/ domingo 15 de diciembre de 2019

El Instituto Jalisciense de Cirugía Reconstructiva está sobresaturado

El hospital luce abarrotado y los pacientes incluso deben durar hora sin ayunas y sin un lugar para sentarse

La sobresaturación en los servicios de salud pública ya alcanzó al Instituto Jalisciense de Cirugía Reconstructiva (IJCR), donde no hay espacio ni para sentarse y los afectados generalmente son niños que acuden a citas subsecuentes por labio y paladar hendido.

EL OCCIDENTAL recorrió las instalaciones del hospital ubicado en avenida Federalismo, a unos metros de Circunvalación División del Norte en Guadalajara y encontró que desde temprano, incluso antes de las 7 horas, el sitio luce lleno.

Puedes leer:

Quienes acuden con frecuencia a citas semanales, mensuales o trimestrales, dependiendo del criterio de los especialistas y la necesidad de atención de sus pequeños que nacieron con labio y paladar hendido, afirman que los lunes y jueves el problema es mayor, pues esos días citan a más de medio centenar de pacientes menores de edad para atención en ortopedia maxilar, a donde deben acudir en ayunas y permanecer sin consumir alimentos hasta que son atendidos.

“Nos citan a las siete pero hay gente que llega mucho antes, sobre todo los que vienen de otros lugares, gente que sale de madrugada y llega aquí con los niños ya con hambre a ver qué ficha les toca y esperar”, explicó Olivia, madre de un adolescente que desde los primeros días de nacido comenzó a atenderse ahí.

La mujer, como prácticamente todos los padres de familia consultados, aseguran que el tratamiento en el IJCR es integral y los especialistas titulares, así como los médicos que están haciendo su internado, cuentan con formación adecuada, pero pidieron a la Secretaría de Salud Jalisco que mejore el sistema de citas, para evitar que los pacientes menores de edad lleguen a la misma hora y tengan que esperar a ser atendidos. “El problema es que citan a cincuenta niños o más a la misma hora y eso está muy mal, hay niños que si tienen de las primeras fichas se desocupan pronto, pero cuando les tocan de las últimas fichas duran más de cuatro horas sin comer”, agregó Jonathan.

Esa situación genera que además de saturación y falta de espacios para sentarse, los pasillos del IJCR sean “un mar de lágrimas”, pues desde recién nacidos, hasta adolescentes, se mantienen sin comer varias horas.

“Cuando son bebés les dicen que no pueden tomar leche desde la noche anterior y sólo en la madrugada los papás pueden darles un poco de té, porque si toman leche pueden vomitarse al momento de que les están revisando la boca y los bebés se la pasan llorando porque tienen hambre y los niños más grandes igual, no pueden comer, ni tomar nada, también para evitar que se vomiten”, agregó un mujer que lleva cuatro años acudiendo a consulta con su pequeño.

Entre los padres de familia consultados, coincidieron además que el servicio es económico y facilita la atención a quienes carecen de seguridad social como IMSS o ISSSTE cuando se requiere algún tipo de prótesis o “plaquita”, como le llaman ahí, pero llamaron a mejorar el sistema de citas, sobre todo “ahora que están de moda los derechos humanos, que se fijen cómo batallan los niños cada que vienen aquí y todo porque no hay control en las citas”, dijo otra madre de familia.

Para saber más

*La cirugía de labio y paladar hendido, así como la de reconstrucción mamaria son la insignia del IJCR.

*El IJCR realiza alrededor de 3 mil 400 cirugías al año en quirófano y 2 mil 500 en cirugía ambulatoria.

*Entre las cirugías estéticas más demandadas está la de aumento de mama, abdominoplastía y rinoplastia.

La sobresaturación en los servicios de salud pública ya alcanzó al Instituto Jalisciense de Cirugía Reconstructiva (IJCR), donde no hay espacio ni para sentarse y los afectados generalmente son niños que acuden a citas subsecuentes por labio y paladar hendido.

EL OCCIDENTAL recorrió las instalaciones del hospital ubicado en avenida Federalismo, a unos metros de Circunvalación División del Norte en Guadalajara y encontró que desde temprano, incluso antes de las 7 horas, el sitio luce lleno.

