imagotipo

Grandes edificios, entre la seguridad y la tragedia

  • El Occidental
  • en Local

Isaura López, Víctor Ramírez, Viridiana Saavedra, Elsa Arenas y Víctor Chávez Ogazón

 

Al menos unos 90 edificios de toda la Zona Metropolitana, por su ubicación, tamaño y altura, son considerados como “de alto riesgo”, merecen toda la atención de los constructores -con las medidas de seguridad interna- y de la vigilancia de las autoridades para que cumplan con todas las normas. Todos deben tener al menos dos rutas de evacuación, sistema de mangueras y extintores por piso, así como alarmas antisísmicas y contra incendio, además de tener su unidad interna de Protección Civil, capacitación que incluya simulacros para quienes ahí habitan y personal de administración preparado para cualquier tipo de contingencia.

El incendio en la Torre Grenfell en Londres fue un lamentable, pero gran aviso para las ciudades que crecen para arriba. Actualmente, por lo que respecta a nuestra ciudad, se busca adecuar la normatividad para que sea una obligación formal que todos estos edificios cuenten con detectores de humo y rociadores, actualmente sólo es a criterio del desarrollador. La Cámara Mexicana de la Construcción sostiene que la modernidad es sinónimo de seguridad y la mayoría de los inmuebles en Zona Metropolitana de Guadalajara, actualmente, manejan estándares por arriba de la norma.

La mayoría de estos edificios, al menos 50, se encuentran en Zapopan y en concreto en la zona de Andares, el más alto cuenta con 40 pisos y actualmente hay cinco más en etapa de construcción.

En Guadalajara rondan los 20, pero también hay al menos diez que están en su etapa de desarrollo. Estos no son tan altos y en su caso se ubican en lo que es la zona de la avenida Chapultepec.

 

ZAPOPAN

El comandante Sergio Ramírez López, coordinador de Protección Civil y Bomberos de Zapopan, refiere que en ese sentido la autoridad municipal ha sido muy puntual y estricta para efecto de que los inmuebles cuenten con las medidas de seguridad adecuadas.

Reconoce que en caso de un incendio en una parte alta de uno de estos edificios, la Dirección Municipal de Protección Civil y Bomberos carece de una escalera telescópica para alcanzar la altura de estas edificaciones, sin embargo, dentro de las posibilidades económicas del Gobierno municipal, ha invertido en equipo para el personal y unidades móviles especializadas ante la gran variedad de contingencias mayores que se presentan en el municipio más amplio en territorio.

De acuerdo al tiempo de contingencia, la adquisición que se adquiere respecto a incendios en edificios altos es baja. Por lo pronto, se pronunció por consolidar una Red Metropolitana contra Incendios. Hay que apostarle a la prevención y a la responsabilidad de cada una de las partes.

En el combate de un incendio en edificios de altura, explicó que la técnica utilizada es tanto en el interior como en el exterior: “Las escaleras telescópicas nos van ayudar para hacer un rescate para acercar provisiones, personal, para hacer ventilación pero en la ciudad de Londres las escaleras llegaban hasta cierto punto y el incendio para arriba aparentemente no estaba siendo atacado por fuera, pero estaba siendo atacado por dentro”. La escalera telescópica tendría que ser prestada, la altura que alcanza las que se encuentran en la Zona Metropolitana son de 30 metros de altura.

La arquitectura vertical toma gran auge en Zapopan con un uso importante para hoteles, viviendas y oficinas, algunos otros combinan estos servicios. Ramírez López clasifica los sistemas de seguridad, en pasivo: contar con redes contra incendios, mangueras o hidrantes, abastecimiento de agua, cisterna y bombas contra incendios, y en activo: con rociadores contra incendios, que de acuerdo a la normatividad mexicana no son obligatorios.

