/ sábado 23 de noviembre de 2019

Desaparecen 14 jóvenes por día y los casos van en aumento

Académicos y especialistas fueron hasta la concepción del problema, desde la desaparición propia de la persona, a veces localizada ya sin vida y otras no, pasando a formar parte de la estadística de los desaparecidos

Que ha fallado el estado en reparar el daño a las víctimas de la desaparición forzada, sostienen investigadores de la Universidad de Guadalajara. Además de la privación ilegal de la libertad, les han privado de la vida y otros derechos, pero además a sus familiares les han “pisoteado” sus derechos.

En el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) se realizó un coloquio de investigación para analizar el aumento de este problema, con la presencia de los familiares. “Desaparición forzada de personas”, llevó como título y fue organizado por el Laboratorio de Estudios Sobre Violencia del Departamento de Sociología del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), que tiene lugar en la sede Los Belenes de este plantel de la Universidad de Guadalajara.


Chécalo:



Ahí se hizo énfasis en que el estado mexicano ha sido incapaz de reparar el daño de las personas que tienen algún familiar desaparecido y, por el contrario, les dejan a las víctimas la responsabilidad de investigar, excavar y hallar fosas para encontrarlos.

Académicos y especialistas fueron hasta la concepción del problema, desde la desaparición propia de la persona, a veces localizada ya sin vida y otras no, pasando a formar parte de la estadística de los desaparecidos.

El académico del Departamento de Filosofía del CUCSH, doctor Ramiro Contreras Acevedo, señaló que el Estado dejó de cumplir una de sus funciones, que es la de garantizar la seguridad de las personas; aunque esto no es aceptado desde los tres ámbitos de gobierno y, más aún, han disminuido el presupuesto encaminado a asegurar los derechos sociales.

Destacó el universitario: “Los ciudadanos no podemos hacer nada para evitar que nos desaparezcan. No es esa la cuestión, sino qué puede hacer el Estado a quien yo le confié la seguridad, y ¿qué es lo que ha hecho? Nada. ¿Qué es lo que sí podemos hacer como ciudadanos? Exigir que nos diga qué hizo para dar seguridad, pero eso va de la mano con los presupuestos. Los derechos sociales son directamente proporcionales al diseño de políticas públicas para conseguirlos”.

La especialista en Ciencias Forenses y miembro del Comité Universitario de Análisis sobre Asuntos de Interés Público en materia de Desaparición de Personas, maestra Dayane Ortiz Torres, dijo que lejos de ir a la baja y de que los tres ámbitos de gobierno den solución a los 40 mil casos de desaparecidos, éstos incrementan, y refirió la estadística de 14 personas que desaparecen todos los días.

“Aumentan no sólo las desapariciones, sino las fosas clandestinas, los homicidios. Todo el país es un panteón. Me parece gravísimo que las personas que padecen esta situación y no saben qué pasa con su familiar, se sientan con esa esperanza de que aparezcan fosas y que ahí pueda estar, es absurdo que se sientan con esa esperanza. Toda la sociedad estamos en ese hoyo”, resaltó Ortiz Torrez.

Los medios de comunicación y la sociedad -comentó- solamente cuantifican a las 40 mil personas desaparecidas, pero no consideran que atrás de eso hay 40 mil familias buscando todos los días, y cuestionó por qué las familias son las que tienen que escarbar en la tierra para encontrar a sus seres queridos, cuando es una atribución que le corresponde al Estado.

Ella denunció: “¿Por qué hay mamás y familias con picos y palas buscando a sus hijos? Es por falta de la capacidad e interés del Estado”.

La Coordinadora del colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco, Guadalupe Aguilar, declaró que los familiares están desilusionados por el tratamiento que el gobierno federal le ha dado al problema de los desaparecidos y asesinados por el crimen organizado y las fuerzas federales, pues esperaban una postura más firme para hacer justicia.

“Teníamos muchas ilusiones en el gobierno federal, pero todas se han ido acabando poco a poco, empezando por su idea de ‘Perdón y olvido’, en la que no estamos de acuerdo. Estamos a punto de agarrar un fusil y no es posible que nos digan ‘Perdón y olvido’. Nosotros no tenemos un duelo, el duelo es cuando alguien se muere y sabes que no lo vas a volver a ver, nosotros estamos con el signo de interrogación y la esperanza latente de saber qué pasó y saber algún día de ellos”, destacó la activista.

Que ha fallado el estado en reparar el daño a las víctimas de la desaparición forzada, sostienen investigadores de la Universidad de Guadalajara. Además de la privación ilegal de la libertad, les han privado de la vida y otros derechos, pero además a sus familiares les han “pisoteado” sus derechos.

En el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) se realizó un coloquio de investigación para analizar el aumento de este problema, con la presencia de los familiares. “Desaparición forzada de personas”, llevó como título y fue organizado por el Laboratorio de Estudios Sobre Violencia del Departamento de Sociología del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), que tiene lugar en la sede Los Belenes de este plantel de la Universidad de Guadalajara.


