad de Guadalajara, añadió al respecto: “Lo que ha hecho falta en Guadalajara es voluntad política. Aquí tenemos todo el conocimiento, la UdeG ha trabajado más de diez años en investigación, implementación y monitoreo. Mucha gente estamos generando ideas, trabajando en red con nuestros compañeros de todo el país y a nivel internacional; es triste que nuestra ciudad no implemente este sistema”.

El investigador aseguró que la gestión del agua en el AMG, en las últimas décadas, ha sido “un desastre”, pues además de la sobreexplotación de cuerpos de agua como el Lago de Chapala, no existe un sistema de monitoreo del agua subterránea y se desperdicia el agua de lluvia.



“Hemos visto, los últimos 20 años, una apatía, una displicencia hacia una política de agua más sólida que responda a un enfoque de sustentabilidad. Bombear agua, sacarla a los acuíferos, consumirla y tirarla al drenaje, junto con el agua de lluvia, no es sustentable, y eso es lo que hemos hecho; crecer de una manera desordenada, sacar agua sin control de los acuíferos o las fuentes superficiales, y la hemos estado consumiendo sin ningún tipo de restricción o medición; obviamente, las fuentes están dando señales de alerta. Pensamos que es eterna el agua del subsuelo y se están autorizando muchos fraccionamientos y edificios altos sin tener plena conciencia de cuánta agua nos queda en el subsuelo; eso no es sustentable”, denunció en conferencia de prensa.

Explicó que estos sistemas de captación de agua de lluvia representan una alternativa sustentable para aprovechar y ahorrar agua, pues la lluvia que cae durante cuatro o cinco meses de temporal es almacenada y utilizada en los procesos industriales, las labores de limpieza cotidiana en las empresas y los hogares, e incluso puede ser tratada para su consumo.


Foto: Cuartoscuro


El universitario detalló que si se captara el agua de la lluvia de cerca de 35 mil hectáreas que van de la Barranca de Huentitán, el Cerro de la Reina, el Cerro del Cuatro y el Cerro del Colli; y si tomamos en cuenta los 900 milímetros de agua que caen al año, estaríamos hablando de 300 millones de metros cúbicos, que es el equivalente a lo que consumimos.


Podría interesarte → Más de 500 millones cúbicos de agua han perdido las presas de Jalisco, del 28 de febrero a la fecha


Señaló que el 55% del escurrimiento de agua –unos 180 millones de metros cúbicos– en las ciudades se convierte en inundaciones. Si se aprovechara la mitad de esa lluvia sería el equivalente de la mitad del volumen que se extrae de los mantos acuíferos, es decir, de hasta tres metros cúbicos de los nueve que se requieren para el flujo del abastecimiento de la ciudad.

David Marc Vargas, miembro de la organización Isla Urbana, explicó que desde 2010 trabajan en proyectos de captación de lluvia en la Ciudad de México, y desde hace dos años tienen el programa “Cosecha de lluvia”, en el que han capacitado a funcionarios del gobierno y a los empresarios para implementar sistemas de captación en los grandes edificios destinados a empresas y vivienda.


Te recomendamos → ¿México sin agua? Esto debes saber para evitar el Día Cero


Por otro lado, el ingeniero Sebastián Serrano Silva, miembro de Soluciones Hidropluviales, señaló que trabajan en una normativa que obliga a las nuevas edificaciones a captar el agua de lluvia, a aprovecharla y reutilizarla, así como el agua tratada. “Puede ser un ejemplo para que los nuevos gobiernos que están por entrar en Guadalajara lo tomen como ejemplo, porque es una guía que le da a los desarrolladores las bases para aprovechar las superficies, captar bien el agua de lluvia y almacenarla de forma adecuada, y constituye un ejemplo interesante para aplicar en todo México”, explicó.

La doctora Verónica Livier Díaz Núñez, Coordinadora de Investigación del CUAAD, dijo que también es posible adoptar la captación de agua de lluvia en los hogares mediante sistemas sencillos con barriles especiales para el agua que reciban este líquido y se conecten a la red de tubería, a fin de que sea usada para las labores de limpieza o riego.


El arquitecto Laurent Guilles Herbiet Santos, integrante de la organización Sistemas Pluviales, afirmó que un aspecto importante para que estos sistemas funcionen es la corresponsabilidad de los usuarios y su compromiso para reciclar y hacer un uso adecuado del agua, sobre todo, en las zonas habitacionales con alta densidad poblacional; “combinándolos podemos alcanzar entre 60 y hasta 100% del ahorro del agua potable”, reiteró.

El desabasto de agua en la Zona Metropolitana de Guadalajara se puede revertir captando el agua de lluvia y pudiera ser una solución para superar la sequía severa que se extiende por todo el Estado. Recuperar el agua de cuatro puntos de la ciudad, algunos en riesgo de ser pavimentados, representan 300 millones de metros cúbicos, lo que consumimos en la ciudad en un año.


Lo anterior se desprende de un grupo de soluciones que fueron presentadas por investigadores y catedráticos de la Universidad de Guadalajara que han trabajado al lado de grupos de especialistas y organizaciones en Guadalajara y la Ciudad de México que han puesto en marcha sistemas de captación de agua de lluvia en la capital del país, en San Miguel de Allende, Guanajuato; en la sierra Tarahumara, en Chihuahua y en Playa del Carmen, Quintana Roo.

El doctor Arturo Gleason Espíndola, profesor investigador del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), de la Universidad de Guadalajara, añadió al respecto: “Lo que ha hecho falta en Guadalajara es voluntad política. Aquí tenemos todo el conocimiento, la UdeG ha trabajado más de diez años en investigación, implementación y monitoreo. Mucha gente estamos generando ideas, trabajando en red con nuestros compañeros de todo el país y a nivel internacional; es triste que nuestra ciudad no implemente este sistema”.

