/ jueves 11 de marzo de 2021

“Nudo Mixteco” refleja el mundo discriminatorio

Ángeles Cruz estrenó su primer largometraje en el Miami Festival Film

México es un país altamente discriminatorio a todas las diferencias y diversidades, afirma la cineasta Ángeles Cruz, quien el pasado 9 de marzo estrenó su primer largometraje “Nudo Mixteco”, en el Miami Festival Film.

“Vivimos en un país tremendamente discriminatorio a todo lo que es diferente, a todo lo que es diverso". Y pone de ejemplo: “Los estímulos o fondos para cine realizado desde las zonas indígenas son infinitamente menores a las otras películas. La distribución y la exhibición es otro tope al que nos enfrentamos”.

En ese sentido, dice: “Ahora mismo el Gobierno federal y el Gobierno local de la Ciudad de México estuvieron asustados por una manifestación acerca de este ocho de marzo, eso indica que las cosas no están parejas, que hay muchas cosas por avanzar”.

Y puntualiza: “Simplemente el ser mujer ya es una condicionante de discriminación, ser indígena es una condicionante también de discriminación, ser lesbiana o gay también, elegir una vida diversa sexualmente también es una condicionante de discriminación”.

El abandono, el abuso y la diversidad sexual son temas que se entrelazan al contar la historia de tres mujeres indígenas en “Nudo Mixteco”. En plática, a pocas horas de que su realización, Ángeles Cruz valora el camino ganado internacionalmente pero también reflexiona sobre el terreno por recorrer. Asegura que a la complejidad por sobresalir como mujer cineasta se suma a la de ser indígena.

Expresa que el principal muro que ha tenido que romper en su carrera ha sido ser considerada como cineasta y no como trabajadora etnográfica del audiovisual.

Te recomendamos:

“Primero, la visibilización y que te reconozcan como cineasta. Pareciera que desde las comunidades indígenas somos trabajadoras del audiovisual en un sentido meramente antropológico y etnográfico. Todavía les cuesta reconocer nuestra parte artística”.

Indica que el reconocimiento de su labor se ve minorizado al darle el nivel meramente de “registro de lo que sucede en las comunidades y punto. La elaboración del sentido artístico, pareciera que tenemos que pedir permiso, siento que ahí todavía falta mucho camino por hacer.

“Todavía hay resistencias y yo siempre digo que una historia de triunfo no quiere decir que el suelo esté igual para todas porque siento que por muchos años e históricamente se nos ha desdeñado como realizadora cinematográficas emanadas de las comunidades indígenas”.

Sin embargo, señala que la desigualdad entre las grandes ciudades y las zonas indígenas son para hombres y mujeres, “hay un suelo demasiado disparejo y yo siempre lo he dicho, no hay ninguna equidad al respecto, sí es muy diferente ser una mujer con acceso a la educación, a la cultura, a los medios masivos de comunicación en una ciudad a ser una mujer en una comunidad indígena con el internet que no entra, qué no jala, con los pocos accesos de educación.

“En mi comunidad, en el siglo XXI, solo hay hasta secundaria, punto, no hay más, tú tienes que emigrar inmediatamente para poder estudiar una preparatoria, una carrera universitaria, olvídate de un doctorado, si queremos acceder a la educación de posgrado tienes que salir de tu comunidad porque la educación no está pensada para nosotras ni nosotros. Evidentemente hay un rezago en todos sentidos, en el sentido económico”.

Ángeles Cruz ha realizado tres cortometrajes: La Carta (2014; La tiricia o de cómo curar la tristeza (2012;) y Arcángel (2018), todos bajo la narrativa de la vida indígena, la marginación, el abuso sexual, la tradición, el machismo y la diversidad sexual entre mujeres. “Yo hablo de mi necesidad particular de contar mis historias, las historias que a mí me conmueven, que me tocan, de las cuales me estoy preguntando qué sucede en mí y con mi entorno.

“Lo que sucede en nuestras comunidades es lo que sucede también en el universo; estamos viendo por ejemplo que Rusia, un país de primer mundo, tiene prohibida la homosexualidad, se castiga con cárcel el amor gay o sea no nada más estamos hablando de qué en condiciones de mucho marginación y de mucha pobreza y de poco acceso a la educación, existen los prejuicios para la diversidad.

