imagotipo

Nuevo enfrentamiento de la Fiscalía con la Policía de Zapopan

  • Víctor Manuel Chávez Ogazón
  • en Policía

Nuevo enfrentamiento entre la Policía estatal y ahora Zapopan, el tema de seguridad se segmenta y partidiza, se abre una brecha entre municipios y Estado, volviendo tensas las relaciones entre los elementos de las corporaciones. Ahora el escenario fue en carretera a Saltillo donde el inspector general de la Policía de Zapopan, Daniel Mora, que también es encargado del Sector Uno, prácticamente corre del municipio a uniformados que acuden a cubrir un asalto en la Villa Maicera.

No se sabe el fondo de la discusión, si es precisamente porque llega a manos de personal de la Fiscalía el dato de este nuevo asalto en Zapopan, a una casa de empeñoPresta Fácil, por carretera a Saltillo y Abel Salgado, en Agua Fría, donde incluso un empleado fue lesionado a balazos.

Ahí coincidieron policías estatales y policías de Zapopan, ambos pretenden obtener datos y en el caso de los uniformados dependientes de la Fiscalía General hasta intercambiar algunos de los datos.

 

 

La respuesta de quien se identifica como de la Policía de Zapopan, con el logotipo al hombro de proximidad social, reconocido posteriormente como el inspector general de la Policía de Zapopan, Daniel Mora, es “vete, vete a la v…, a la v…, a la v… de aquí, qué más quieres que te diga, que te largues, a chin…a tu madre de aquí”.

El policía con ropas camuflajeadas en color gris le responde: “¿Y por qué quiere que me largue?” Insiste el inspector en que “por lo que me estás diciendo”. El Policía estatal le dice: “Usted me está mentando mi madre”, y el inspector de Zapopan insiste: “Sí, yo te la estoy mentando, yo”.

“Muy bien, eso es todo, con eso”, dice el Policía estatal, antes de proceder a retirarse, antes de que las cosas pasen a mayores”.

El incidente abre un nuevo punto de discusión, sobre todo porque se advierte que los demás policías estatales permanecen callados y optan por irse, en tanto que un acompañante del inspector de Zapopan mantiene empuñada su pistola, aún dentro de la fornitura.