“¿Cuál es la diferencia? Que si hay un incendio cuando hay manguera tiene que haber una persona entrenada, romper el cristal, sacar la manguera, abrir la llave y combatir el incendio. Con los sistemas activos como los rociadores no existe esa condición, se presenta un incendio y ésta sola va a llegar en un momento en que el fusible que tiene va a tronar y va a comenzar a salir el agua, eso es un ventaja”.

Indicó que actualmente se trabaja para modificar la normatividad en la materia para que edificaciones de altura cuenten con sistemas de rociadores.

El Coordinador Municipal de Protección Civil y Bomberos de Zapopan expuso que con la reforma a la Ley de Protección Civil del Estado de Jalisco en el año 2007, obliga a que este tipo de construcciones cuenten con un estudio general de riesgo y con la autorización del Estado y del municipio. “Este logro permitiría que pudiéramos intervenir y comenzar a tomar decisiones en la parte de la seguridad, en el proyecto del proceso constructivo y una vez que estén operando, todos los edificios estén funcionando con sistemas de seguridad pasivos y activos”, refirió.

02a andares 3

 

EDIFICIOS ANTIGUOS Y SISMOS EN ZAPOPAN

Pero el riesgo no sólo va con lo moderno, en cambio en las edificaciones antiguas con niveles de al menos cuatro pisos -en su mayoría de oficina y vivienda- carecen de un sistema de protección interno, sin embargo están obligadas a recibir entrenamiento, contar con dispositivos de emergencia, señalamientos, extintores y formación de brigadas.

Indicó que el 22 de abril del año en curso se aprobaron en Sesión de Cabildo del Ayuntamiento de Zapopan once guías técnicas para la implementación de medidas de seguridad en inmuebles de tipo horizontal y vertical.

Para contar con planes y proyectos propios para edificar en zonas seguras, la Dirección Municipal de Protección Civil y Bomberos mantiene proyectos visionarios de tipo sísmico, por un lado contar con estudios propios y con una Red Sísmica.

Los tratos se realizarán con empresas internacionales y con la Universidad de Guadalajara (UdeG), en éste último ya cuentan con avances significativos.
El coordinador municipal, Sergio Ramírez López, adelantó a EL OCCIDENTAL sobre los trabajos que realizan tanto a nivel internacional como local para contar con una metodología propia de edificación a fin de prevenir contingencias en caso de sismos.

En agosto próximo, Zapopan será la tercera ciudad de América Latina y primera de México en firmar un convenio con una empresa internacional de ingeniería sísmica, el proyecto será financiado por una ONG Internacional.

El objetivo será analizar e identificar el comportamiento sísmico en el municipio relacionado con la infraestructura de los inmuebles: “Para hacer escenarios sobre el municipio de Zapopan, que nos permita identificar cuáles serían las condiciones que se presentarían en caso de un sismo de diferentes magnitudes en cada uno de los sectores que tiene el municipio”.

Para dicho estudio geosísmico, explicó que se elegirá primero un sector que muestre las diferentes características estructurales que hay en Zapopan, para desarrollar una metodología de análisis propio de evaluación, a partir ahí, evaluar otras zonas.

A partir del sismo registrado en mayo del 2016 con una intensidad de 4.8 grados, con epicentro en Jardines de Nuevo México, la Unidad de Protección Civil de Zapopan inició con la georreferenciación y a realizar dictámenes estructurales con base en reportes de la ciudadanía.

El Comandante detalló que en la línea de la avenida Patria y Vallarta en diagonal hasta Nuevo México encontraron varios puntos afectados, en tanto en Andares “no hay un sólo reporte de daño en esa zona, termina la zona de Andares pasa el Centro de Zapopan y comenzamos a ver muchos de vuelta puntos, ésa parte nos refleja un poco las condición de las estructuras que tenemos en el municipio”.

