imagotipo

El aplicar de manera parcial la NOM-046 es violencia institucional

  • Isaura López Villalobos
  • en Local

Violencia familiar, sexual y contra las mujeres son los criterios para la prevención y atención en Jalisco es violencia institucional.

Con la modificación de la normatividad, las adolescentes y mujeres víctimas de violencion sexual pueden acudir a las instancias de salud a solicitar la interrumpción del embarazo sin necesidad de acudir a una agencia ministerial, señaló la secretaria nacional de Gobierno y enlace legislativo del PRD, Verónica Juárez Piña.

“Por esta causal pueden asistir, sin embargo me parece que tenemos que seguir impulsando en su implementación para que está sea una realidad terminar con muchos tabúes, la ley es la ley, y debe cumplirse”.

Lamentó que en el Poder Legislativo de Jalisco votara en contra y estableciera un punto de acuerdo a uno de los puntos de la NOM-046, que estable que adolescentes mayores de 12 año puedan asistir a la interrupción del embarazo en caso violación.

“Me parece entonces que desde ahí ya tenemos un problema, porque quiénes son los encargados de legislar con una perspectiva de género y con una circunstancia en donde ni la ideología ni las religiones, es decir de una manera laica estén legislando, lo que estamos viendo es una aberración”.

En Jalisco fallecen una veintena de mujeres que acuden a interrumpir el embarazo en espacios clandestinos, advierte Juárez Piña, esto por temor, estigmatización y señalización social.

En el marco del Foro “Alerta de Violencia contra las Mujeres a un año, balance” la perredista mencionó que las mujeres víctimas de violación pueden interrumpir el embarazo como lo marca la normatividad como un derecho.

“En principio no se detiene porque obligar a ser madre en un momento en donde ella no lo definió, en dónde viene por una agresión de quién sabe de qué persona y que además de que corta con una serie de circunstancias en su vida como puede ser profesional y personal, sus proyectos y que decir de las que son adolescentes y niñas en él es su cuerpo todavía no está suficientemente preparado”.

La perredista se pronunció porque en Jalisco se legisle para que las mujeres decidan de manera libre sobre su cuerpo.

Por lo pronto, señaló que la Secretaría de Salud tiene la obligación de acatar la NOM 046 y no revictimizar las pacientes víctimas de violención sexual.

Con la modificación a la NOM 046, publicado en el primer bimestre del 2016, estable que caso de embarazo por violación “las instituciones públicas prestadoras de servicios de atención médica, deberán prestar servicios de interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por ley, conforme a lo previsto en las disposiciones jurídicas de protección a los derechos de las víctimas, previa solicitud por escrito bajo protesta de decir verdad de la persona afectada de que dicho embarazo es producto de violación.

En caso de ser menor de 12 años de edad, a solicitud de su padre y/o su madre, o a falta de éstos, de su tutor o conforme a las disposiciones jurídicas aplicables.

El personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante, entendiéndose su actuación, basada en el principio de buena fe a que hace referencia el artículo 5, de la Ley General de Víctimas”.

En todos los casos, estable la norma, se deberá brindar a la víctima, en forma previa a la intervención médica, información completa sobre los posibles riesgos y consecuencias del procedimiento para garantizar que la decisión sea informada conforme a las disposiciones aplicables.