/ domingo 30 de junio de 2019

Se desintegran trajes de la Misión Apolo 11

“Al cabo de 50 años se sabe que el caucho se degrada, se endurece y se rompe”, explica la restauradora

CHANTILLY, EU.- En una mesa de un taller del Museo del Aire y del Espacio, en los alrededores de Washington, los guantes de Neil Armstrong aparentan estar casi intactos. Apenas se distingue el polvo lunar que los ensució hace 50 años.

Al lado, el casco de comunicación de su compañero de equipo Buzz Aldrin luce algo amarillento. El traje espacial de Michael Collins, el tercer astronauta de la misión Apolo 11, está casi inmaculado.

Pero la goma de silicona azul que recubre la yema de los dedos de los guantes de Armstrong, el primer hombre en caminar sobre la Luna, comenzó el proceso inevitable -por ahora invisible a simple vistade descomposición. El interior del traje de Collins sufre la misma suerte.

“Al cabo de 50 años se sabe que el caucho se degrada, se endurece y se rompe”, explica Lisa Young, restauradora especializada en objetos espaciales del anexo del Museo Smithsonian de Chantilly.

“Fueron fabricados para una sola utilización: ir a la Luna y volver. En los años 1960 los materiales eran nuevos. El interior en caucho debía durar apenas seis meses, y ya van 50 años”, dice esta mujer que era una niña cuando Armstrong y Aldrin pisaron el satélite de la Tierra, el 20 de julio de 1969.

En este taller vedado al público, visitado por la AFP el viernes, los restauradores se empeñan en atrasar -ya que no pueden impedir- el envejecimiento de estos objetos venerados por generaciones de entusiastas del espacio.

Lisa Young conoce íntimamente el traje de Armstrong, que tras haber recorrido todo Estados Unidos al regreso de la misión, fue expuesto en el Museo del Aire y del Espacio hasta 2006, para posteriormente iniciar su restauración en el taller.

Se lo expondrá nuevamente a partir del 16 de julio, día del 50 aniversario del despegue del Apolo 11.

No se puede hacer gran cosa para reparar estos trajes: están compuestos por 21 capas que no pueden ser recortadas.

CHANTILLY, EU.- En una mesa de un taller del Museo del Aire y del Espacio, en los alrededores de Washington, los guantes de Neil Armstrong aparentan estar casi intactos. Apenas se distingue el polvo lunar que los ensució hace 50 años.

Al lado, el casco de comunicación de su compañero de equipo Buzz Aldrin luce algo amarillento. El traje espacial de Michael Collins, el tercer astronauta de la misión Apolo 11, está casi inmaculado.

Pero la goma de silicona azul que recubre la yema de los dedos de los guantes de Armstrong, el primer hombre en caminar sobre la Luna, comenzó el proceso inevitable -por ahora invisible a simple vistade descomposición. El interior del traje de Collins sufre la misma suerte.

“Al cabo de 50 años se sabe que el caucho se degrada, se endurece y se rompe”, explica Lisa Young, restauradora especializada en objetos espaciales del anexo del Museo Smithsonian de Chantilly.

“Fueron fabricados para una sola utilización: ir a la Luna y volver. En los años 1960 los materiales eran nuevos. El interior en caucho debía durar apenas seis meses, y ya van 50 años”, dice esta mujer que era una niña cuando Armstrong y Aldrin pisaron el satélite de la Tierra, el 20 de julio de 1969.

En este taller vedado al público, visitado por la AFP el viernes, los restauradores se empeñan en atrasar -ya que no pueden impedir- el envejecimiento de estos objetos venerados por generaciones de entusiastas del espacio.

Lisa Young conoce íntimamente el traje de Armstrong, que tras haber recorrido todo Estados Unidos al regreso de la misión, fue expuesto en el Museo del Aire y del Espacio hasta 2006, para posteriormente iniciar su restauración en el taller.

Se lo expondrá nuevamente a partir del 16 de julio, día del 50 aniversario del despegue del Apolo 11.

No se puede hacer gran cosa para reparar estos trajes: están compuestos por 21 capas que no pueden ser recortadas.

Local

Sigue el minuto a minuto de la FIL Guadalajara 2019

La Feria es la construcción de puentes con otras culturas y otros idiomas, la cual recibe a más de 20 mil profesionales del libro provenientes de 47 países, más de 800 escritores de todo el mundo y tan solo el año pasado fue visitada por más de 818 mil personas, con la presencia de Portugal como invitado de honor: Raúl Padilla López

Policiaca

Compareció ante un juez el exsecretario de la Salud, Jaime Agustín "N"

Se realizó este miércoles la audiencia inicial de formulación de imputación y vinculación a proceso contra cuatro exfuncionarios de la OPD Servicios de Salud Jalisco de la pasada Administración

Policiaca

En una hora, se registran 3 homicidios en la ZMG

Los hechos ocurrieron en Tlajomulco, Tlaquepaque y El Salto

Policiaca

Mujer pierde la vida por incendio en la colonia Mezquitera

El siniestro se registró a las 00:05 horas de este jueves

Policiaca

En una hora, se registran 3 homicidios en la ZMG

Los hechos ocurrieron en Tlajomulco, Tlaquepaque y El Salto

Sociedad

Frenan aplicación de la vacuna triple viral

La Secretaría de Salud no está segura de su efectividad

Finanzas

Banxico advierte de riesgo financiero por ciberataques

El Banco Central recopila datos sobre las fallas de Prosa para determinar si sancionará a la empresa

Finanzas

El peso, la segunda moneda más fuerte en 2019

El tipo de cambio teórico debería ubicarse por debajo de los 18 pesos, pero los inversionistas todavía incluyen el "riesgo AMLO"

Sociedad

Abren los bancos de alimentos a migrantes

Estados Unidos devolvió a 51 mil 504 migrantes, en su mayoría de Centro América, a México