imagotipo

Refrenda el gobierno de México compromiso para eliminar el lavado de dinero

  • Alejandro Durán
  • en Finanzas

ACAPULCO, Gro. (OEM-Informex).- Frente a la ola de ataques terroristas, como el ocurrido afuera del parlamento británico, el Gobierno mexicano ratificó su compromiso en combatir dicho flagelo a través de diferentes frentes como el combate al lavado de dinero, a pesar del recorte de 6.5 por ciento que registró el presupuesto de la Unidad de Inteligencia Financiera en este 2017.

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade, informó que el Gobierno mexicano, en alianza con la banca comercial, tiene en operación una amplia estrategia para identificar y sancionar operaciones financieras que involucren recursos provenientes de actividades ilícitas.

De esta manera, entrevistado en el marco de la 80 Convención Nacional Bancaria, el funcionario recordó que México forma parte de diferentes organismos, como el Grupo de Acción Financiera contra el Blanqueo de Capitales (GAFI), y su capítulo de Latinoamérica (Gafilat), al cual se sumó México en 2006.

“México tiene ya muchos años de haberse adherido a los principios del Grupo de Acción Financiera del grupo de GAFI, y ahorita, es más, justamente en un proceso de evaluación hemos venido fortaleciendo mucho las capacidades que, como Gobierno, que como economía, tenemos para brindar a nuestro sector financiero y a nuestro sector real de la participación de flujos de dinero que tengan un origen ilícito; tenemos un cada vez mayor número de reportes tanto de la banca, como del sector real, una mayor de número de quienes se identifican como guardianes dentro del sector real, para evitar este flujo de recursos y estamos desarrollando cada vez más capacidades para explotar de mejor manera los reportes que los bancos nos envían”, comentó.

Al respecto, cabe mencionar que uno de los brazos del Gobierno federal para identificar y combatir operaciones financieras ilícitas es la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la cual contará este año con un presupuesto de 196 millones de pesos, lo que implica una reducción de 6.5 por ciento con respecto a lo programado para 2016.