/ martes 14 de noviembre de 2017

Frágil situación de Theresa May en el poder británico

Un grupo de diputados tories está cerca de lograr el mínimo necesario de 48 votos para reclamar su renuncia y designar un sucesor en el cargo

PARIS, Francia – La situación de la primera ministra británica Theresa May se torna insostenible y tanto los diputados conservadores como los analistas políticos piensan que no podrá mantenerse mucho más tiempo en el poder.

 

Un grupo de diputados tories está cerca de lograr el mínimo necesario de 48 votos para reclamar su renuncia y designar un sucesor en el cargo de primer ministro sin necesidad de convocar a nuevas elecciones legislativas.

 

Sus dificultades se agravaron después del congreso anual del Partido Conservador, realizado a principios de octubre en Manchester. Además de un ataque de tos y una abrupta extinción de voz que le impidió imprimir la energía que deseaba imprimir a su discurso, fue víctima de una farsa grotesca que la ridiculizó en público: un actor le entregó una falsa renuncia supuestamente firmada por su rival, el canciller Boris Johnson. Para colmo de males, un decorado del escenario se derrumbó en un momento culminante de su discurso.

 

Esa serie de desaventuras transmitidas en directo por las cámaras de televisión fueron interpretadas como símbolo de su inestabilidad al frente de un partido que perdió por completo la confianza en su liderazgo, conspira a sus espaldas y comienza a prepararse para elegir al sucesor.

 

Ridiculizada en permanencia por la indisciplina de sus ministros, en los últimos días Theresa May sufrió otros dos golpes duros que contribuyeron a fragilizar su posición. El primero fue la renuncia de un peso pesado de su gobierno, el ministro de Defensa, Michael Fallon, que cayó víctima del vendaval de denuncias por acoso sexual que azota al mundo occidental: Fallon fue acusado de haber acariciado la rodilla de una periodista durante una cena del Partido Conservador en 2014. Una semana después, la ministra (secretaria) de Desarrollo Internacional, Priti Patel, debió renunciar por haberse reunido con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y otros dirigentes de alto nivel sin informar al Foreign Office.

 

 Durante su visita, visitó la meseta del Golán y a su regreso emprendió un intenso lobbying para usar parte del presupuesto británico de ayuda internacional en beneficio de las fuerzas armadas israelíes.

 

Mientras tanto, el canciller Boris Johnson multiplica las provocaciones para mostrarse como el campeón del Brexit (salida británica de la Unión Europea). El domingo pasado, el líder laborista Jeremy Corbyn reclamó su renuncia: “Desde hace tiempo, su incompetencia puso a nuestro país en situación incómoda y penalizante”, escribió en el periódico The Observer.

 

Theresa May no se resigna a destituirlo por temor al daño que podría provocar afuera del gobierno.

 

Su último dolor de cabeza  —que finalmente puede costarle el poder—  son las negociaciones sobre el Brexit. El jefe negociador jefe de la UE, Michel Barnier, impuso a Gran Bretaña un ultimátum de dos semanas para que dé a conocer las “precisiones vitales” sobre los “compromisos financieros” que está dispuesta a asumir en el marco de su separación de Europa.

 

Barnier afirmó que no habrá negociaciones sobre el comercio con Europa después del Brexit  —que constituye la principal reivindicación de la primera ministra—  hasta que Londres acepte un acuerdo sobre el monto final, que debe oscilar en unos 65 mil millones de dólares.

 

Las autoridades de Bruselas sostienen en secreto que la caída de Theresa May es inminente y que  —en todo caso—  no permanecerá en el poder más allá de fin de año, pero igual adoptaron un “plan de contingencia” para hacer frente a “toda eventualidad”.

 

Por el momento, los tories rebeldes no se atreven a intensificar su presión sobre la primera ministra por temor a quedar en minoría en el Parlamento. Esa situación obligaría a llamar a nuevas elecciones legislativas anticipadas apenas seis meses después de la consulta del 8 de junio pasado, en la cual los conservadores perdieron 13 escaños y debieron pactar con los unionistas de Irlanda del Norte para mantener la mayoría en la Cámara de los Comunes. En las actuales circunstancias, un nuevo duelo en las urnas terminaría  —en forma casi inevitable—  con una victoria laborista.

PARIS, Francia – La situación de la primera ministra británica Theresa May se torna insostenible y tanto los diputados conservadores como los analistas políticos piensan que no podrá mantenerse mucho más tiempo en el poder.

 

Un grupo de diputados tories está cerca de lograr el mínimo necesario de 48 votos para reclamar su renuncia y designar un sucesor en el cargo de primer ministro sin necesidad de convocar a nuevas elecciones legislativas.

 

Sus dificultades se agravaron después del congreso anual del Partido Conservador, realizado a principios de octubre en Manchester. Además de un ataque de tos y una abrupta extinción de voz que le impidió imprimir la energía que deseaba imprimir a su discurso, fue víctima de una farsa grotesca que la ridiculizó en público: un actor le entregó una falsa renuncia supuestamente firmada por su rival, el canciller Boris Johnson. Para colmo de males, un decorado del escenario se derrumbó en un momento culminante de su discurso.

