/ jueves 11 de junio de 2020

Usuarios del Tren Ligero sin sana distancia y sin uso de gel antibacterial

Las prisas o el hastío con que la mayoría se moviliza hace que la gente se preocupen por usar correctamente los cubrebocas

Aunque en los ingresos usuarios pueden encontrar gel antibacterial, lo cierto es que no todos lo usan y muy pocos en realidad respetan la sana distancia en las estaciones del Tren Eléctrico de Guadalajara.

Las prisas o el hastío con que la mayoría se moviliza hace no solo que ignoren el gel, sino que tampoco se preocupen por usar correctamente los cubrebocas, a pesar de que en estaciones como la de Juárez, algún que otro vigilante se encarga de exigir a gritos este requisito al ingresar.

Chécalo:

A decir de algunos vigilantes, al inicio estaban de manera constante, en los respectivos ingresos, vigilando que nadie entrara sin cubrebocas, sin embargo, refieren que conforme avanzaron las semanas este aspecto se relajó pues son demasiados usuarios los que entran al día.

Por estación regularmente hay dos guardias, uno en cada sentido, y en estaciones más amplias como la de Juárez se contabilizan seis, además de los elementos al interior, que en general vigilan que todo marche en orden. Aunado a esto, se encuentra personal de aseo que con regularidad se la pasa trapeando.

No obstante, ni con esta "vigilancia" o medidas se acatan las disposiciones, pues unos a las carreras toman gel, otros ni voltean a ver el contenedor, mientras un tanto más se coloca por protocolo el cubrebocas, antes de entrar, y muchas de las veces sin llegarse a tapar siquiera la nariz.

Al interior de los vagones la sana distancia es algo que no existe aunque se quisiera aplicar, pues aunque persisten las medidas de restricción en cuanto al aislamiento social, en ciertas horas del día la afluencia es mayúscula, suscitando aglomeraciones.

"En la línea 2 para Cristóbal de Oñate rumbo al centro, a ciertas horas era imposible tomar el primer tren porque ya venía llenísimo. Aunque sí se ve mucha gente, yo al menos en la mañana que salgo a trabajar ya me puedo subir sin problemas, aunque como te digo sí va lleno", refiere una usuaria de regreso a su casa.

Aunque no todos lo usan correctamente, la mayoría entra con cubrebocas. Las señaléticas indicando la obligatoriedad del uso del cubrebocas están postradas en diversas partes, aun así, tal cual ocurre en las calles de la ciudad, no faltan aquellos que no acatan estas u otras medidas.


Aunque en los ingresos usuarios pueden encontrar gel antibacterial, lo cierto es que no todos lo usan y muy pocos en realidad respetan la sana distancia en las estaciones del Tren Eléctrico de Guadalajara.

Las prisas o el hastío con que la mayoría se moviliza hace no solo que ignoren el gel, sino que tampoco se preocupen por usar correctamente los cubrebocas, a pesar de que en estaciones como la de Juárez, algún que otro vigilante se encarga de exigir a gritos este requisito al ingresar.

Chécalo:

A decir de algunos vigilantes, al inicio estaban de manera constante, en los respectivos ingresos, vigilando que nadie entrara sin cubrebocas, sin embargo, refieren que conforme avanzaron las semanas este aspecto se relajó pues son demasiados usuarios los que entran al día.

Por estación regularmente hay dos guardias, uno en cada sentido, y en estaciones más amplias como la de Juárez se contabilizan seis, además de los elementos al interior, que en general vigilan que todo marche en orden. Aunado a esto, se encuentra personal de aseo que con regularidad se la pasa trapeando.

No obstante, ni con esta "vigilancia" o medidas se acatan las disposiciones, pues unos a las carreras toman gel, otros ni voltean a ver el contenedor, mientras un tanto más se coloca por protocolo el cubrebocas, antes de entrar, y muchas de las veces sin llegarse a tapar siquiera la nariz.

Al interior de los vagones la sana distancia es algo que no existe aunque se quisiera aplicar, pues aunque persisten las medidas de restricción en cuanto al aislamiento social, en ciertas horas del día la afluencia es mayúscula, suscitando aglomeraciones.

"En la línea 2 para Cristóbal de Oñate rumbo al centro, a ciertas horas era imposible tomar el primer tren porque ya venía llenísimo. Aunque sí se ve mucha gente, yo al menos en la mañana que salgo a trabajar ya me puedo subir sin problemas, aunque como te digo sí va lleno", refiere una usuaria de regreso a su casa.

Aunque no todos lo usan correctamente, la mayoría entra con cubrebocas. Las señaléticas indicando la obligatoriedad del uso del cubrebocas están postradas en diversas partes, aun así, tal cual ocurre en las calles de la ciudad, no faltan aquellos que no acatan estas u otras medidas.


Policiaca

Detienen a 37 por agredir a policías estatales en toma de caseta en Acatlán

Se mantendrá la presencia de policías estatales en las casetas que han sido tomadas por integrantes del grupo Resistencia Civil

Local

Adultos mayores contagiados por Covid-19 fueron dados de alta

El número de fallecidos se mantiene en 15 de los cuales 14 son personas de la tercera edad y 1 religiosa.

Mundo

Trump, turbio camino al 2024 al comenzar juicio político en febrero

El segundo juicio político contra el expresidente de EU es el comienzo de una serie de problemas legales

Mundo

Garantizan vacunas anticovid a pobres, en febrero

La Organización Mundial de la Salud anunciaron un acuerdo para distribuir 40 millones de dosis de la vacuna

Finanzas

Crean pila de carga rápida para motos

La israelí StoreDot desarrolló una batería de litio que carga un vehículo en cinco minutos

Política

México y EU estudian disposiciones para viajeros anunciadas por Joe Biden

Otro tema que están revisando ambos gobiernos es el de la cuarentena antes de llegar a la Unión Americana

Finanzas

Ventas online consolidan a Ikea

La demanda fue superior a la que esperaban, al punto de que algunos productos registran desabasto

Finanzas

Plataforma “Milusos” conecta con los maestros albañiles o plomeros

La plataforma vincula a los trabajadores con los clientes que requieren una reparación en casa