Chécalo:



Ahí se hizo énfasis en que el estado mexicano ha sido incapaz de reparar el daño de las personas que tienen algún familiar desaparecido y, por el contrario, les dejan a las víctimas la responsabilidad de investigar, excavar y hallar fosas para encontrarlos.

Académicos y especialistas fueron hasta la concepción del problema, desde la desaparición propia de la persona, a veces localizada ya sin vida y otras no, pasando a formar parte de la estadística de los desaparecidos.

El académico del Departamento de Filosofía del CUCSH, doctor Ramiro Contreras Acevedo, señaló que el Estado dejó de cumplir una de sus funciones, que es la de garantizar la seguridad de las personas; aunque esto no es aceptado desde los tres ámbitos de gobierno y, más aún, han disminuido el presupuesto encaminado a asegurar los derechos sociales.

Destacó el universitario: “Los ciudadanos no podemos hacer nada para evitar que nos desaparezcan. No es esa la cuestión, sino qué puede hacer el Estado a quien yo le confié la seguridad, y ¿qué es lo que ha hecho? Nada. ¿Qué es lo que sí podemos hacer como ciudadanos? Exigir que nos diga qué hizo para dar seguridad, pero eso va de la mano con los presupuestos. Los derechos sociales son directamente proporcionales al diseño de políticas públicas para conseguirlos”.

La especialista en Ciencias Forenses y miembro del Comité Universitario de Análisis sobre Asuntos de Interés Público en materia de Desaparición de Personas, maestra Dayane Ortiz Torres, dijo que lejos de ir a la baja y de que los tres ámbitos de gobierno den solución a los 40 mil casos de desaparecidos, éstos incrementan, y refirió la estadística de 14 personas que desaparecen todos los días.

“Aumentan no sólo las desapariciones, sino las fosas clandestinas, los homicidios. Todo el país es un panteón. Me parece gravísimo que las personas que padecen esta situación y no saben qué pasa con su familiar, se sientan con esa esperanza de que aparezcan fosas y que ahí pueda estar, es absurdo que se sientan con esa esperanza. Toda la sociedad estamos en ese hoyo”, resaltó Ortiz Torrez.

Los medios de comunicación y la sociedad -comentó- solamente cuantifican a las 40 mil personas desaparecidas, pero no consideran que atrás de eso hay 40 mil familias buscando todos los días, y cuestionó por qué las familias son las que tienen que escarbar en la tierra para encontrar a sus seres queridos, cuando es una atribución que le corresponde al Estado.

Ella denunció: “¿Por qué hay mamás y familias con picos y palas buscando a sus hijos? Es por falta de la capacidad e interés del Estado”.

La Coordinadora del colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco, Guadalupe Aguilar, declaró que los familiares están desilusionados por el tratamiento que el gobierno federal le ha dado al problema de los desaparecidos y asesinados por el crimen organizado y las fuerzas federales, pues esperaban una postura más firme para hacer justicia.

“Teníamos muchas ilusiones en el gobierno federal, pero todas se han ido acabando poco a poco, empezando por su idea de ‘Perdón y olvido’, en la que no estamos de acuerdo. Estamos a punto de agarrar un fusil y no es posible que nos digan ‘Perdón y olvido’. Nosotros no tenemos un duelo, el duelo es cuando alguien se muere y sabes que no lo vas a volver a ver, nosotros estamos con el signo de interrogación y la esperanza latente de saber qué pasó y saber algún día de ellos”, destacó la activista.

Local

En las últimas horas se han notificado más de 300 casos por Covid-19

La cifra se duplicará al contabilizar los datos de la estrategia Radar Jalisco

Local

Durante la pandemia el celular se vuelve adictivo

El uso problemático de este dispositivo se presenta con mayor frecuencia en jóvenes de entre 18 y 22 años

Local

Audiencia de Naasón Joaquín, la difieren para el 6 de agosto

Esta resolución se ha atrasado debido a la pandemia por Covid-19

Futbol

Cruz Azul presenta a Ignacio Rivero

El mediocampista no se presiona y, por el contrario, tiene claro su objetivo en la capital

Política

Eliminación de fuero en Puebla tiene destinatarios

Opositores a Barbosa están en lista de probables afectados por la reforma

Política

Exhiben en Chihuahua red de desvíos en el caso Duarte

A través de empresarios, partidos, funcionarios y amigos distrajeron varios miles de millones de pesos

Gossip

La maldición de Glee ataca de nuevo

Sonados han sido los casos de suicidio, drogas, abuso, racismo, posesión de pornografía infantil y hasta violación, que han truncado la vida de algunos de los protagonistas de la exitosa serie

Cine

Imcine propone un nuevo fondo de apoyo al cine

Imcine ha realizado 12 mesas de trabajo con miembros de la industria para fortalecer al Fidecine

Gossip

Verónica Castro regresa al cine como abuelita de Jesús Zavala

La actriz, junto a Héctor Bonilla, encabeza el elenco de la comedia romántica cuya pareja protagonista está integrada por Jesús Zavala y Ximena Romo