/ martes 11 de mayo de 2021

Bárbara Islas, entre el sueño américano y el amor

La actriz reconoce que no es fácil estar inmersa en la comedia y en el melodrama simultáneamente, pero lo disfruta

Bárbara Islas está en el candelero televisivo con el melodrama Fuego ardiente como Araceli, la joven alcohólica que al ir a Estados Unidos abandona a su hija y en la serie de comedia Mi querida herencia, es la deslumbrante y coqueta Britny, que estará saboreando las mieles del amor con Agustín Arana, quien da vida al primo Diego.

“Sí he tenido descalabros no sólo cuando un papel se me iba de las manos, aun cuando me ayuda ser guapa, de repente la gente piensa raro, creen que por la guapura se consiguen muchas cosas A veces es una maldición”, dice la actriz en entrevista.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Esto es: ‘no porque eres muy alta, no porque eres muy delgada, o eres rubia’, esto es muy triste, eso a veces te detiene. Aunque en esta carrera el sol brilla para todos y de los descalabros fuertes, y dolorosos, que han sido muchos en mi camino, he aprendido, porque siempre habrá más guapas, más perfectas y nos toca dar el extra”, confía a El Sol de México.

Como Britny en Mi querida herencia, que está en su tercera temporada, experimenta el amor. “Elías Solorio como productor siempre da más en cada temporada. Britny encontrará el amor en el primo Diego. Además habrá muchos invitados como Latin Lover, que nos pone a todos a bailar, la serie está hecha con todo el amor y dedicada a la audiencia en esta época tan complicada, de mucha tristeza y de ahí que nosotros les regalamos media hora para que se olviden y se rían con lo que pasa en la residencia de Charly y Deyanira”.

La actriz reconoce que no es fácil estar inmersa en la comedia y en el melodrama simultáneamente, pero lo disfruta. “Ha sido padrísimo poder combinar los personajes. Aunque mucha gente dice que hacer llorar es fácil, ¡no es así! El melodrama me permite demostrar mucho como actriz, porque Araceli lo mismo llora, grita, se enoja, despotrica. Su alcoholismo la domina y hasta que no lo deje verá claramente su vida; esto pasa en la vida real a muchas personas que tienen hijos, no tienen la vocación de ser madres. Al principio me resultó todo un reto, no tomo vino, no tengo hijos y no le he sido infiel a mis parejas”.

Bárbara ha combinado la actuación y la conducción, como parte del programa Cuéntamelo ya!, “conduje los Latin Grammy con Diego de Érice y la experiencia fue buena, ambos proyectos me gustan. Lo padre de la actuación es ser una persona diferente a ti. En la telenovela soy mamá, soy alcohólica y voy por el sueño americano. En comedia soy una chica muy divertida, muy fiestera, es lo que tiene la actuación poder hacer muchas cosas que en tu vida real, no lo haces”, describe.

Bárbara Islas está en el candelero televisivo con el melodrama Fuego ardiente como Araceli, la joven alcohólica que al ir a Estados Unidos abandona a su hija y en la serie de comedia Mi querida herencia, es la deslumbrante y coqueta Britny, que estará saboreando las mieles del amor con Agustín Arana, quien da vida al primo Diego.

“Sí he tenido descalabros no sólo cuando un papel se me iba de las manos, aun cuando me ayuda ser guapa, de repente la gente piensa raro, creen que por la guapura se consiguen muchas cosas A veces es una maldición”, dice la actriz en entrevista.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Esto es: ‘no porque eres muy alta, no porque eres muy delgada, o eres rubia’, esto es muy triste, eso a veces te detiene. Aunque en esta carrera el sol brilla para todos y de los descalabros fuertes, y dolorosos, que han sido muchos en mi camino, he aprendido, porque siempre habrá más guapas, más perfectas y nos toca dar el extra”, confía a El Sol de México.

Como Britny en Mi querida herencia, que está en su tercera temporada, experimenta el amor. “Elías Solorio como productor siempre da más en cada temporada. Britny encontrará el amor en el primo Diego. Además habrá muchos invitados como Latin Lover, que nos pone a todos a bailar, la serie está hecha con todo el amor y dedicada a la audiencia en esta época tan complicada, de mucha tristeza y de ahí que nosotros les regalamos media hora para que se olviden y se rían con lo que pasa en la residencia de Charly y Deyanira”.

La actriz reconoce que no es fácil estar inmersa en la comedia y en el melodrama simultáneamente, pero lo disfruta. “Ha sido padrísimo poder combinar los personajes. Aunque mucha gente dice que hacer llorar es fácil, ¡no es así! El melodrama me permite demostrar mucho como actriz, porque Araceli lo mismo llora, grita, se enoja, despotrica. Su alcoholismo la domina y hasta que no lo deje verá claramente su vida; esto pasa en la vida real a muchas personas que tienen hijos, no tienen la vocación de ser madres. Al principio me resultó todo un reto, no tomo vino, no tengo hijos y no le he sido infiel a mis parejas”.

Bárbara ha combinado la actuación y la conducción, como parte del programa Cuéntamelo ya!, “conduje los Latin Grammy con Diego de Érice y la experiencia fue buena, ambos proyectos me gustan. Lo padre de la actuación es ser una persona diferente a ti. En la telenovela soy mamá, soy alcohólica y voy por el sueño americano. En comedia soy una chica muy divertida, muy fiestera, es lo que tiene la actuación poder hacer muchas cosas que en tu vida real, no lo haces”, describe.

Local

Aumento de ocupación de camas por pacientes con Covid-19

Se emite nuevos ajustes para el sectores recreativos y deportivos

Local

Gobierno del Estado emitirá nuevas medidas para tratar de controlar el aumento de casos por Covid-19

Pacientes con el virus Sars-Cov2 han estado incrementado en las ultimas semanas