imagotipo

Mantenimiento de fuentes de Gdl, reto para las autoridades

  • Víctor Manuel Ramírez Álvarez
  • en Local

Las autoridades de Guadalajara enfrentan un serio problema para el mantenimiento de las fuentes del municipio y es que constantemente son presa de las “travesuras” de algunos jóvenes que dejan su firma al grafitearlas, tirarles diversas sustancias al agua y que la contaminan o descomponen las bombas, todo eso implica un gasto no programado, señaló Gabriel Real, director de Servicios Públicos Municipales.

Explicó que en la presente administración se han tenido que atender a por lo menos 100 fuentes por diversas causas, en especial las de la zona de Chapultepec y que pese a existir algunas cámaras de vigilancia, difícilmente logran detectar a quienes realizan esos actos en perjuicio del patrimonio de la ciudad y de las finanzas.

“Llevamos habilitadas arriba de 100 fuentes, aquí tenemos un problema serio, taremos mucho vandalismo, nos la grafitean, les tiran basura adentro, anilina, cal o jabón, esto a parte de que nos echan a perder el agua, nos tapan los ductos y nos descomponen las bombas que trabajan para que funcione el agua”, señaló.

FUENTE02

Gabriel Real detalló que el problema se concentra más en la zona de Chapultepec  en donde de forma recurrente este tipo de daños y por lo tanto “tenemos que tirar el agua, estamos hablando de cada fuente chica de alrededor de 20 mil litros y la Bertha que es la ubicada en Avenida México y Chapultepec que tiene alrededor de 50 mil litros de agua”, indicó.

Señaló que desde su punto de vista es la mismas gente que visita la zona la que realiza esta contaminación de las fuentes ya que no h ay obras cercanas que puedan generar exceso de polvo o que los trabajadores usen el agua para otras actividades, por lo que suponen que en su mayoría podrían ser jóvenes los que llevan a cabo estas acciones.

“No sabemos quién, porque no nos ha tocado, ojalá nos tocará detener a una persona en el momento en el que realizan este tipo de actos y la verdad sí lo remitiríamos (a las autoridades correspondientes), desafortunadamente no hemos detectado nada y como que lo hacen así al paso, muy discreto, quizás una bolsa de jabón la llevan abierta y la vierten, no se ve”.

Indicó que el gasto que les implica es tirar toda el agua, lavarla, reparar las bombas en caso de que el daño haya sido mayor, llenarlas de nuevo, clorar, abrintallador, entre otros químicos que se les deben de añadir para las fuentes no sean focos de infección o nido de mosquitos del dengue.