imagotipo

Piden calandrieros a regidores del PRI que no frenen modernización de carruajes

  • Víctor Manuel Ramírez Álvarez
  • en Local

El secretario general de la Unión de Carruajes deAlquiler, Pedro Aguilar Bautista, junto con la fundación Tierra Nueva para los Animales, dieron a conocer que no están de acuerdo con la intención de los regidores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Guadalajara de querer llevar a una encuesta si transforman sus carruajes jalados por caballos a motor de diésel o eléctricos por lo que les piden que no pretendan detener el proyecto.

“Es un tema que nos hemos sentado en muchas mesas de diálogo desde agosto pasado a la fecha con los tres sectores, el Gobierno Municipal, las asociaciones protectoras de animales y nosotros como calandrieros, nosotros primero que nada hemos querido y lo que hemos hecho privilegiar el diálogo para llegar a puntos de acuerdo”, dijo.

Agregó que lo menos que les gusta hacer es llegar a cerrar calles porque esa no es su forma de expresar su inconformidad, ni manifestarse pero ahora no están de acuerdo con la propuesta de los regidores del PRI que va en contra de los acuerdos a los que ellos llegaron y que “queremos mantener la tradición con caballos o sin cballos y seguir manteniendo a nuestras familias, sacando el sustento de nuestras familias”.

Sobre el futuro de los caballos dijo que aún no definen el plan de descanso que se les dará ni el sitio al que podrían ser enviados para tener un retiro digno porque lo primero que tienen que resolver es lo relacionado a la modernización del carruaje y después junto con la autoridades y la asociaciones defensoras de animales se buscará el sitio adecuado para su descanso.

Al respecto Ana Lorena Pulido, de la fundación Tierra Nueva para los Animales, señaló que la “fracción del PRI quiere frenar este proyecto que pretende sustituir la tracción animal por la tracción a motor ya que el centro de Guadalajara ya no soporta tener caballos, es una tradición muy bonita, nosotros queremos que la tradición continúe, pero las tradiciones deben de evolucionar con la realidad de las ciudades y la realidad de los tiempos”.

Agregó que el tener a los animales trabajando en las actuales condiciones y con las altas temperaturas, además de “ser un acto cruel hacia el animal, el clima ya no se presta para los caballos, tienen que pasar la mayor parte de sus jornadas bajo el sol, los señores están conscientes de eso y además del caos y el ruido, todas esas situaciones han propiciado que en el último año se hayan desatado muchos accidentes”, por lo que buscan modificar estos carruajes.

“No es justo que los animales que respiren todo ese humo, que vivan en el estrés continuamente por querer a fuerza tenerlos en el centro, queremos que sigan las calandrias y los calandrieros dieron el paso más importante al aceptar que la sustitución se dé”, aseguró.