La también actriz señala que “hemos sido retratados desde los ojos de fuera, a las comunidades indígenas han venido cineastas de todos lados del mundo a retratarnos, a decirnos cómo somos o cómo deberíamos ser; a decirnos qué es lo que ven desde fuera. Yo pienso que cada quien habla del entorno que le corresponde o que le toca o que le llama la atención o que pretende descubrir”.

“Nudo Mixteco” se desarrolla dentro de la comunidad ficticio de San Mateo, pueblo de la Mixteca Oaxaqueña, con un casting indígena originario de la comunidad de Guadalupe Victoria, así como la participación de Miriam Bravo, Sonia Pobo y Noé Hernández.

Los diálogos del film son en español y mixteco y no en inglés, para asegurar su comercialización. Al respecto, la realizadora comenta que “en mi comunidad se habla el mixteco y se habla el español. Mi tirada al hacer cine es hablar de mi realidad y no de la realidad de otros y el inglés no está dentro de mi realidad, no por el momento.

Foto. Cortesía | Miami Festival Film


“Le soy fiel a lo que yo soy. Yo soy ese territorio mezclado entre mixteco, entre el español, entre los usos y costumbres, entre romper la tradición y soy una mujer contemporánea de este siglo que se está preguntando también muchas otras cosas. Yo me siento muy orgullosa del lugar al que pertenezco y pienso que ese territorio (lingüístico) nos pertenece y que la sonoridad de nuestras lenguas tienen que escucharse en todo el mundo”.

“Nudo Mixteco se estrenó el pasado nueve de marzo en el Miami Film Festival, posteriormente se presentará en la ciudad de San Diego, California, en el Latino Film Festival; posteriormente viajará a diversos festivales europeos en el mes de abril y cerrará en nuestro país en la segunda mitad de este año; se espera que en México tenga su estreno de manera presencial.

México es un país altamente discriminatorio a todas las diferencias y diversidades, afirma la cineasta Ángeles Cruz, quien el pasado 9 de marzo estrenó su primer largometraje “Nudo Mixteco”, en el Miami Festival Film.

“Vivimos en un país tremendamente discriminatorio a todo lo que es diferente, a todo lo que es diverso". Y pone de ejemplo: “Los estímulos o fondos para cine realizado desde las zonas indígenas son infinitamente menores a las otras películas. La distribución y la exhibición es otro tope al que nos enfrentamos”.

En ese sentido, dice: “Ahora mismo el Gobierno federal y el Gobierno local de la Ciudad de México estuvieron asustados por una manifestación acerca de este ocho de marzo, eso indica que las cosas no están parejas, que hay muchas cosas por avanzar”.

Y puntualiza: “Simplemente el ser mujer ya es una condicionante de discriminación, ser indígena es una condicionante también de discriminación, ser lesbiana o gay también, elegir una vida diversa sexualmente también es una condicionante de discriminación”.

El abandono, el abuso y la diversidad sexual son temas que se entrelazan al contar la historia de tres mujeres indígenas en “Nudo Mixteco”. En plática, a pocas horas de que su realización, Ángeles Cruz valora el camino ganado internacionalmente pero también reflexiona sobre el terreno por recorrer. Asegura que a la complejidad por sobresalir como mujer cineasta se suma a la de ser indígena.

Expresa que el principal muro que ha tenido que romper en su carrera ha sido ser considerada como cineasta y no como trabajadora etnográfica del audiovisual.

Te recomendamos:

“Primero, la visibilización y que te reconozcan como cineasta. Pareciera que desde las comunidades indígenas somos trabajadoras del audiovisual en un sentido meramente antropológico y etnográfico. Todavía les cuesta reconocer nuestra parte artística”.

Indica que el reconocimiento de su labor se ve minorizado al darle el nivel meramente de “registro de lo que sucede en las comunidades y punto. La elaboración del sentido artístico, pareciera que tenemos que pedir permiso, siento que ahí todavía falta mucho camino por hacer.

“Todavía hay resistencias y yo siempre digo que una historia de triunfo no quiere decir que el suelo esté igual para todas porque siento que por muchos años e históricamente se nos ha desdeñado como realizadora cinematográficas emanadas de las comunidades indígenas”.

Sin embargo, señala que la desigualdad entre las grandes ciudades y las zonas indígenas son para hombres y mujeres, “hay un suelo demasiado disparejo y yo siempre lo he dicho, no hay ninguna equidad al respecto, sí es muy diferente ser una mujer con acceso a la educación, a la cultura, a los medios masivos de comunicación en una ciudad a ser una mujer en una comunidad indígena con el internet que no entra, qué no jala, con los pocos accesos de educación.

