imagotipo

Requiere GAP hectáreas en poder del Ejido El Zapote

  • Rosario Bareño Domínguez
  • en Local

El Aeropuerto Internacional de Guadalajara señala que no está condenado a pagar al Ejido El Zapote. La sociedad concesionaria, Aeropuerto de Guadalajara SA de CV, “no ha sido condenada en juicio alguno, a pagar ni a resarcir de ninguna manera al Ejido El Zapote; tampoco tiene, ni ha tenido, compromiso de pagar cantidad alguna a tal ejido por la ocupación del polígono aeroportuario comprendido en la concesión. No obstante, ha sido perjudicada económicamente en la continuidad de sus obras, en imagen y en capacidad de servicio”. Sin embargo, admite el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) que para la expansión de una segunda pista y área terminal requieren algunas hectáreas que el Ejido El Zapote tiene.

Para la expansión del aeropuerto, explicó, es necesaria la construcción de una segunda pista y un área terminal de mayor capacidad. Para poder llevar a cabo esto es preciso adicionar 320 hectáreas a las que ya cuenta, de estas hectáreas adicionales el Ejido El Zapote tiene una fracción mínima y el resto está distribuido entre múltiples propietarios particulares, públicos y ejidales.

La fórmula de adquisición de estos terrenos y el uso de las tierras está prevista en la ley mediante compra-venta o incluso expropiación, y el valor se establecerá de acuerdo a las leyes y los órganos federales que tienen la capacidad legal para hacerlo.

“Los fondos necesarios para desarrollar la infraestructura: tierras, pistas, accesos, construcciones, entre otras, serán proporcionados de conformidad con las disposiciones previstas en el título de concesión, ajustes en las tarifas aeroportuarias y fondeadas por el mercado financiero”, indicó.

El Aeropuerto de Guadalajara “no es la autoridad que pondrá precio a la tierra, tampoco especula ni hace negocio con ésta. Estará a lo que resuelvan las autoridades al respecto”.

El Aeropuerto de Guadalajara considera que en el proceso, que hasta la fecha se ha seguido, en relación a los terrenos asignados al servicio público, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), así como el gobierno del estado de Jalisco, han actuado conforme a la ley y al derecho.

En comunicado de prensa, el GAP mencionó que el Aeropuerto Internacional de Guadalajara, en relación al conflicto sobre 307 hectáreas de tierras expropiadas por la Federación al Ejido El Zapote hace más de 40 años y que fueron incorporadas al Servicio Público Aeroportuario, “conforme al título de concesión, la superficie asignada al uso aeroportuario de mil 42 hectáreas es propiedad de la Nación, es decir, no es propiedad de particular o ejido alguno”.

El Aeropuerto, agregó, “gestiona legítimamente todas las instalaciones asignadas mediante contrato de concesión, otorgado el 29 de junio de 1998, entre las que se encuentran pistas, accesos, edificios, estacionamientos, entre otras; todas ellas son parte de la concesión, son indivisibles e indispensables para cumplir con los fines de la concesión federal. Cualquier acción que perjudique la operación aeroportuaria o el equilibrio económico de ésta, es combatida de acuerdo a las leyes aplicables y derechos del concesionario”.

El propósito y el compromiso del Aeropuerto de Guadalajara se alinean con el desarrollo metropolitano del área de influencia de Guadalajara. Si la sociedad aspira a una región con un gran potencial económico, es prioritario desarrollar sus infraestructuras, entre ellas un aeropuerto con capacidad y a la altura de las expectativas.

El desarrollo del Aeropuerto de Guadalajara es posible, reconoce, existen los mecanismos legales, técnicos y financieros para realizarlo; sin embargo, es necesaria la concertación y consenso de todos los involucrados con el mismo interés, por el beneficio de la sociedad y de la región.