/ domingo 1 de diciembre de 2019

Necesarios los contrapesos del poder

Advirtieron ministros y ex ministros de México, Francia y Perú, algunos de ellos presidentes de sus propias cortes de Justicia

Los poderes deben vigilarse entre sí, como parte de los contrapesos del poder, pero además son importantes las instituciones como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el propio Instituto Nacional Electoral para vigilar que la balanza no se cargue de un lado y otro, lo importante al final es tener instituciones dedicadas a incentivar y cuidar la democracia, advirtieron ministros y ex ministros de México, Francia y Perú, algunos de ellos presidentes de sus propias cortes de Justicia, que dentro de la Feria Internacional del Libro en su edición número 33 analizaron los sistemas de frenos y contrapesos entre poderes públicos.


Chécalo:


Se trata de un evento organizado por el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), de la UdeG y en el que -a decir del rector general de la Máxima Casa de Estudios, Ricardo Villanueva- “La Universidad de Guadalajara es conocida por ser un ente crítico y sensible al contexto del presente y del futuro. Y este seminario es una inmejorable oportunidad para que nuestros estudiantes, académicos e investigadores conozcan las opiniones de los expertos invitados y sus aportaciones al debate sobre el sistema de frenos y contrapesos presentes en el ejercicio de gobierno”.

Villanueva Lomelí recordó que durante muchos años México se vio marcado por un presidencialismo desbordado, pero gracias a diversas reformas que permitieron la construcción de instituciones dedicadas a incentivar y cuidar la democracia, se dieron mejores condiciones de equilibrio y se ha respetado la autonomía entre cada poder público. Consideró que el panel es una oportunidad para robustecer los equilibrios en México.


No dejes de leer:


Por otro lado, el ministro presidente de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Javier Laynez Potisek, explicó que un primer contrapeso lo ejerce el Poder Legislativo; sin embargo, éste no es constante porque depende de los vaivenes electorales: “No es estable, ni se da siempre de la misma manera. El contrapeso legislativo es sólido o efectivo cuando estamos en presencia de gobiernos divididos. Es decir, cuando no hubo mayoría del partido del presidente (en turno) en las cámaras. Por ello, debemos de esperar que, de manera natural, este contrapeso se relaje o se diluya cuando hay mayoría del partido en el gobierno. Esto no una es crítica, es una realidad de lo que ocurre en el congreso, y lo hemos vivido en México en nuestra historia contemporánea”.

En 1997, recordó, el partido en el poder perdió por primera vez la mayoría en la Cámara de Diputados y hasta 2018, se tuvo ese contrapeso efectivo sin necesidad de reformar a la Constitución. En cambio, el otro contrapeso, el Poder Judicial, sufrió reformas en la década de los 90 al introducir figuras como la acción de inconstitucionalidad, la controversia constitucional y la ampliación del juicio de amparo al interés legítimo.


Te recomendamos:


Dijo que los órganos constitucionales autónomos, de reciente creación, son el otro contrapeso: Los primeros son el Banco de México (BM), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y el entonces IFE, hoy Instituto Nacional Electoral (INE), y que son herramientas de contrapeso de los poderes porque se les ha dotado de un nivel máximo de autonomía para ejercer ciertas competencias que en una época fueron primigenias del Estado, como la política monetaria o la organización de comicios.

“Dos ejemplos extraordinarios son la Cofece y el Ifetel; este último, extrae la decisión del ámbito del Poder Ejecutivo para poder llevar, con criterios técnicos, un tema tan importante como el manejo y administración del aspecto radio-eléctrico, que es el petróleo del siglo XXI, pues de ahí dependen las telecomunicaciones y la Internet”, agregó.

Pero para el doctor José Ramón Cossío Díaz, ministro en retiro de la SCJN, articulista de la revista Proceso, el dilema no es de quién o quiénes ejercen esta labor de freno y contrapeso, sino a cuáles conductas se les debe hacer contrapeso: “Lo que se quiere frenar, o contrapesar, es una racionalidad jurídica. No una racionalidad política o económica, sino jurídica, y que ha sido construida en los modelos de los legisladores y los tribunales”, agregó.

