imagotipo

IIEG busca ser el pilar de la información para consolidar políticas públicas

  • Víctor Manuel Ramírez Álvarez
  • en Local

 

Certificado como el primero en su tipo en todo el país, el Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado de Jalisco (IEIG) busca ser el pilar de la información de la entidad a través de la cual se consoliden políticas públicas en materia de salud, educación, economía y laboral, entre otras, señaló su titular Rogelio Campos Cornejo, quien señaló que es momento de su promoción y difusión hacia afuera de sus muros y que se le dé la debida importancia a la información.

Sobre todo porque en este momento la información está a la mano de todos pero es poco el tráfico que se tiene en la página de Internet, la cual recibe alrededor de cinco mil visitas mensuales.

Una de las novedades que se dará a conocer el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Saldoval en las próximas semanas será un mapa de cómo está la delincuencia por colonias, es decir se trata de “un mapa criminógeno en donde hay 16 delitos por colonia, entonces se va poder saber en qué colonias se están dando la mayor cantidad de incidencia delictiva, qué tipo de delito”.

Esta información servirá para que las autoridades vean si funcionan sus estrategias, replantearlas, rotar sus mandos, concientizar a la población de que tome mayores cuidados, que se organicen, entre otros temas de interés y que se detallarán cuando se dé a conocer la plataforma.

Dijo que llegar a este punto en el que están ha sido complicado “porque los burócratas hacemos bien, mal o regular en el 93 por ciento nuestro trabajo, el siete por ciento restante no se hace y corresponde a registrar lo que se hace y entonces en nuestra cultura administrativa se carece de este elemento”.

Puso como ejemplo de esta situación los datos que se tienen en las actas de defunción o certificados, en donde el “98% de los certificados dice paro cardiorespiratorio, finalmente todos fallecen después de latir el corazón y se deja de respirar, pero esa no es la verdadera causa, hay una situación previa como una enfermedad o un accidente y el no registrarlo se niega un tesoro de información a las nuevas generaciones para que sepan de qué venían falleciendo sus antepasados”.

Explicó que con esto se pueden generar políticas públicas para saber de qué atenderse y es por eso que ante la falta de información en todos los sectores es que el Gobierno del Estado creó este organismo para desarrollar los ochos proyectos que INEGI dice que serían deseables que los tuvieran los 32 estados, pero Jalisco es el único que los tiene, el que le sigue llegará a tres.

Dentro de esos proyectos está la asesoría del Banco Mundial y que contempla el desarrollo de los registros administrativos con más de 90 dependencias para consolidar su sistema, “es una carrera sin fin y lo importante era rescatarla y empezarla de la mano de quienes saben, entonces hemos implementado varias herramientas del Banco Mundial, la herramienta de documentación, calidad de indicadores, calidad de datos abiertos y calidad de registros administrativos”.

Otro de los aspectos para los que sirve la información que genera el instituto es en el caso de los jóvenes quienes podrán saber qué carreras están saturadas, cuáles son las del futuro, cuál es la demanda de esas profesiones o técnicos, es decir “la información sirve para saber qué estudiar, qué producir, en dónde establecer un negocio o no establecerlo, cuáles son las causas de mortalidad, si nos tomáramos en serio la información cambiaríamos drásticamente nuestros hábitos alimenticios, hay una epidemia de diabetes e hipertensión en el país y eso lo dan los datos estadísticos”.

Explicó que Jalisco es el primer estado que realiza un estudio semestral de las expectativas económicas del sector privado, a la fecha se ha hecho en cinco ocasiones y se ha podido prever cómo se ve el siguiente semestre.

Pese a todo este mundo de información que ofrece, la consolidación del organismo es “un reto fascinante, más que complicado, porque sí ha habido señalamientos que dicen que se duplica burocracia si ya existe el INEGI, es curioso que eso lo digan los tapatíos, pero cuando se inauguró el instituto se dijo que se estaba ante un organismo con las mejores prácticas”.

Dijo que en las próximas semana vendrá una delegación de países africanos para aprender de lo que se hace aquí, la semana pasada se firmó un convenio con el Gobierno de Zacatecas para apoyarlos a desarrollar una plataforma como la que se tiene en Jalisco entonces “ha sido un poco complicado y pensamos que por tener un instituto nacional, poderoso nos va a proveer de toda la información, pero los propios profesionales del INEGI dicen que llegan hasta cierto punto y después hay que desagregarlo”, es decir bajarlo a lo local.

Sin embargo uno de los principales problemas para bajar la información es la desconfianza de los jaliscienses, es decir “el jalisciense confía en sí mismo y en su familia, es decir hay un egoísmo o un individualismo importante, sin embargo ayuda mucho que quienes colectan los datos es el INEGI, que es un organismo prestigiado, entonces la gente cree en el INEGI y le contestan”, pero también buscan dar a conocer lo que le pasa.

Agregó que en el año y medio que le queda a la presente administración se tienen que seguir aplicando estas herramientas en las que fueron capacitados por el Banco Mundial, pero este esfuerzo debe ir más allá de la presente administración por eso confía en que quien llegue al Gobierno del Estado mantenga este instituto y lo mejore.

“El reto para quien venga después será conservar lo bueno que se ha hecho, mejorar lo que se deba y se pueda mejorar porque seguramente habrá muchas áreas de oportunidad y nosotros en estos años se nos fue en fusionar al instituto, lo cual no es sencillo” ya que se juntaron tres organismos diferentes en uno mismo.

Rogelio Campos dijo que el instituto debe pasar por varias etapas para consolidarse al 100% y uno de ellos es pasar por el Servicio Civil de Carrera y eso lo vio cuando conformó el instituto y se respetó a la gente que tenía talento y el 75% de los actuales trabajadores saben lo que hacen y la capacitación no fue mayor y dar permanencia a los técnicos.

“En el futuro se podría pensar que se evaluará un escenario de mayor autonomía, aunque estos implica algunos puntos a favor o en contra. La plena autonomía requiere de un órgano colegiado y éstos necesitan de consejeros que se traducirían en mayores gastos y en ese sentido tiene pros y contras que en su momento los actores correspondientes lo tienen que evaluar”.

Señaló que en todo el mundo las fuentes de información para las estadísticas son tres, la primera de ellas son los censos que se realizan cada 10 años porque requieren de grandes cantidades de recursos, la segunda son las encuestas y que desde su punto de vista se ha abusado de este instrumento porque “hoy en día hay mucha gente que no contesta y eso se llama tasa de rechaza y cuando empieza a ser muy alta, la encuesta empieza a perder solidez”.

La tercera fuente son los registros administrativos, pero hay una cuarta fuente que empieza a abrirse paso y es el big data y un ejemplo de ellos son los datos de las tarjetas de crédito.

“Si las empresas de las tarjetas de crédito liberaran algunos datos podríamos saber a dónde viaja la gente de Guadalajara, qué consume, qué porcentaje es para alimentación, transporte” todos esos datos que pueden explicar ciertos comportamientos.