Puedes leer:

Quienes acuden con frecuencia a citas semanales, mensuales o trimestrales, dependiendo del criterio de los especialistas y la necesidad de atención de sus pequeños que nacieron con labio y paladar hendido, afirman que los lunes y jueves el problema es mayor, pues esos días citan a más de medio centenar de pacientes menores de edad para atención en ortopedia maxilar, a donde deben acudir en ayunas y permanecer sin consumir alimentos hasta que son atendidos.

“Nos citan a las siete pero hay gente que llega mucho antes, sobre todo los que vienen de otros lugares, gente que sale de madrugada y llega aquí con los niños ya con hambre a ver qué ficha les toca y esperar”, explicó Olivia, madre de un adolescente que desde los primeros días de nacido comenzó a atenderse ahí.

La mujer, como prácticamente todos los padres de familia consultados, aseguran que el tratamiento en el IJCR es integral y los especialistas titulares, así como los médicos que están haciendo su internado, cuentan con formación adecuada, pero pidieron a la Secretaría de Salud Jalisco que mejore el sistema de citas, para evitar que los pacientes menores de edad lleguen a la misma hora y tengan que esperar a ser atendidos. “El problema es que citan a cincuenta niños o más a la misma hora y eso está muy mal, hay niños que si tienen de las primeras fichas se desocupan pronto, pero cuando les tocan de las últimas fichas duran más de cuatro horas sin comer”, agregó Jonathan.

Esa situación genera que además de saturación y falta de espacios para sentarse, los pasillos del IJCR sean “un mar de lágrimas”, pues desde recién nacidos, hasta adolescentes, se mantienen sin comer varias horas.

“Cuando son bebés les dicen que no pueden tomar leche desde la noche anterior y sólo en la madrugada los papás pueden darles un poco de té, porque si toman leche pueden vomitarse al momento de que les están revisando la boca y los bebés se la pasan llorando porque tienen hambre y los niños más grandes igual, no pueden comer, ni tomar nada, también para evitar que se vomiten”, agregó un mujer que lleva cuatro años acudiendo a consulta con su pequeño.

Entre los padres de familia consultados, coincidieron además que el servicio es económico y facilita la atención a quienes carecen de seguridad social como IMSS o ISSSTE cuando se requiere algún tipo de prótesis o “plaquita”, como le llaman ahí, pero llamaron a mejorar el sistema de citas, sobre todo “ahora que están de moda los derechos humanos, que se fijen cómo batallan los niños cada que vienen aquí y todo porque no hay control en las citas”, dijo otra madre de familia.

Para saber más

*La cirugía de labio y paladar hendido, así como la de reconstrucción mamaria son la insignia del IJCR.

*El IJCR realiza alrededor de 3 mil 400 cirugías al año en quirófano y 2 mil 500 en cirugía ambulatoria.

*Entre las cirugías estéticas más demandadas está la de aumento de mama, abdominoplastía y rinoplastia.

Deportes

Chivas se impuso 3-1 a Mazatlán

El Rebaño es semifinalista de la Copa por México

Local

Jalisco está de luto

El Gobernador del Estado pide un minuto de silencio por las mil y un muertes por Covid-19

Sociedad

Avanzan en Puebla candados en publicidad de candidatos

Prohibirán propaganda de candidatos en transporte público y espectaculares

Política

Reforma judicial, en la congeladora del Senado

El objetivo de la iniciativa es combatir la corrupción y el nepotismo que se da entre los jueces y los magistrados

Política

Yo soy de izquierda, de la de a de veras: Israel Rivas

Israel Rivas, líder de los padres de familia de niños con cáncer, desde joven aprendió a luchar en Chiapas y para obtener la pensión de su papá

Gossip

Bad Bunny, el niño raro de reguetón

El reguetón es ya la propiedad de las masas, pero aún hay quien observa en Bad Bunny el lado más rupestre de la música

Sociedad

Federación va al rescate de Tabasco ante casos de coronavirus

Reportan saturación del 85 por ciento en el principal centro hospitalario para el de combate contra la pandemia en el estado

Gossip

Brooklyn nine nine se muda a la cárcel

La excéntrica oficina de la Comisaría 99 ya no será el escenario principal de la nueva temporada de la serie protagonizada por el detective Jake Peralta