/ martes 17 de noviembre de 2020

Alfonso Herrera rompe tabúes en El baile de los 41

La cinta recrea la famosa redada en la que fueron detenidos hombres vestidos de mujer y en la que se dice participó Ignacio de la Torre, el yerno de Porfirio Díaz

En la sociedad mexicana existe una especie de pacto sobre cómo debe actuar un hombre, “y cualquier esbozo de una masculinidad sensible se tiene que cuestionar”, dice Alfonso Herrera. Esto ha permanecido arraigado durante siglos y por eso hablar sobre la homosexualidad en nuestro país sigue siendo un tabú.

De ahí la importancia de contar una historia como El baile de los 41, película dirigida por David Pablos en la que el actor interpreta a Ignacio de la Torre y Mier, el político mexicano y yerno de Porfirio Díaz que desapareció de la historia mexicana por su presunta homosexualidad.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Se sabe muy poco sobre Ignacio, precisamente porque el molde que rige a nuestra sociedad decidió meterlo en un baúl e invisibilizar su historia”, cuenta Herrera quien en la película da vida al personaje.

El baile de los 41 fue un hecho histórico que ocurrió el 17 de noviembre de 1901 en la calle La Paz (hoy conocida como Ezequiel Montes) de la colonia Tabacalera en la Ciudad de México, donde se reunieron un grupo de hombres, la mitad de ellos estaban vestidos de mujer y otros con trajes masculinos, todos fueron detenidos con el argumento de que su conducta atentaba contra la moral y las buenas costumbres.

Se dice que eran 42, pero el nombre de Ignacio de la Torre y Mier desapareció de los informes oficiales por ser el esposo de Amada Díaz, la hija del entonces presidente Porfirio Díaz..

Han pasado 119 años y parece que los prejuicios frente a la homosexualidad no han cambiado, reconoce el actor. “El adentrarme en esta sociedad porfiriana me hizo entender que el gran antagonista de esta historia son las costumbres, esta costumbre encorsetada que no permite a las personas vivir en libertad”.

Esa forma de pensar es la misma que ha impedido que el matrimonio igualitario se reconozca en todo el país, apenas 13 estados de la República lo han hecho. Y fueron esas mismas costumbres las que mantuvieron las terapias de conversión que apenas fueron prohibidas en la capital del país hace apenas cuatro meses.

“Se han dado pasos en la Ciudad de México y algunas entidades federativas, pero también 2019 fue un año bastante complejo en temas de crímenes de odio”, acota el actor, pues la organización civil dedicada a la defensa de los derechos humanos y la diversidad sexual, LetraS, registró 117 asesinatos contra la comunidad LGBT+, un 27% más con respecto al año anterior.

De ahí la importancia de conocer este hecho, de hablar sobre lo que no ha cambiado en nuestro país al referirnos a la homosexualidad. “Las estructuras sociales en México siguen siendo exactamente las mismas, y esta película no solamente muestra la homofobia que existe en el país; sino también muestra el clasismo, racismo y cómo eso prácticamente sigue siendo parte de nuestra sociedad”.

El baile de los 41 narra los últimos minutos de la redada ocurrida en la madrugada del 18 de noviembre de 1901. En realidad la cinta trata una historia de amor entre Ignacio de la Torre y Evaristo Rivas (interpretado por Emiliano Zurita), un burócrata al que el yerno de Porfirio Díaz invita a un club homosexual secreto poco tiempo después de haberse casado con Amada Díaz, que en la película interpreta la actriz Mabel Cadena.

“Al interesar a Ignacio de la Torre era importante mostrar sus vicios, sus claroscuros, porque era una persona sumamente ambiciosa que quería escalar políticamente, tener poder; él tenía uno de los imperios azucareros más importantes del mundo y por lo tanto era uno de los hombres más ricos del planeta.

Y esta asociación entre Porfirio Díaz e Ignacio tomando a Amada como moneda de cambio dejaba ver cómo funcionaban las cosas y la sociedad en esos tiempos”, explica el actor.

La película, dice Alfonso Herrera, busca generar discusión entre los espectadores, pero ante todo visibilizar la homosexualidad que existe en México. “Era importante contar eso y alejarnos de la caricatura, de la ridiculización de la comunidad LGBT y mostrar algo más aterrizado de lo que pudo haber sido el momento de la redada, el hecho histórico”.

El baile de los 41 fue financiada gracias a Cinépolis y Netflix, quienes fungieron como coproductores de esta historia. Llega a salas de todo el país el 19 de noviembre y en 2021 se estrenará en streaming.

En la sociedad mexicana existe una especie de pacto sobre cómo debe actuar un hombre, “y cualquier esbozo de una masculinidad sensible se tiene que cuestionar”, dice Alfonso Herrera. Esto ha permanecido arraigado durante siglos y por eso hablar sobre la homosexualidad en nuestro país sigue siendo un tabú.

De ahí la importancia de contar una historia como El baile de los 41, película dirigida por David Pablos en la que el actor interpreta a Ignacio de la Torre y Mier, el político mexicano y yerno de Porfirio Díaz que desapareció de la historia mexicana por su presunta homosexualidad.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Se sabe muy poco sobre Ignacio, precisamente porque el molde que rige a nuestra sociedad decidió meterlo en un baúl e invisibilizar su historia”, cuenta Herrera quien en la película da vida al personaje.