 

Esa serie de desaventuras transmitidas en directo por las cámaras de televisión fueron interpretadas como símbolo de su inestabilidad al frente de un partido que perdió por completo la confianza en su liderazgo, conspira a sus espaldas y comienza a prepararse para elegir al sucesor.

 

Ridiculizada en permanencia por la indisciplina de sus ministros, en los últimos días Theresa May sufrió otros dos golpes duros que contribuyeron a fragilizar su posición. El primero fue la renuncia de un peso pesado de su gobierno, el ministro de Defensa, Michael Fallon, que cayó víctima del vendaval de denuncias por acoso sexual que azota al mundo occidental: Fallon fue acusado de haber acariciado la rodilla de una periodista durante una cena del Partido Conservador en 2014. Una semana después, la ministra (secretaria) de Desarrollo Internacional, Priti Patel, debió renunciar por haberse reunido con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y otros dirigentes de alto nivel sin informar al Foreign Office.

 

 Durante su visita, visitó la meseta del Golán y a su regreso emprendió un intenso lobbying para usar parte del presupuesto británico de ayuda internacional en beneficio de las fuerzas armadas israelíes.

 

Mientras tanto, el canciller Boris Johnson multiplica las provocaciones para mostrarse como el campeón del Brexit (salida británica de la Unión Europea). El domingo pasado, el líder laborista Jeremy Corbyn reclamó su renuncia: “Desde hace tiempo, su incompetencia puso a nuestro país en situación incómoda y penalizante”, escribió en el periódico The Observer.

 

Theresa May no se resigna a destituirlo por temor al daño que podría provocar afuera del gobierno.

 

Su último dolor de cabeza  —que finalmente puede costarle el poder—  son las negociaciones sobre el Brexit. El jefe negociador jefe de la UE, Michel Barnier, impuso a Gran Bretaña un ultimátum de dos semanas para que dé a conocer las “precisiones vitales” sobre los “compromisos financieros” que está dispuesta a asumir en el marco de su separación de Europa.

 

Barnier afirmó que no habrá negociaciones sobre el comercio con Europa después del Brexit  —que constituye la principal reivindicación de la primera ministra—  hasta que Londres acepte un acuerdo sobre el monto final, que debe oscilar en unos 65 mil millones de dólares.

 

Las autoridades de Bruselas sostienen en secreto que la caída de Theresa May es inminente y que  —en todo caso—  no permanecerá en el poder más allá de fin de año, pero igual adoptaron un “plan de contingencia” para hacer frente a “toda eventualidad”.

 

Por el momento, los tories rebeldes no se atreven a intensificar su presión sobre la primera ministra por temor a quedar en minoría en el Parlamento. Esa situación obligaría a llamar a nuevas elecciones legislativas anticipadas apenas seis meses después de la consulta del 8 de junio pasado, en la cual los conservadores perdieron 13 escaños y debieron pactar con los unionistas de Irlanda del Norte para mantener la mayoría en la Cámara de los Comunes. En las actuales circunstancias, un nuevo duelo en las urnas terminaría  —en forma casi inevitable—  con una victoria laborista.

Local

Resto de 2019 sin crecimiento, augura Coparmex

La economía mundial sufre desaceleración y peor por las decisiones del Gobierno Federal, señala Mauro Garza, presidente del organismo patronal

Local

Gobernador y alcaldesa de Tlaquepaque llegan a un acuerdo respecto a la Policía Metropolitana

El municipio de Tlaquepaque fue el único que no estuvo de acuerdo en incorporarse al modelo de la Policía Metropolitana. Sin embargo este domingo en Casa Jalisco se reunieron ambos para encontrar una solución

Local

Hace historia el Sindicato de Trabajadores de la UdeG y tendrá elecciones democráticas

El 14 de agosto pasado el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara (SUTUdeG) publicó su convocatoria y con ello abre su elección a todos sus agremiados

Gossip

“Mentada de Padre” alcanza el top en taquillas de México

La comedia cuenta con las actuaciones de Osvaldo Benavides, Mauricio Isaac, Antonio Gaona, Mauricio Barrientos, Sofía Sisniega, Ximena Romo y Héctor Suárez, como Don Lauro Márquez Castillo

Gossip

IMCINE invita a las charlas “Hablemos de lo nuestro”

Realizarán SC e IMCINE charlas sobre producción cinematográfica en el Museo Cabañas

Futbol

Messi e Ibrahimovic, entre los candidatos al premio Puskas a mejor gol del año

El año pasado, el premio Puskas, nombrado así en honor al exinternacional y prolífico goleador húngaro, recayó en el egipcio Mohamed Salah

Local

Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción hace un llamado a la contratación de Mipymes

Ya que dichas empresas resultan ser subcontratadas por las grandes empresas señaladas de corrupción que son las que se quedan con un gran “cacho” de la inversión

Justicia

Guardia Nacional sufre en los estados

Bandas de robatrenes, huachicoleros y contrabandistas los han desarmado, golpeado y apedreado