Sigue el minuto a minuto de la FIL 2019 Da clic

El ministro en retiro insistió que, no obstante, en la realidad, existen otros contrapesos no institucionales, por ejemplo: el social, el político y el económico. Y el derecho y las instituciones no cuentan con los elementos para contrarrestrarlos: “Aquello que debería ser la sustancia de la contraposición no alcanza a configurarse completamente y genera ilusiones en la sociedad, porque el derecho no puede cumplir esa visión abarcante ni totalizante. El derecho no contempla todos los casos y es limitado”, externó Cossío Díaz.

El doctor en Derecho Público y profesor de La Sorbona, en París, Francia, Renaud Bourget, por su parte compartió la experiencia de su país en materia de contrapesos.

Explicó la estructura de la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo en esa nación: “En un inicio existía un Consejo de Estado, dividido en cuatro secciones, que luego se declaró competente para recibir juicios contenciosos administrativos. Posteriormente, se dio paso a la Corte de Justicia Administrativa y Apelación en 1986”, informó.

Ya para finalizar, el expresidente del Tribunal Constitucional de Perú, César Rodrigo Landa Arroyo, habló sobre un caso sucedido en su país, en el que, incluso, se dio una desintegración del Parlamento Nacional. Enfatizó que “no hay democracia sin derechos, y no se puede hablar de derechos si no hay democracia”.

“Han surgido también, ante las fallas de la democracia representativa de antaño –añadió Landa Arroyo–, nuevas formas de democracia representativa y participativa que algunos países han promovido más que otros. Pensemos en Venezuela y Bolivia. Y en Perú también se han dado estos mecanismos de democracia participativa como el referéndum, la revocación de mandato y la iniciativa popular, en un afán de compensar estas debilidades de la democracia representativa”, terminó.

Los poderes deben vigilarse entre sí, como parte de los contrapesos del poder, pero además son importantes las instituciones como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el propio Instituto Nacional Electoral para vigilar que la balanza no se cargue de un lado y otro, lo importante al final es tener instituciones dedicadas a incentivar y cuidar la democracia, advirtieron ministros y ex ministros de México, Francia y Perú, algunos de ellos presidentes de sus propias cortes de Justicia, que dentro de la Feria Internacional del Libro en su edición número 33 analizaron los sistemas de frenos y contrapesos entre poderes públicos.


Chécalo:


Se trata de un evento organizado por el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), de la UdeG y en el que -a decir del rector general de la Máxima Casa de Estudios, Ricardo Villanueva- “La Universidad de Guadalajara es conocida por ser un ente crítico y sensible al contexto del presente y del futuro. Y este seminario es una inmejorable oportunidad para que nuestros estudiantes, académicos e investigadores conozcan las opiniones de los expertos invitados y sus aportaciones al debate sobre el sistema de frenos y contrapesos presentes en el ejercicio de gobierno”.

Villanueva Lomelí recordó que durante muchos años México se vio marcado por un presidencialismo desbordado, pero gracias a diversas reformas que permitieron la construcción de instituciones dedicadas a incentivar y cuidar la democracia, se dieron mejores condiciones de equilibrio y se ha respetado la autonomía entre cada poder público. Consideró que el panel es una oportunidad para robustecer los equilibrios en México.


No dejes de leer:


Por otro lado, el ministro presidente de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Javier Laynez Potisek, explicó que un primer contrapeso lo ejerce el Poder Legislativo; sin embargo, éste no es constante porque depende de los vaivenes electorales: “No es estable, ni se da siempre de la misma manera. El contrapeso legislativo es sólido o efectivo cuando estamos en presencia de gobiernos divididos. Es decir, cuando no hubo mayoría del partido del presidente (en turno) en las cámaras. Por ello, debemos de esperar que, de manera natural, este contrapeso se relaje o se diluya cuando hay mayoría del partido en el gobierno. Esto no una es crítica, es una realidad de lo que ocurre en el congreso, y lo hemos vivido en México en nuestra historia contemporánea”.

En 1997, recordó, el partido en el poder perdió por primera vez la mayoría en la Cámara de Diputados y hasta 2018, se tuvo ese contrapeso efectivo sin necesidad de reformar a la Constitución. En cambio, el otro contrapeso, el Poder Judicial, sufrió reformas en la década de los 90 al introducir figuras como la acción de inconstitucionalidad, la controversia constitucional y la ampliación del juicio de amparo al interés legítimo.


