/ miércoles 28 de marzo de 2018

Patitos de hule son potenciales monstruos de gérmenes, según estudio

Científicos estudiaron a los inocentes juguetes y descubrieron escalofriantes gérmenes potencialmente patógenos

Los patos expuestos al agua sucia tenían hongos y el 80% de todos los patos estudiados había desarrollado gérmenes potencialmente patógenos

La curiosidad de los científicos no tiene límites: investigadores suizos y estadounidenses estudiaron de cerca los patos de goma que flotan en los baños de pequeños, y a veces grandes, con resultados poco alentadores.

Un comunicado titulado "Los patitos feos del baño", publicado el martes por el consejo federal suizo, detalla sus conclusiones: cualquier objeto de plástico sumergido en un líquido ya contaminado por nuestras abluciones se convierte en una verdadera bomba de bacterias y hongos.

Un equipo de científicos del Instituto Eawag de Investigación sobre el Agua, de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y de la universidad estadounidense de Illinois dejaron nueve patos de goma durante once semanas en agua limpia y otro grupo en "agua de baño usada con restos de jabón, suciedad, sudor y bacterias propias del cuerpo humano".

Los patos expuestos al agua sucia tenían hongos y el 80% de todos los patos estudiados había desarrollado gérmenes potencialmente patógenos, especialmente legionela y otras bacterias muy resistentes.

El problema proviene sobre todo del interior del juguete, difícil de limpiar. "Cuando el niño aprieta la barriga para hacer salir agua, no es extraño que el chorro tenga un color oscuro", subraya el estudio.

"Esto puede reforzar sus defensas inmunitarias. En ese caso, es más bien positivo", dice muy seriamente el microbiólogo Frederik Hammes, de Eawag. Pero, subraya, "también puede provocar irritaciones de ojos y oídos o infecciones gastrointestinales más problemáticas".

¿Entonces hay que renunciar a los patos en el baño o limpiarlos en profundidad tras cada utilización?, se preguntan los investigadores. O bien, como recomienda alguno en internet ¿tapar los orificios de los patitos para que no entre ni salga agua?

Hammes sugiere una solución más científica: endurecer la reglamentación sobre los polímeros utilizados en la fabricación de todos los juguetes destinados al baño.

Los patos expuestos al agua sucia tenían hongos y el 80% de todos los patos estudiados había desarrollado gérmenes potencialmente patógenos

La curiosidad de los científicos no tiene límites: investigadores suizos y estadounidenses estudiaron de cerca los patos de goma que flotan en los baños de pequeños, y a veces grandes, con resultados poco alentadores.

Un comunicado titulado "Los patitos feos del baño", publicado el martes por el consejo federal suizo, detalla sus conclusiones: cualquier objeto de plástico sumergido en un líquido ya contaminado por nuestras abluciones se convierte en una verdadera bomba de bacterias y hongos.

Un equipo de científicos del Instituto Eawag de Investigación sobre el Agua, de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y de la universidad estadounidense de Illinois dejaron nueve patos de goma durante once semanas en agua limpia y otro grupo en "agua de baño usada con restos de jabón, suciedad, sudor y bacterias propias del cuerpo humano".

Los patos expuestos al agua sucia tenían hongos y el 80% de todos los patos estudiados había desarrollado gérmenes potencialmente patógenos, especialmente legionela y otras bacterias muy resistentes.

El problema proviene sobre todo del interior del juguete, difícil de limpiar. "Cuando el niño aprieta la barriga para hacer salir agua, no es extraño que el chorro tenga un color oscuro", subraya el estudio.

"Esto puede reforzar sus defensas inmunitarias. En ese caso, es más bien positivo", dice muy seriamente el microbiólogo Frederik Hammes, de Eawag. Pero, subraya, "también puede provocar irritaciones de ojos y oídos o infecciones gastrointestinales más problemáticas".

¿Entonces hay que renunciar a los patos en el baño o limpiarlos en profundidad tras cada utilización?, se preguntan los investigadores. O bien, como recomienda alguno en internet ¿tapar los orificios de los patitos para que no entre ni salga agua?

Hammes sugiere una solución más científica: endurecer la reglamentación sobre los polímeros utilizados en la fabricación de todos los juguetes destinados al baño.

Local

Diputadas reclaman que a 64 años del voto de la mujer sigue la violencia política

Señalaron que el feminismo debe ser “estruendoso, reclamar y sí es posible corregir los abusos. Mediar las voces de mujeres conservadoras con aquellas de quienes somos más progresistas”

Local

Suprema Corte otorga inamovilidad al magistrado José Carlos Herrera Palacios

Dio cuenta de ello la Comisión de Seguridad y Justicia del Congreso del Estado que preside el diputado Enrique Velázquez

Local

Inician repavimentación de calles usadas como rutas alternas por obras de la L3

Alfaro Ramírez reiteró su compromiso de que no dejará solos a los municipios tras de que el Gobierno Federal recortó o eliminó los apoyos a través de las participaciones y programas específicos

Ecología

En 20 años, energía en AL será 70% renovable

Según un estudio de la calificadora Moody’s, la generación en 2039 provendrá de fuentes no contaminantes, principalmente eólica y solar

Deportes

Mariana Arceo, busca su pase a sus primeros Juegos Olímpicos en Tokio 2020

La ahora nominada al Premio Nacional del Deporte, señaló que afortunadamente le llegó una mejor temporada que supo aprovechar para conquistar los logros soñados

Gossip

Biby Gaitán y María León arrasan con Chicago

El elenco se presentó frente a familiares colegas y prensa en su primera función

Política

Sistema anticorrupción, un reto: Javier Vargas

El titular de la Contraloría del Estado de México dice que la dependencia se reestructuró para hacerle frente al nuevo marco jurídico

Justicia

Civiles abatidos en Guerrero portaban arsenal

Los militares fueron atacados de frente por los presuntos delincuentes, asegura el fiscal del estado

Gossip

José José era mi ídolo: Mijares

Manuel Mijares recuerda con aprecio a El Príncipe de la canción