/ miércoles 9 de septiembre de 2020

Por primera vez captan a Papa Francisco con cubrebocas en público

El Pontífice se quitó el cubrebocas al bajar de su auto, aunque evitó estrechar las manos y besar a los niños, como hacía antes en la inmensa plaza de San Pedro

El papa Francisco fue captado por primera vez en público usando cubrebocas, mismo que se quitó en cuanto bajó del carro que lo transportaba a la audiencia general.

Después de seis meses de las tradicionales audiencias de los miércoles grabadas en directo en su biblioteca privada, el sumo pontífice reanudó en septiembre esta cita en presencia del público, pero limitando la multitud a 500 personas al aire libre, en un patio cerrado del palacio apostólico.

Después de quitarse la mascarilla, el papa evitó estrechar las manos y besar a los niños, como hacía antes en la inmensa plaza de San Pedro.

➡️ Papa critica a quienes buscan sacar ventaja económica por el Covid-19

Pero este adepto de los contactos directos se acercó como siempre con jovialidad de los fieles, aglutinados a lo largo de una barrera en lugar de quedarse en sus sillas asignadas, algunos bajando sus mascarillas para saludarlo mejor, otros poniéndole en las manos un regalo, como una caja con pasteles o un gorro blanco.

Antes de comenzar su catequesis y después de estrechar la mano a los prelados que participaban en la audiencia, Francisco recomendó sonriendo a la multitud volver "cada uno a su silla" para "evitar los contagios".

Desde el inicio de la epidemia, el papa parece poco ansioso por su propia salud, apareciendo sistemáticamente sin mascarilla al recibir a sus visitantes en el interior del palacio apostólico, aunque recibe muchos menos grupos que antes.

El papa Francisco fue captado por primera vez en público usando cubrebocas, mismo que se quitó en cuanto bajó del carro que lo transportaba a la audiencia general.

Después de seis meses de las tradicionales audiencias de los miércoles grabadas en directo en su biblioteca privada, el sumo pontífice reanudó en septiembre esta cita en presencia del público, pero limitando la multitud a 500 personas al aire libre, en un patio cerrado del palacio apostólico.

Después de quitarse la mascarilla, el papa evitó estrechar las manos y besar a los niños, como hacía antes en la inmensa plaza de San Pedro.

➡️ Papa critica a quienes buscan sacar ventaja económica por el Covid-19

Pero este adepto de los contactos directos se acercó como siempre con jovialidad de los fieles, aglutinados a lo largo de una barrera en lugar de quedarse en sus sillas asignadas, algunos bajando sus mascarillas para saludarlo mejor, otros poniéndole en las manos un regalo, como una caja con pasteles o un gorro blanco.

Antes de comenzar su catequesis y después de estrechar la mano a los prelados que participaban en la audiencia, Francisco recomendó sonriendo a la multitud volver "cada uno a su silla" para "evitar los contagios".

Desde el inicio de la epidemia, el papa parece poco ansioso por su propia salud, apareciendo sistemáticamente sin mascarilla al recibir a sus visitantes en el interior del palacio apostólico, aunque recibe muchos menos grupos que antes.

Local

Once clausuras deja el operativo del fin de semana para uso de certificados de vacuna

Arrancaron desde la noche del viernes en distintos puntos de la ciudad

Local

Inicia campaña de pruebas aleatorias para detectar Covid en sector educativo

La próxima semana se analizará la pertinencia de ampliar los sitios en donde se exija la presentación del certificado de vacunación

Policiaca

Dictan prisión preventiva a sujeto por su probable participación en el delito de parricidio

El imputado permanecerá seis meses en prisión preventiva como medida cautelar

Policiaca

Asaltan banco en San Andrés

El delincuente armado se dirigió a la caja dos y amagó al cajero

Local

Movimiento Ciudadano no dejara que se "decapiten" las energías limpias

Las mesas técnicas iniciaron este lunes y durarán 10 días

Deportes

Atlas fue recibido en Casa Jalisco por haber obtenido el campeonato de la Liga MX

El Gobernador Enrique Alfaro cumplió su promesa e invitó a una carne asada a los jugadores y directiva de La Fiel