imagotipo

Hay dos líneas de investigación del atentado de la subdirectora del semanario El Costeño y su hijo, en el que éste último falleció

  • Elizabeth Ibal Rocha
  • en Policía

Existen dos líneas de investigación respecto de la agresión de la subdirectora del semanario El Costeño, Sonia Córdova Oseguera, de 48 años y su hijo Héctor Jonathan Rodríguez Córdova, de 26 años, ocurrida el lunes pasado en la colonia Centro, en Autlán de Navarro, de acuerdo a lo confirmado por el fiscal general de Jalisco, Eduardo Almaguer Ramírez, quien también descartó que hubieran existido amenazas previas.

Éste señaló también que una las líneas de investigación es que la agresión sería un ataque directo a Héctor Jonathan, mientras que la segunda podría ser como consecuencia de las publicaciones que realiza ese medio de comunicación, el cual por cierto no aborda temas relacionados la delincuencia organizada.

Almaguer Ramírez sostuvo que se entrevistó con Sonia Córdova, la cual le precisó que las nota de seguridad no son una línea editorial en El Costeño.

De la misma manera, el encargado de la procuración de la justicia en Jalisco descartó que Jonathan fuera reportero de ese medio de comunicación, así como que tuviera una deuda de drogas: “No tenemos elementos para decir que tuvieran alguna relación con ese tipo de situaciones, lo que estamos investigando y de acuerdo a las propias investigaciones forenses y como ha quedado establecido, de trayectoria, de número de disparos y de lo que sucedió de acuerdo a declaraciones y a los testigos, es que era un ataque directo a este joven”.

No había amenazas previas 

Además, el funcionario negó que la Fiscalía General de Jalisco haya tenido registro de que la familia Rodríguez Córdova hubiera tenido amenazas previas a los hechos.

De igual forma, ello también fue descartado por la subdirectora: “La primer pregunta que yo le hice cuando tuve oportunidad de dialogar con ella, por obvias razones de saber ante qué nos estábamos enfrentando, era si habían recibido alguna  amenaza contenidas, la respuesta contundente fue ‘no’, que si habían tenido un tema de publicación de algún grupo delictivo o alguna situación en especial y la respuesta fue ‘no’ y la respuesta después fue ‘desconocemos por qué esa gente se ha metido con nosotros cuando nosotros no abordamos esos temas'” contó.

PGR investiga también el atentado

Desde el martes 16 de mayo, Sara Irene Herrerías Guerra, subprocuradora para Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR), que además atiende los delitos cometidos en contra de periodistas, se encuentra en la entidad para indagar también sobre esos hechos.

Confusión por informe de ataque a seminaristas

A decir de Almaguer Ramírez, el viernes pasado alrededor de las 22:00 horas el comisionado de Seguridad Pública del Estado recibió un informe de inteligencia por parte de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), con sede en la Ciudad de México en la que se advertía que dos hermanos del seminario que tienen un vehículo Toyota Corolla, en color rojo serían atacados, motivo por el cual se desplazó un grupo de elementos los cuales indagaron en Autlán.

El sábado la familia Rodríguez Córdova fue entrevistada por la policía investigadora, pero también descargaron alguna situación irregular de riesgo, de tal manera que se continuó con la indagatoria del reporte.

El domingo tampoco se habrían obtenido resultados; sin embargo fue el lunes cuando el fiscal regional Fausto Mancilla Martínez se trasladó al municipio de Autlán de Navarro para continuar con la validación, sin embargo en ese proceso fue que ese día se cometió el ataque por la tarde, cuando Sonia y su hijo Jonathan, viajaban en carro Toyota Corolla, en color rojo con placas de Jalisco, el cual tenía tres impactos en el cristal frontal y 11 del lado del conductor, tres al centro y seis del lado del copiloto.

También lee: Atacan a subdirectora de diario regional y a su hijo en Autlán de Navarro