“En mi comunidad, en el siglo XXI, solo hay hasta secundaria, punto, no hay más, tú tienes que emigrar inmediatamente para poder estudiar una preparatoria, una carrera universitaria, olvídate de un doctorado, si queremos acceder a la educación de posgrado tienes que salir de tu comunidad porque la educación no está pensada para nosotras ni nosotros. Evidentemente hay un rezago en todos sentidos, en el sentido económico”.

Ángeles Cruz ha realizado tres cortometrajes: La Carta (2014; La tiricia o de cómo curar la tristeza (2012;) y Arcángel (2018), todos bajo la narrativa de la vida indígena, la marginación, el abuso sexual, la tradición, el machismo y la diversidad sexual entre mujeres. “Yo hablo de mi necesidad particular de contar mis historias, las historias que a mí me conmueven, que me tocan, de las cuales me estoy preguntando qué sucede en mí y con mi entorno.

“Lo que sucede en nuestras comunidades es lo que sucede también en el universo; estamos viendo por ejemplo que Rusia, un país de primer mundo, tiene prohibida la homosexualidad, se castiga con cárcel el amor gay o sea no nada más estamos hablando de qué en condiciones de mucho marginación y de mucha pobreza y de poco acceso a la educación, existen los prejuicios para la diversidad.

La también actriz señala que “hemos sido retratados desde los ojos de fuera, a las comunidades indígenas han venido cineastas de todos lados del mundo a retratarnos, a decirnos cómo somos o cómo deberíamos ser; a decirnos qué es lo que ven desde fuera. Yo pienso que cada quien habla del entorno que le corresponde o que le toca o que le llama la atención o que pretende descubrir”.

“Nudo Mixteco” se desarrolla dentro de la comunidad ficticio de San Mateo, pueblo de la Mixteca Oaxaqueña, con un casting indígena originario de la comunidad de Guadalupe Victoria, así como la participación de Miriam Bravo, Sonia Pobo y Noé Hernández.

Los diálogos del film son en español y mixteco y no en inglés, para asegurar su comercialización. Al respecto, la realizadora comenta que “en mi comunidad se habla el mixteco y se habla el español. Mi tirada al hacer cine es hablar de mi realidad y no de la realidad de otros y el inglés no está dentro de mi realidad, no por el momento.

Foto. Cortesía | Miami Festival Film


“Le soy fiel a lo que yo soy. Yo soy ese territorio mezclado entre mixteco, entre el español, entre los usos y costumbres, entre romper la tradición y soy una mujer contemporánea de este siglo que se está preguntando también muchas otras cosas. Yo me siento muy orgullosa del lugar al que pertenezco y pienso que ese territorio (lingüístico) nos pertenece y que la sonoridad de nuestras lenguas tienen que escucharse en todo el mundo”.

“Nudo Mixteco se estrenó el pasado nueve de marzo en el Miami Film Festival, posteriormente se presentará en la ciudad de San Diego, California, en el Latino Film Festival; posteriormente viajará a diversos festivales europeos en el mes de abril y cerrará en nuestro país en la segunda mitad de este año; se espera que en México tenga su estreno de manera presencial.

Cultura

Es diferente la edición 35 de la FIL en medio de la pandemia

El objetivo es reducir al máximo los contagios de Covid-19

Local

Acude Alfaro a votar en consulta popular por Pacto Fiscal

El objetivo es conocer qué se hace con los impuestos en Jalisco

Local

Inauguran primera etapa de Bosque Urbano de Tlaquepaque

Se hizo una inversión de 26 millones de pesos

Local

A la UdeG todo el apoyo, a los "pillos" ni un peso: Enrique Alfaro

Hay más dinero para escuelas, pero no más dinero para negocios privados

Local

Acude Alfaro a votar en consulta popular por Pacto Fiscal

El objetivo es conocer qué se hace con los impuestos en Jalisco

Local

Inauguran primera etapa de Bosque Urbano de Tlaquepaque

Se hizo una inversión de 26 millones de pesos

Cultura

Es diferente la edición 35 de la FIL en medio de la pandemia

El objetivo es reducir al máximo los contagios de Covid-19

Local

Robaron una laptop, dinero y los detuvieron

Los hechos ocurrieron en el cruce de la Avenida Golfo de Cortés y Avenida México

Policiaca

Balean a policía de Guadalajara al salir de su casa

Los hechos ocurrieron en la colonia El Moral, en el municipio de Tonalá