/ miércoles 18 de noviembre de 2020

Aumenta el insomnio con la pandemia Covid-19

Se estima que tres de cada 10 mexicanos duermen menos de siete horas y uno de cada diez muestra una incapacidad para consolidar el sueño

El insomnio se ha convertido en un problema de salud que afecta la calidad de vida de las personas, se estima que tres de cada 10 mexicanos duermen menos de siete horas y uno de cada diez muestra una incapacidad para consolidar el sueño al menos tres días a la semana, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2016

Este padecimiento se ha agudizado durante la pandemia Covid-19, siendo que más de la mitad de la población está durmiendo menos, principalmente las mujeres en edad productiva de 20 a 40 años y más de 40 años.

Esta situación se agudiza, advirtió la Coordinadora Centro de Sueño y Neurociencias, Guadalupe Terán debido a que las personas están presentando trastornos leves como ansiedad y depresión.

Durante el Foro Sanofi: Que la pandemia no te quite el sueño, subrayó la especialista: “Tenemos que concentrarnos en la salud mental y en dormir”.

Guadalupe Terán define el insomnio como la dificultad repetida de iniciar, consolidar y/o mantener una calidad adecuada en el dormir, lo cual ocurre a pesar de tener el tiempo y oportunidad para dormir, y que resulta en algún grado de afectación diurna.

“El problema con el insomnio es que va a implicar una serie de pensamientos que nos van a llevar a desarrollar ciertas emociones y esto a su vez ciertas conductas que en lugar de ayudar a dormir nos quita el sueño”.

Chécalo:

Esta situación conlleva a que la personas presenten como se mencionó anteriormente estado de ansiedad y miedo afectando su calidad de vida: “El paciente ya no quiere salir, ya no quiere desvelarse, quiere buscar oportunidades para dormir esto nos habla de que el insomnio es un problema de salud muy complejo, que afecta calidad de vida de quien lo padece”.

Algunos de los síntomas o trastornos que pudiera presentarse durante el día tras sufrir insomnio, mencionó la especialista: fatiga, malestar, cansancio, sueño, menos productivos, bajo rendimiento, falta de atención, concentración y retención o tener accidentes viales o laborales.

Además, de presentar síntomas gastrointestinales: gastritis, colitis, estreñimiento y de tipo neurológico como dolor de cabeza, desmotivación, nerviosismo, tristeza e irritabilidad, si bien esta situación ya se venía sufriendo por años, con la pandemia Covid19 el panorama se agudiza.

Una de las afectaciones, dijo disminución a la exposición de la luz solar, cambio en la alimentación, baja interacción social, cuestiones laborales y económicas.

De acuerdo con la Dra. María Elena Sañudo, Directora Médica de Sanofi General Medicines en México, existen factores como la falta de actividad física en el día, la depresión, el confinamiento obligatorio, así como altos niveles estrés, que sobrecargan el ejercicio intenso nocturno que afectan de forma negativa el patrón de sueño.

Destacó que el insomnio está asociado a ideas suicidas, y está considerado como un factor de riesgo para enfermedades como diabetes mellitus tipo 2 (DM2), hipertensión arterial sistémica (HAS), obesidad “y se relaciona con la mala respuesta al tratamiento de estas enfermedades crónico-degenerativas.”

En el estudio Prevalencia de síntomas de sueño y riesgo de apnea obstructiva del sueño en México, se encontró que un 28.4% de la población estudiada duerme menos de siete horas.

El insomnio se ha convertido en un problema de salud que afecta la calidad de vida de las personas, se estima que tres de cada 10 mexicanos duermen menos de siete horas y uno de cada diez muestra una incapacidad para consolidar el sueño al menos tres días a la semana, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2016

Este padecimiento se ha agudizado durante la pandemia Covid-19, siendo que más de la mitad de la población está durmiendo menos, principalmente las mujeres en edad productiva de 20 a 40 años y más de 40 años.

Esta situación se agudiza, advirtió la Coordinadora Centro de Sueño y Neurociencias, Guadalupe Terán debido a que las personas están presentando trastornos leves como ansiedad y depresión.

Durante el Foro Sanofi: Que la pandemia no te quite el sueño, subrayó la especialista: “Tenemos que concentrarnos en la salud mental y en dormir”.

Guadalupe Terán define el insomnio como la dificultad repetida de iniciar, consolidar y/o mantener una calidad adecuada en el dormir, lo cual ocurre a pesar de tener el tiempo y oportunidad para dormir, y que resulta en algún grado de afectación diurna.

“El problema con el insomnio es que va a implicar una serie de pensamientos que nos van a llevar a desarrollar ciertas emociones y esto a su vez ciertas conductas que en lugar de ayudar a dormir nos quita el sueño”.

Chécalo:

Esta situación conlleva a que la personas presenten como se mencionó anteriormente estado de ansiedad y miedo afectando su calidad de vida: “El paciente ya no quiere salir, ya no quiere desvelarse, quiere buscar oportunidades para dormir esto nos habla de que el insomnio es un problema de salud muy complejo, que afecta calidad de vida de quien lo padece”.

Algunos de los síntomas o trastornos que pudiera presentarse durante el día tras sufrir insomnio, mencionó la especialista: fatiga, malestar, cansancio, sueño, menos productivos, bajo rendimiento, falta de atención, concentración y retención o tener accidentes viales o laborales.

Además, de presentar síntomas gastrointestinales: gastritis, colitis, estreñimiento y de tipo neurológico como dolor de cabeza, desmotivación, nerviosismo, tristeza e irritabilidad, si bien esta situación ya se venía sufriendo por años, con la pandemia Covid19 el panorama se agudiza.

Una de las afectaciones, dijo disminución a la exposición de la luz solar, cambio en la alimentación, baja interacción social, cuestiones laborales y económicas.

De acuerdo con la Dra. María Elena Sañudo, Directora Médica de Sanofi General Medicines en México, existen factores como la falta de actividad física en el día, la depresión, el confinamiento obligatorio, así como altos niveles estrés, que sobrecargan el ejercicio intenso nocturno que afectan de forma negativa el patrón de sueño.

Destacó que el insomnio está asociado a ideas suicidas, y está considerado como un factor de riesgo para enfermedades como diabetes mellitus tipo 2 (DM2), hipertensión arterial sistémica (HAS), obesidad “y se relaciona con la mala respuesta al tratamiento de estas enfermedades crónico-degenerativas.”

En el estudio Prevalencia de síntomas de sueño y riesgo de apnea obstructiva del sueño en México, se encontró que un 28.4% de la población estudiada duerme menos de siete horas.

Local

Fraccionamiento Revolución, una historia de cambios y tragedias viales

Los habitantes recuerdan cómo podían ir al cerro de El Tapatío para convivir en familia, pero el paisaje terminó con la construcción de casas

Sociedad

Detienen dos ambulancias que transportaban migrantes

Las dos unidades, una detenida en Oaxaca y otra en Veracruz, transportaban a 34 personas migrantes

Local

Cierran carriles del cuerpo central interno del Periférico por obra

Autoridades hacen un llamado a la ciudadanía para tomar precauciones al transitar la zona

Sociedad

Nuevos proyectos de vida: jóvenes sin hijos ni compromisos

Las nuevas generaciones prefieren viajar, estudiar posgrados, alcanzar grandes metas laborales y tener mascotas en lugar de la crianza de hijos

Deportes

Alexis le dio un punto a Chivas

Igualaron a un gol con los Gallos