El baile de los 41 fue un hecho histórico que ocurrió el 17 de noviembre de 1901 en la calle La Paz (hoy conocida como Ezequiel Montes) de la colonia Tabacalera en la Ciudad de México, donde se reunieron un grupo de hombres, la mitad de ellos estaban vestidos de mujer y otros con trajes masculinos, todos fueron detenidos con el argumento de que su conducta atentaba contra la moral y las buenas costumbres.

Se dice que eran 42, pero el nombre de Ignacio de la Torre y Mier desapareció de los informes oficiales por ser el esposo de Amada Díaz, la hija del entonces presidente Porfirio Díaz..

Han pasado 119 años y parece que los prejuicios frente a la homosexualidad no han cambiado, reconoce el actor. “El adentrarme en esta sociedad porfiriana me hizo entender que el gran antagonista de esta historia son las costumbres, esta costumbre encorsetada que no permite a las personas vivir en libertad”.

Esa forma de pensar es la misma que ha impedido que el matrimonio igualitario se reconozca en todo el país, apenas 13 estados de la República lo han hecho. Y fueron esas mismas costumbres las que mantuvieron las terapias de conversión que apenas fueron prohibidas en la capital del país hace apenas cuatro meses.

“Se han dado pasos en la Ciudad de México y algunas entidades federativas, pero también 2019 fue un año bastante complejo en temas de crímenes de odio”, acota el actor, pues la organización civil dedicada a la defensa de los derechos humanos y la diversidad sexual, LetraS, registró 117 asesinatos contra la comunidad LGBT+, un 27% más con respecto al año anterior.

De ahí la importancia de conocer este hecho, de hablar sobre lo que no ha cambiado en nuestro país al referirnos a la homosexualidad. “Las estructuras sociales en México siguen siendo exactamente las mismas, y esta película no solamente muestra la homofobia que existe en el país; sino también muestra el clasismo, racismo y cómo eso prácticamente sigue siendo parte de nuestra sociedad”.

El baile de los 41 narra los últimos minutos de la redada ocurrida en la madrugada del 18 de noviembre de 1901. En realidad la cinta trata una historia de amor entre Ignacio de la Torre y Evaristo Rivas (interpretado por Emiliano Zurita), un burócrata al que el yerno de Porfirio Díaz invita a un club homosexual secreto poco tiempo después de haberse casado con Amada Díaz, que en la película interpreta la actriz Mabel Cadena.

“Al interesar a Ignacio de la Torre era importante mostrar sus vicios, sus claroscuros, porque era una persona sumamente ambiciosa que quería escalar políticamente, tener poder; él tenía uno de los imperios azucareros más importantes del mundo y por lo tanto era uno de los hombres más ricos del planeta.

Y esta asociación entre Porfirio Díaz e Ignacio tomando a Amada como moneda de cambio dejaba ver cómo funcionaban las cosas y la sociedad en esos tiempos”, explica el actor.

La película, dice Alfonso Herrera, busca generar discusión entre los espectadores, pero ante todo visibilizar la homosexualidad que existe en México. “Era importante contar eso y alejarnos de la caricatura, de la ridiculización de la comunidad LGBT y mostrar algo más aterrizado de lo que pudo haber sido el momento de la redada, el hecho histórico”.

El baile de los 41 fue financiada gracias a Cinépolis y Netflix, quienes fungieron como coproductores de esta historia. Llega a salas de todo el país el 19 de noviembre y en 2021 se estrenará en streaming.

Local

Rescatar editoriales independientes: Cristina Urrutia

La mexicana exhortó a los ciudadanos para que participen en proyectos culturales que sean autofinanciables

Local

Hace Contraloría 15 observaciones en servicios médicos del Ipejal

El tema de subrogados en servicios de salud de pensiones del estado está marcado por el desorden

Política

Descentralización de secretarías sin avance; no saben cuándo se mudarán

López Obrador llega a mitad de su sexenio sin concretar la reubicación de las entidades federales

Finanzas

Licenciados buscan empleo sin alcanzarlo

De los 2.3 millones de desempleados reportados por el Inegi, 53 por ciento tiene licenciatura o preparatoria

Justicia

Juez ordena detener a exsocio de Oceanografía

La orden de aprehensión, por fraude a la empresa Desarrollo en Educación Especializada, también es contra el entonces abogado de Shipping Group

Sociedad

Insabi asume su error: 4T compró medicinas que ya no se fabricaban

Atribuyen el error a que no se actualizaba desde 2014 el Compendio Nacional de Insumos Médicos

Finanzas

Convocan a resolver crisis de liderazgo en México

Líderes Mexicanos busca hacer periodismo que inspire, y muchos jóvenes lo han hecho, señaló su director Raúl Ferráez durante la celebración por los 30 años de la revista

Gossip

Nacho Vegas reencuentra la inspiración en tiempos de pandemia

Nacho Vegas enfrentó un bloqueo creativo que superó en la pandemia, el cantautor español presenta El don de la ternura que forma parte de Mundos inmóviles derrumbándose