/ domingo 30 de junio de 2019

Se desintegran trajes de la Misión Apolo 11

“Al cabo de 50 años se sabe que el caucho se degrada, se endurece y se rompe”, explica la restauradora

CHANTILLY, EU.- En una mesa de un taller del Museo del Aire y del Espacio, en los alrededores de Washington, los guantes de Neil Armstrong aparentan estar casi intactos. Apenas se distingue el polvo lunar que los ensució hace 50 años.

Al lado, el casco de comunicación de su compañero de equipo Buzz Aldrin luce algo amarillento. El traje espacial de Michael Collins, el tercer astronauta de la misión Apolo 11, está casi inmaculado.

Pero la goma de silicona azul que recubre la yema de los dedos de los guantes de Armstrong, el primer hombre en caminar sobre la Luna, comenzó el proceso inevitable -por ahora invisible a simple vistade descomposición. El interior del traje de Collins sufre la misma suerte.

“Al cabo de 50 años se sabe que el caucho se degrada, se endurece y se rompe”, explica Lisa Young, restauradora especializada en objetos espaciales del anexo del Museo Smithsonian de Chantilly.

“Fueron fabricados para una sola utilización: ir a la Luna y volver. En los años 1960 los materiales eran nuevos. El interior en caucho debía durar apenas seis meses, y ya van 50 años”, dice esta mujer que era una niña cuando Armstrong y Aldrin pisaron el satélite de la Tierra, el 20 de julio de 1969.

En este taller vedado al público, visitado por la AFP el viernes, los restauradores se empeñan en atrasar -ya que no pueden impedir- el envejecimiento de estos objetos venerados por generaciones de entusiastas del espacio.

Lisa Young conoce íntimamente el traje de Armstrong, que tras haber recorrido todo Estados Unidos al regreso de la misión, fue expuesto en el Museo del Aire y del Espacio hasta 2006, para posteriormente iniciar su restauración en el taller.

Se lo expondrá nuevamente a partir del 16 de julio, día del 50 aniversario del despegue del Apolo 11.

No se puede hacer gran cosa para reparar estos trajes: están compuestos por 21 capas que no pueden ser recortadas.

CHANTILLY, EU.- En una mesa de un taller del Museo del Aire y del Espacio, en los alrededores de Washington, los guantes de Neil Armstrong aparentan estar casi intactos. Apenas se distingue el polvo lunar que los ensució hace 50 años.

Al lado, el casco de comunicación de su compañero de equipo Buzz Aldrin luce algo amarillento. El traje espacial de Michael Collins, el tercer astronauta de la misión Apolo 11, está casi inmaculado.

Pero la goma de silicona azul que recubre la yema de los dedos de los guantes de Armstrong, el primer hombre en caminar sobre la Luna, comenzó el proceso inevitable -por ahora invisible a simple vistade descomposición. El interior del traje de Collins sufre la misma suerte.

“Al cabo de 50 años se sabe que el caucho se degrada, se endurece y se rompe”, explica Lisa Young, restauradora especializada en objetos espaciales del anexo del Museo Smithsonian de Chantilly.

“Fueron fabricados para una sola utilización: ir a la Luna y volver. En los años 1960 los materiales eran nuevos. El interior en caucho debía durar apenas seis meses, y ya van 50 años”, dice esta mujer que era una niña cuando Armstrong y Aldrin pisaron el satélite de la Tierra, el 20 de julio de 1969.

En este taller vedado al público, visitado por la AFP el viernes, los restauradores se empeñan en atrasar -ya que no pueden impedir- el envejecimiento de estos objetos venerados por generaciones de entusiastas del espacio.

Lisa Young conoce íntimamente el traje de Armstrong, que tras haber recorrido todo Estados Unidos al regreso de la misión, fue expuesto en el Museo del Aire y del Espacio hasta 2006, para posteriormente iniciar su restauración en el taller.

Se lo expondrá nuevamente a partir del 16 de julio, día del 50 aniversario del despegue del Apolo 11.

No se puede hacer gran cosa para reparar estos trajes: están compuestos por 21 capas que no pueden ser recortadas.

Local

Adenawer González Fierros da positivo a Covid-19, confirman

Los rumores que se tenían desde hace varios días respecto a la salud del panista se constataron

Local

De cada diez pruebas por Covid-19, la mitad resultan positivas: Salud Federal

A nivel mundial, México pasó en las últimas horas del lugar once al diez por el número de enfermos confirmados

Local

“¡Por el derecho a vivir!”, se manifiestan familiares de niños con cáncer

Aseguran que los medicamentos llegan a cuentagotas o simplemente no llegan y muchos de ellos tienen que adquirirlos en el extranjero, pero a muy alto costo

Sociedad

[Exclusiva] Nunca voy a decir que un desaparecido está muerto: Rosario Piedra

Ayotzinapa se convirtió en “la mentira histórica”, afirma la titular de la CNDH, que en todo momento usa palabras de su madre, la líder del Comité Eureka y quien encabezó la lucha por los desaparecidos desde los años 70

Sociedad

México, con mayor tasa de letalidad en Covid-19

Supera a Estados Unidos y Brasil, alertó la Organización Panamericana de la Salud

Sociedad

Zamarripa, el fiscal estatal de Guanajuato cuestionado por ola de violencia

Zamarripa compareció ante los legisladores donde informó sobre los hechos ocurridos en el anexo

Sociedad

Confinamiento no es culpa del narco, responden estados a Segob

Descalifican videos donde supuestamente grupos delincuenciales obligan a los toques de queda

Mundo

El coronavirus ha mutado, alerta la OMS

Reconoce que ninguna vacuna contra el virus está suficientemente avanzada para pronosticar eficacia

Doble Vía

Gracias a Beethoven hallan células conceptuales en el cerebro

Estudio detalla que las neuronas individuales forman conceptos abstractos al escuchar la Novena sinfonía