imagotipo

Van por reparación transformadora del daño en el caso Imelda, primer feminicidio en Jalisco

  • El Occidental
  • en Local

El Ministerio Público y los abogados de la familia de Imelda Virgen -el primer caso de feminicidio en Jalisco, un caso emblemático- van por la reparación integral y transformadora del daño, que de darse sentará un precedente a nivel estatal y nacional, ya que no es sólo compensatorio, sino de garantías en los derechos humanos, donde el Estado tiene la obligación “de reparar por sus omisiones y porque no logró su derecho de Imelda de tener una vida libre de violencia”.

Inclusive una de las reparaciones puede ser la disculpa del alto funcionario (Gobernador), “diciendo nos disculpamos con las familias porque no cumplimos con una vida libre de violencia”.

Los magistrados de la décimo sala están “ante un hecho histórico de marcar precedente de que por primera vez en Jalisco tengamos una reparación integral conforme a los estándares internacionales a los que está obligado el Estado mexicano y todos los funcionarios y magistrados”, señaló la abogada coadyuvante del caso de Imelda violada y asesinada hace cinco años, siendo el primer caso de feminicidio en Jalisco, Alejandra Cartagena López, también de Cladem México.

Ayer, familiares y la abogada estuvieron en el Supremo Tribunal de Justicia para hacer visible el caso de Imelda, asesinada en 2012 por su esposo que contrató a tres personas para que la violaran y mataran.

La abogada Cartagena indicó que ya hay una sentencia de 50 años contra los acusados, sin embargo apelaron y está en segunda instancia en la décima sala del STJE donde están solicitando que también determinen por la reparación integral-transformadora del daño.

La reparación integral, indicó, es la primera vez que se pide en el estado de Jalisco que consiste que la sentencia del campo algodonero que tiene el Estado mexicano habla que estas reparaciones integrales no son sólo reparaciones condenatorias, sino una reparación más integral, que tiene mucho que ver con una sentencia transformadora.

“Que esto que le pasó a Imelda no le vuelva a pasar a otras familias y a otras mujeres y a otras niñas. Una de las cosas más importantes es esta verdad, justicia, reparación integral por parte del Estado, si bien es cierto que los sentenciados tienen obligación de reparar, sin embargo el Estado también tiene obligación de reparar por sus omisiones y porque no logró el derecho de Imelda de tener una vida libre de violencia”.

Esta garantía de no repetición, es muy amplia y general, son garantías que “debemos tener las mujeres y niñas de no ser asesinadas y violentadas”, manifestó la abogada en entrevista.

“Tenemos claro que los magistrados conocen los estándares internacionales y que están formados y capacitados en perspectiva de género y en derechos humanos y sólo venimos a decirles que estamos aquí, apoyando y vigilantes no sólo la familia de Imelda sino todas las redes que son parte clave a nivel nacional e inclusive internacional al poner el caso de Imelda en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Es uno de los casos que abrió la alerta de género a nivel estatal y federal”.

Es un caso muy emblemático no sólo en el Estado sino en el país. Los magistrados están ante este hecho histórico de la reparación integral. La reparación integral que sería la primera en el estado fue solicitada en sus conclusiones el ministerio público como nosotros como coadyuvantes.

La reparación es de garantías de no repetición a los que el Estado está obligado.

“No sólo hablamos de la reparación compensatorio, cuando hablamos de violación de garantías de derechos humanos, inclusive una de las reparaciones puede ser la disculpa del alto funcionario (Gobernador), “diciendo nos disculpamos con las familias porque no cumplimos con una vida libre de violencia”, detalló.

Sería el Gobernador como la máxima autoridad, esto es un ejemplo. Tiene que ser una reparación transformadora, no sólo para la familia de Imelda que tuvo que cambiar su proyecto de vida, su manera de vivir y convivir, inclusive de perder trabajos, enfermarse. Están obligados porque el Estado falló.

5 años de primer feminicidio

Este jueves se reunirán con el presidente del Poder Judicial del Estado a petición de la familia. La maestra Alejandra Cartagena López, vicecoordinadora de CLADEM México y abogada coadyuvante del primer feminicidio y violación de la maestra Imelda Virgen académica de la UdeG, dijo que visibilizar el caso de Imelda, es el objetivo de su presencia en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, se tiene una sentencia en primera instancia del caso de Imelda, sin embargo por cuestiones técnicas esta sentencia se apeló, aún cuando es condenatoria, se apeló tanto por los sentenciados –acusados.

Como es una sentencia de más de 50 años se tiene que revisar en una segunda instancia.

Visibilizar con nuestras mantas este caso, porque no hay una sentencia firme, vinimos hablar con los magistrados de la décima sala, que se haga una revisión de fondo. “Tenemos claro que tenemos los elementos claros para que esta sentencia quede firme, pero hay cosas técnicas desde la reparación integral y nos parece importante que los magistrados puedan checar y revisar de fondo”.