Te recomendamos:


Dijo que los órganos constitucionales autónomos, de reciente creación, son el otro contrapeso: Los primeros son el Banco de México (BM), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y el entonces IFE, hoy Instituto Nacional Electoral (INE), y que son herramientas de contrapeso de los poderes porque se les ha dotado de un nivel máximo de autonomía para ejercer ciertas competencias que en una época fueron primigenias del Estado, como la política monetaria o la organización de comicios.

“Dos ejemplos extraordinarios son la Cofece y el Ifetel; este último, extrae la decisión del ámbito del Poder Ejecutivo para poder llevar, con criterios técnicos, un tema tan importante como el manejo y administración del aspecto radio-eléctrico, que es el petróleo del siglo XXI, pues de ahí dependen las telecomunicaciones y la Internet”, agregó.

Pero para el doctor José Ramón Cossío Díaz, ministro en retiro de la SCJN, articulista de la revista Proceso, el dilema no es de quién o quiénes ejercen esta labor de freno y contrapeso, sino a cuáles conductas se les debe hacer contrapeso: “Lo que se quiere frenar, o contrapesar, es una racionalidad jurídica. No una racionalidad política o económica, sino jurídica, y que ha sido construida en los modelos de los legisladores y los tribunales”, agregó.

Sigue el minuto a minuto de la FIL 2019 Da clic

El ministro en retiro insistió que, no obstante, en la realidad, existen otros contrapesos no institucionales, por ejemplo: el social, el político y el económico. Y el derecho y las instituciones no cuentan con los elementos para contrarrestrarlos: “Aquello que debería ser la sustancia de la contraposición no alcanza a configurarse completamente y genera ilusiones en la sociedad, porque el derecho no puede cumplir esa visión abarcante ni totalizante. El derecho no contempla todos los casos y es limitado”, externó Cossío Díaz.

El doctor en Derecho Público y profesor de La Sorbona, en París, Francia, Renaud Bourget, por su parte compartió la experiencia de su país en materia de contrapesos.

Explicó la estructura de la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo en esa nación: “En un inicio existía un Consejo de Estado, dividido en cuatro secciones, que luego se declaró competente para recibir juicios contenciosos administrativos. Posteriormente, se dio paso a la Corte de Justicia Administrativa y Apelación en 1986”, informó.

Ya para finalizar, el expresidente del Tribunal Constitucional de Perú, César Rodrigo Landa Arroyo, habló sobre un caso sucedido en su país, en el que, incluso, se dio una desintegración del Parlamento Nacional. Enfatizó que “no hay democracia sin derechos, y no se puede hablar de derechos si no hay democracia”.

“Han surgido también, ante las fallas de la democracia representativa de antaño –añadió Landa Arroyo–, nuevas formas de democracia representativa y participativa que algunos países han promovido más que otros. Pensemos en Venezuela y Bolivia. Y en Perú también se han dado estos mecanismos de democracia participativa como el referéndum, la revocación de mandato y la iniciativa popular, en un afán de compensar estas debilidades de la democracia representativa”, terminó.

Local

Escritores advierten de tiempo de persecución y oscuridad

Invitan a buscar “islas luminosas” a través de la literatura

Local

En Jalisco baja la donación y procuración de órganos

Los organismos no gubernamentales han mantenido el apoyo a pacientes con enfermedades renales

Local

Tarjeta Mi Movilidad servirá también entre Vallarta y Bahía de Banderas

Será en octubre próximo cuando se implemente el sistema en Nayarit

Gossip

Julión Álvarez y su Norteño Banda regresan al Auditorio Telmex

El "Rey de la Taquilla" deleitará al público tapatío con los temas que lo han destacado a lo largo de su carrera

Policiaca

Muere automovilista ahogado dentro de su vehículo en Héroes Ferrocarrileros

Así suman ya 6 personas que han perdido la vida, en el presente periodo de lluvias

Local

Sedena cumple sueño a la pequeña Hania Itzaé de ser soldado por un día

La menor rompió en llanto y agradeció a las Fuerzas Armadas por hacerlo posible

Local

Organizaciones civiles piden al Gobierno Federal más contundencia en contra de delitos ambientales

Mostraron su inconformidad por el manejo que se le da a este tema, donde hay pocos inspectores y poco presupuesto para este tipo de acciones

Local

Diputados dispuestos a revisar Ley Burocrática en Nayarit

Luis Zamora indicó que una ley no es buena o mala en su totalidad

Local

Escritores advierten de tiempo de persecución y oscuridad

Invitan a buscar “islas luminosas” a través de la literatura