imagotipo

Polleros abandonan a migrantes en desierto de BC

Una pareja de indocumentados, a la que ofrecieron llevar a la “tierra prometida” por caminos peligrosos, como los arroyos secos de la zona norte de la Laguna Salada, fue dejada a su suerte, pues los traficantes les dijeron que irían por agua y no regresaron.

El hombre se dio cuenta de que él y su pareja estaban en peligro de muerte y sacando fuerzas de flaqueza se regresó casi cargando a su compañera hasta salir a la carretera donde solicitaron ayuda.

A las 19:00 horas se les encontró y llegó al 911 la llamada de auxilio.

Elementos del Grupo Beta llegaron al sitio donde anotaron que la joven, como de 19 años de edad, comenzaba a convulsionar, por lo que los rescatistas se convirtieron en paramédicos y debieron refrescarla con el agua que llevaban para bajarle la temperatura mientras llegaban los paramédicos de la Cruz Roja y luego de manera apresurada la condujeron al Hospital General de Mexicali donde la dejaron internada.

Al acudir a las instalaciones del Grupo Beta para recabar información que recién llegaba a sus instalaciones en la Puerta México de la garita vieja, se negaron a hacerlo argumentando que se los tienen prohibido y solo confirmaron que llevaron a una mujer de 19 años al nosocomio.