El investigador aseguró que la gestión del agua en el AMG, en las últimas décadas, ha sido “un desastre”, pues además de la sobreexplotación de cuerpos de agua como el Lago de Chapala, no existe un sistema de monitoreo del agua subterránea y se desperdicia el agua de lluvia.



“Hemos visto, los últimos 20 años, una apatía, una displicencia hacia una política de agua más sólida que responda a un enfoque de sustentabilidad. Bombear agua, sacarla a los acuíferos, consumirla y tirarla al drenaje, junto con el agua de lluvia, no es sustentable, y eso es lo que hemos hecho; crecer de una manera desordenada, sacar agua sin control de los acuíferos o las fuentes superficiales, y la hemos estado consumiendo sin ningún tipo de restricción o medición; obviamente, las fuentes están dando señales de alerta. Pensamos que es eterna el agua del subsuelo y se están autorizando muchos fraccionamientos y edificios altos sin tener plena conciencia de cuánta agua nos queda en el subsuelo; eso no es sustentable”, denunció en conferencia de prensa.

Explicó que estos sistemas de captación de agua de lluvia representan una alternativa sustentable para aprovechar y ahorrar agua, pues la lluvia que cae durante cuatro o cinco meses de temporal es almacenada y utilizada en los procesos industriales, las labores de limpieza cotidiana en las empresas y los hogares, e incluso puede ser tratada para su consumo.


Foto: Cuartoscuro


El universitario detalló que si se captara el agua de la lluvia de cerca de 35 mil hectáreas que van de la Barranca de Huentitán, el Cerro de la Reina, el Cerro del Cuatro y el Cerro del Colli; y si tomamos en cuenta los 900 milímetros de agua que caen al año, estaríamos hablando de 300 millones de metros cúbicos, que es el equivalente a lo que consumimos.


Podría interesarte → Más de 500 millones cúbicos de agua han perdido las presas de Jalisco, del 28 de febrero a la fecha


Señaló que el 55% del escurrimiento de agua –unos 180 millones de metros cúbicos– en las ciudades se convierte en inundaciones. Si se aprovechara la mitad de esa lluvia sería el equivalente de la mitad del volumen que se extrae de los mantos acuíferos, es decir, de hasta tres metros cúbicos de los nueve que se requieren para el flujo del abastecimiento de la ciudad.

David Marc Vargas, miembro de la organización Isla Urbana, explicó que desde 2010 trabajan en proyectos de captación de lluvia en la Ciudad de México, y desde hace dos años tienen el programa “Cosecha de lluvia”, en el que han capacitado a funcionarios del gobierno y a los empresarios para implementar sistemas de captación en los grandes edificios destinados a empresas y vivienda.


Te recomendamos → ¿México sin agua? Esto debes saber para evitar el Día Cero


Por otro lado, el ingeniero Sebastián Serrano Silva, miembro de Soluciones Hidropluviales, señaló que trabajan en una normativa que obliga a las nuevas edificaciones a captar el agua de lluvia, a aprovecharla y reutilizarla, así como el agua tratada. “Puede ser un ejemplo para que los nuevos gobiernos que están por entrar en Guadalajara lo tomen como ejemplo, porque es una guía que le da a los desarrolladores las bases para aprovechar las superficies, captar bien el agua de lluvia y almacenarla de forma adecuada, y constituye un ejemplo interesante para aplicar en todo México”, explicó.

La doctora Verónica Livier Díaz Núñez, Coordinadora de Investigación del CUAAD, dijo que también es posible adoptar la captación de agua de lluvia en los hogares mediante sistemas sencillos con barriles especiales para el agua que reciban este líquido y se conecten a la red de tubería, a fin de que sea usada para las labores de limpieza o riego.


El arquitecto Laurent Guilles Herbiet Santos, integrante de la organización Sistemas Pluviales, afirmó que un aspecto importante para que estos sistemas funcionen es la corresponsabilidad de los usuarios y su compromiso para reciclar y hacer un uso adecuado del agua, sobre todo, en las zonas habitacionales con alta densidad poblacional; “combinándolos podemos alcanzar entre 60 y hasta 100% del ahorro del agua potable”, reiteró.

Policiaca

Escasean víveres luego del desplazamiento de familias de comunidades de Teocaltiche

Un sacerdote de la parroquia del municipio pidió apoyo de los pobladores para solventar las necesidades de quienes abandonaron sus casas

Local

Casi un millón 200 mil vacunas contra Covid-19 han sido suministradas en Jalisco

Se espera que una o dos semanas inicie la inmunización en Zapopan

Local

Salvador Cosío se reúne con la Federación Demócrata de Trabajadores

El candidato del PVEM realizó diversos compromisos para favorecer las condiciones de los empleados del ayuntamiento zapopano

Policiaca

Matan a tres mujeres en un solo día

En el primer hecho registrado en Puerto Vallarta la Fiscalía del Estado dio a conocer que la mujer de 43 años de nombre Sol Esmeralda presentaba un surco en el cuello

Local

Ya es tiempo del pueblo, ya es tiempo de Morena: Marcela Michel

La candidata a la presidencia municipal de Tlajomulco platicó con decenas de vecinos de la zona y escucho sus necesidades

Policiaca

Escasean víveres luego del desplazamiento de familias de comunidades de Teocaltiche

Un sacerdote de la parroquia del municipio pidió apoyo de los pobladores para solventar las necesidades de quienes abandonaron sus casas

Local

Casi un millón 200 mil vacunas contra Covid-19 han sido suministradas en Jalisco

Se espera que una o dos semanas inicie la inmunización en Zapopan