imagotipo

Lanzan proyecto de fortalecimiento de la salud sexual y reproductiva

  • Isaura López Villalobos
  • en Local

La muerte materna se puede evitar si se aplican soluciones sanitarias de prevención, si se cuenta con los insumos necesarios, si son atendidas por personal calificado, si existe el acceso a servicios de salud sexual y planificación familiar, así como una capacitación adecuada sobre su salud reproductiva.

La Sociedad Mexicana de Salud Pública (SMSP) puso en marcha el Proyecto de Fortalecimiento de la Salud Sexual y Reproductiva hace tres años en seis entidades federativas, con el objetivo de mejorar la salud y el bienestar de las mujeres mexicanas durante el embarazo y el parto, con el apoyo del Programa MSD para Madres, que se enfoca en abordar complicaciones en esta etapa como son hemorragia postparto, preeclampsia y acceso a la planificación familiar.

La presidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, Lourdes Motta Murguía, mencionó que con el proyecto se busca reducir el impacto de todas las enfermedades alrededor del embarazo, parto y puerperio.

“Mejorar las condiciones de vida de las mujeres; evitar por supuesto la muerte materna y en mujeres en edad fértil, también se busca el espaciamiento de los embarazos. En resumen, buscamos colaborar para garantizar el cumplimiento de su derecho a la salud sexual y reproductiva”, indicó

La labor educativa en salud sexual y reproductiva, que es realizada por la SMSP, en conjunto con la Secretaría de Salud y la farmacéutica MSD en México, atiende a 20 comunidades indígenas en los estados de Chiapas, Hidalgo, Estado de México, Oaxaca, Veracruz y Yucatán con alta incidencia de embarazos adolescentes.

A través del proyecto, las mujeres embarazadas son capacitadas para detectar síntomas que son signos de alerta, se involucran, además, a los familiares para generar un plan de seguridad de la embarazada, como tener listo un medio de transporte, saber a dónde acudir, anticipar el cuidado de otros hijos y actuar efectivamente ante cualquier signo de alerta en la etapa de embarazo, parto y puerperio.

Para la capacitación, señaló Amparo Mayoral Rivero, coordinadora del Proyecto de Fortalecimiento de la Salud Sexual y Reproductiva, están las guías de capacitación, un material muy visual, didáctico y práctico traducido a cinco lenguas indígenas: chinanteco, mam, maya, náhuatl y otomí.

La Norma Oficial Mexicana 007 define la muerte materna como el deceso de una mujer durante el embarazo o 42 días después de parto, por una razón vinculada al embarazo. Cuando una mujer muere, sus hijos son propensos a morir prematuramente, a tener problemas de salud y a abandonar la escuela.