Con la UdeG se cuenta con un proyecto para fortalecer la Red Sísmica para identificar el comportamiento de las fallas geológicas -algunas ya detectadas-, calcular la magnitud de los sismos y la zona donde se pueda presentar

“Esta información es base para que con relación al tipo de construcción que existe en el municipio, se pueda elaborar una metodología real de cuál sería el comportamiento o los escenarios posibles en caso de que se presenten algún sismo de los que se estén calculando”.

Sostuvo el comandante Sergio Ramírez trabajar en políticas públicas para temas de construcción con base en una metodología de edificación acorde al tipo de suelo que se tiene en el municipio de Zapopan.

Actualmente se cuenta con una estación sísmica, sin embargo el proyecto es que la Red Sísmica cuente con tres estaciones y dos acelerógrafos en zonas cercanas de las fallas geológicas para mantener monitoreo permanente, además se trabaja en la instalación provisional de 50 estaciones sísmicas en la zona del Bosque de La Primavera para el monitoreo; en los próximos tres meses se estará analizando los resultados.  “Se hacen simulaciones de baja escala de la actividad física y eso permite ir identificado el comportamiento sin esperar  a que pase algún sismo real”, agregó.

1A Edificios

EDIFICIOS EN GUADALAJARA, OBLIGADOS A MEDIDAS INTERNAS

En caso de un desastre mayor o de un incendio en edificios altos, como el que ocurrió hace unas semanas en Londres, Guadalajara quedaría prácticamente indefensa, ya que los 463 bomberos que hay en este momento no son suficientes para atender todas las necesidades de la ciudad a los que se suma la carencias en equipos y escaleras especiales, señaló el director de Protección Civil y Bomberos de Tapatíos, Felipe de Jesús López Sahagún.

Uno de los grandes retos que tendrán que afrontar los bomberos con la evolución y el crecimiento de la ciudad, es sin duda alguna la construcción de diversos edificios, algunos de ellos más alto de lo permitido, otros dentro de lo que marcan los planes parciales, pero lo que más preocupa es que no hay suficientes escaleras para atender emergencias como las que se vivieron en Inglaterra y todos deberán de cumplir con una norma en cuanto a hidrantes, equipos contra incendios, entre otros, sin embargo no se tiene una cifra exacta de cuántas torres hay en el municipio.

“Tenemos diversos edificios (aunque no se tiene un dato preciso de cuántos hay ya en la ciudad porque cada día se inicia uno diferente), pero uno de los primeros fue el Hotel Hilton, el cual me tocó hacer la primera inspección hace más de 21 años y ya contaban con las medidas de seguridad que Bomberos de Guadalajara requería y conforme a la norma de seguridad para edificios y en los que se hacían operativos”, dijo.

Agregó que en este momento se tienen diversas construcciones como hoteles y los que tienen más de cinco pisos ya cuentan por ley con su red contra incendios, detectores de humo, de fugas de gas, pero también es muy importante saber que los hoteleros siempre deben de cumplir con la Norma Mexicana 01 de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, así como la 03 de la Secretaría de Gobernación que corresponde a Protección Civil.

López Sahagún indicó: “Tenemos alrededor de 24 edificios que están en construcción sobre avenida Américas, Terranova, avenida México y ellos, al momento que hacen sus trámites de licencia municipal, se les pide su trámite ante Obras Públicas en donde les piden algunos requerimientos y nosotros les pedimos que deben de presentar los planos arquitectónicos con la red fija contra incendios, salidas de emergencia, ruta de evacuación, ruta para personas discapacitadas, plantas de luz, ductos de aire acondicionado”, entre otras.

Mencionó que en el caso de los departamentos para vivienda, “sólo se están autorizando los verticales y en ese sentido cuando hacen los trámites deben de presentar sus planos con la red fija contra incendios, la red de gas LP en dónde se ubicarán” las salidas de emergencia y con esto Guadalajara se convierte en los pocos municipios que lo tienen como norma.

Ante este panorama reconoció que difícilmente se tendrá la cantidad de elementos para atender una emergencia de incendio en un edificio alto, como el que se dio en Londres hace unas semanas, ya que para ese tipo de conflagraciones se requieren de al menos 60 carros y escaleras, las cuales no se reúnen ni con todas las corporaciones, ya que los tapatíos son los únicos que cuentan con esos autos especiales.

“Siempre no van a ser suficientes todos los recursos, por ejemplo en ese incendio tenían 40 vehículos y no alcanzaron a pagar el incendio, en un país de primer mundo y nosotros en Guadalajara podremos juntar 60 vehículos entre todos, pero de todos ellos Guadalajara es el único que cuenta con cuatro escaleras, los demás municipios no lo tiene”, señaló.

Esto podría complicar una emergencia de ese tipo y agregó que en el caso de Nueva York, Manhattan, ni en Londres, ni en Dubai hay una escalera que alcance 40 a 50 pisos, porque son inseguras, no existen” y en Guadalajara ahora se busca tener una unidad más con escalera.

 

PROTECCIÓN CIVIL Y RED INTERNA CONTRA INCENDIOS: LÓPEZ RIVAS

El mayor Trinidad López Rivas, director de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco, es contundente y señala: “Todos los edificios de oficinas, multifamiliares u hoteles de más de 10 pisos deben contar con una red hidráulica interna contra incendios, extintores en cada piso y una brigada de seguridad entre los propios habitantes o usuarios de estas torres; y es que no hay escalera en el mundo que alcance más de 20 niveles para apagar siniestros”.

Luego de la tragedia del pasado 14 de junio en la Torre Grenfell de Londres, un edificio con más de 120 viviendas, donde perdieron la vida 79 personas y que ahora se conoce el incendio inició por un refrigerador defectuoso en el cuarto piso; en Jalisco, el mayor Trinidad López Rivas recordó que en México existe una Ley de Protección Civil que exige cada edificio cuente con una brigada interna de seguridad para dar respuesta inmediata mientras llega el apoyo externo.

“Los mismos ocupantes deben crear esa unidad, pero, ¿qué pasa si el Gobierno no se preocupa por revisar edificios y decirles que tienen algún riesgo, y que conformen su unidad para evitar incidentes o tragedias?”, cuestionó el Director, por eso dijo que cada unidad municipal de bomberos debe revisar esos edificios y cerciorarse que cumplan con esta norma, capacitar a los usuarios o habitantes, así como verificar cuente con la red hidráulica interna.

“Creo que pudieron evitar el incendio los mismos vecinos, no se sabe las causas, se dijo que pudo ser un corto circuito, no hay inicios de explosión, fue causa cotidiana; yo creo que los cuerpos de bomberos de ese lugar no tienen esa cultura de revisar los edificios”, opinó López Rivas, respecto a la tragedia en Londres.

Reiteró que en Jalisco un edificio de más de 10 pisos debe contar con todas las medidas de seguridad, pero sobre todo la cultura de la protección civil y estas capacitaciones a brigadistas para emergencias.

“Para que los vecinos se preparen y sepan qué hacer, porque en muchas partes del mundo la gente no está preparada”, agregó.

En Jalisco se cuenta por parte de la UEPCB con personal capacitado y equipo para atender incendios de grandes dimensiones; pero aseguró que en ningún país se cuenta con camiones y escaleras que alcancen los 20 pisos, las más altas son de 15 niveles ya que entre más altas más inseguras y ponen en riesgo al bombero y al rescatado.

En la Zona Metropolitana de Guadalajara desde hace cinco años se liberaron los permisos para la construcción vertical, muchos edificios de más de 10 niveles están en construcción, por lo que el Mayor mencionó que se revisará que cuenten con la red hidráulica contra incendios o se contemple en sus proyectos.

En el caso de hoteles en Puerto Vallarta, tanto de cinco estrellas como gran turismo, aseguró que desde 2001, cuando fue nombrado director general de la UEPCB, todos estos hoteles cuenten con las medidas que marca la NOM.